Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24 8 2005 Sociedad 43 Tecnología Internet y los niños no tienen por qué ser un binomio imposible debido a los peligros de la red. Existen páginas web seguras donde los más pequeños pueden jugar, alejados de contenidos violentos o pornográficos, mientras aprenden a utilizar el ciberespacio Japón desarrolla unos juegos que aumentan el coeficiente mental b La Bandai IQ Supli es una nueva máquina del tamaño de un teléfono móvil que propone desafíos de agilidad mental. De momento, no se comercializa en España MIGUEL CABANILLAS MADRID. La nueva Bandai IQ Supli, algo más de 20 euros. Resolver el rompecabezas que te propone esta maquinita, probablemente más de cinco minutos. Ver tu coeficiente intelectual aumentado al acabar la partida, no tiene precio. Esto es lo que deben de pensar los japoneses que emplean su tiempo libre en dar solución a estos desafíos mentales. Una fiebre que parece correr como la pólvora en el país asiático y que ha exportado a nuestro haber de pasatiempos el famoso Su Doku. La Bandai IQ Supli fue presentada en el último Tokyo Toy Show, la feria de juguetes más grande de Asia. Con el tamaño de un móvil, sus fabricantes aseguran que el uso de esta máquina digital puede aumentar el coeficiente intelectual del jugador. En su pequeña pantalla, aparecen, uno detrás de otro, miles de puzles desafiantes a la inteligencia del usuario. Desde la compañía japonesa, se afirma que la exposición a las preguntas entrena y refresca el cerebro Érase una red... segura para los niños TEXTO: VÍCTOR M. OSORIO MADRID. Aprender en verano jugando de forma segura. Internet es una fuente casi inagotable de posibilidades para todo tipo de personas, incluidos los niños, pero también contiene numerosos peligros a los que se pueden ver expuestos los más pequeños. Esta circunstancia hace necesarias páginas web seguras, lugares donde los niños puedan jugar y divertirse, mientras que los padres estén tranquilos con el contenido del que disfrutarán. Un ejemplo es www. childtopia. com, donde hay almacenados decenas de juegos diseñados por psicólogos infantiles para niños de entre dos y diez años. El sitio tiene un fin educativo y no muestra ningún tipo de contenido violento, sino actividades que se centran en desarrollar capacidades: la concentración, la memoria, el lenguaje, la observación... Pero Childtopia presenta varias características que hacen de esta página un lugar diferente. La más importante es que está disponible en cinco idiomas- -castellano, catalán, vasco, inglés y francés- -por lo que los niños pueden aprender varias lenguas mientras juegan. Además, hay información para padres, la posibilidad de realizar preguntas a psicólogos y se pueden descargar fichas educativas en pdf similares a las que se utilizan en los colegios. No obstante, las posibilidades del sitio se ven restringidas por las distintas formas de usarlo. La página ofrece 35 juegos gratis sin registrarse, 100 juegos y 300 fichas educativas una vez hecho un registro gratuito y 170 juegos y 300 fichas si se realiza una suscripción (la anual cuesta 12 euros) Su última novedad son los cuentos interactivos, de momento sólo Caperucita, con animaciones y una voz que narra la historia en los cinco idiomas citados. Apoyo de los padres El juego está destinado principalmente a jóvenes y mayores, pero los adultos no quedan exentos de los atractivos de este desafío a la mente. Incluso los padres japoneses han sido los primeros en apoyar esta nueva línea de máquinas electrónicas en su afán por que los niños avancen gracias a la educación. Hay un fuerte convencimiento de que estos puzles suministrarán unos pocos puntos extra en el coeficiente intelectual de sus pequeños. Desde Bandai se afirma que puede jugar todo el mundo, desde niños a ancianos. Pero van más allá y contemplan el juego como un modo de estrechar la cooperación entre padres e hijos, ya que los más pequeños pueden pedir pistas a los progenitores para resolver el puzle. También advierten de que se puede volver en contra de los padres al afirmar que puede también dar una oportunidad a los niños de reírse de los padres que no puedan resolver estos problemas Nintendo no se ha quedado atrás y ha lanzado al mercado dos juegos de estas características para la GameBoy DS: Training for Adults y Supple Brain Cram School Este último ha vendido ya más de un millón de copias. Algunos doctores en Japón han comenzado a ponerlos en sus salas de espera, pero en España aún no se comercializa. Childtopia. com y Chaval. es ofrecen diversión y aprendizaje para los niños mientras que los padres permanecen seguros del contenido al que acceden sus hijos Acceso directo a webs fiables El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo tiene también una página en la que los niños pueden encontrar enlaces a sitios aptos para ellos. Visitar el loco mundo de Los Lunnis, acceder a la originalidad de programas como Megatrix o Kombai, jugar con los personajes de Disney o dar un paseo por Micromadrid (el espacio para niños de la Comunidad de Madrid) son algunas de las posibilidades de www. chaval. es, que también ofrece un buen listado de links. Especialmente interesante resulta la opción de ponernos en la piel de un detective y dar un paseo por el Pequeño Thyssen para ir conociendo los cuadros y artistas de la pinacoteca, mientras tratamos de capturar al malvado Señor de las sombras Hay 260 millones de web pornográficas de libre acceso y los niños ya pasan más tiempo en internet que delante del televisor Más allá de los juegos y las páginas educativas, también hay sitios en la red que explican con un lenguaje sencillo qué es un correo electrónico o un chat, cómo luchar contra los virus informáticos o la forma de instalar un cortafuegos. Un lugar en el que iniciarse en todas estas cuestiones es www. internetsegura. net sizones, que ofrece respuestas cortas y claras para preguntas habituales de niños que están iniciando su andadura por la informática o, por qué no, mayores que hacen en ella sus primeras incursiones. Un posible dominio kid El Parlamento Europeo ha elaborado un informe en el que recomienda crear un nuevo dominio en internet, el kid con contenido para menores y que estaría sometido a un control regular por una autoridad independiente. De la misma forma, la Comisión Europea pretende poner en marcha un número telefónico gratuito para hacer llegar a las autoridades sitios web que puedan perjudicar a menores. Dos datos muestran la necesidad de más seguridad para los pequeños en internet: hay 260 millones de webs pornográficas de libre acceso y los niños ya pasan más tiempo en internet que delante del televisor.