Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24 8 2005 21 La comunidad suní rechaza el borrador de Constitución para Irak y agita el fantasma de la guerra civil Europa, arrasada por el fuego y las inundaciones en uno de los peores veranos de los últimos años Arik aventaja a Bibi en los sondeos J. C. JERUSALÉN. Días después de presentar su dimisión como ministro de Finanzas, Benjamín Netanyahu le tomó con cierta claridad la delantera a Ariel Sharón en su carrera por el liderazgo del Likud, clave para ser elegido candidato del partido en las elecciones generales que sin duda se adelantarán en los próximos meses. Ventaja ficticia, en cualquier caso, o así se demuestra ahora después de que la evacuación de Gaza, ideada por el actual primer ministro, se haya saldado con un notable éxito para el veterano líder israelí. Pese a contar con una importante oposición en su propio partido, los últimos sondeos publicados por los medios de comunicación israelíes otorgan una ventaja a Arik de casi ocho puntos sobre Bibi Algunos diputados le aconsejaron a Sharón el lunes en la Kneset que se retirara a dar de comer a sus borregos en su rancho del Neguev. Todo hace suponer que tendrán que esperar para ver a diario esa idílica imagen. Las cámaras de la estación de Stockwell funcionaban el día que murió Menezes Empleados del Metro de Londres contradicen la versión de Scotland Yard b La Comisión que investiga el caso concluirá su trabajo en Navidad y no hará público su informe hasta el fin de los posibles procesos contra agentes implicados EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Una nueva contradicción sobre las circunstancias de la muerte del brasileño Jean Charles de Menezes ocupó ayer el debate en el Reino Unido. Trabajadores de la estación de Metro de Stockwell, donde se produjo el incidente, aseguran ahora que al menos tres de las cuatro cámaras que hay en el andén funcionaban correctamente la mañana del 22 de julio, cuando los agentes especiales mataron a quien creían equivocadamente que era un terrorista. Esta evidencia niega la versión dada por Scotland Yard, que ha insistido en que las cámaras no funcionaban porque las cintas fueron extraídas tras los atentados fallidos del día anterior para determinar la identidad de los terroristas, tres de los cuales utilizaron esa parada de Metro. Incluso en esto existen contradicciones, pues algunas fuentes policiales citadas por la Prensa británica indican que se repusieron cintas nuevas, pero que están en blanco porque no funcionaron adecuadamente. Esto último se aduce también para la cámara que había en el vagón del Metro en el que Menezes fue alcanzado por ocho disparos. Ante la posibilidad de que se les acuse de no haber mantener el equipo de vigilancia en orden, los trabajadores de la estación de Stockwell han comunicado a la Comisión Independiente de Quejas a la Policía (IPCC en sus siglas inglesas) que tres de las cuatro cámaras de los andenes estaban en marcha, aunque desconocen si alguien vio en directo desde los monitores de control lo que sucedía. Consideran demasiada casualidad que cinco cámaras, incluida alta o en cuchicheos entre bastidores, la Hoja de Ruta y Estados Unidos. Bloques de asentamientos adornados por decenas de minicolonias esparcidas aquí y allá que arañan terreno ajeno con toda la intencionalidad política, geográfica y demográfica posible. Bloques protegidos por un muro ilegal, según la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que traza de manera unilateral, como reconoce el politólogo israelí Yossi Alpher, las nuevas fronteras de Israel, muy alejadas de las admisibles en cualquier proceso de paz La familia de Menezes llora y reza en una iglesia de Gonzaga, en Brasil la del vagón, fallaran ese día. Por otra parte, Richard Latham, representante de la IPCC, ha anunciado que los trabajos de la Comisión se prolongarán hasta Navidad y que el informe no se hará público hasta que se completen los posibles procesos legales o disciplinares contra los agentes implicados. El juez de instrucción del caso, John Sampson, ha pospuesto la investigación judicial hasta el mes de febrero. REUTERS La realidad, tal como es Ariel Sharón lo sabe. Mahmud Abbas, quien viajó ayer a El Cairo para reunirse de urgencia con Hosni Mubarak, lo sabe. George W. Bush lo sabe. Los israelíes de a pie lo saben. Los palestinos de la calle lo sufren. Esas, y no sólo las que se han retransmitido en directo por las cadenas de televisión internacionales, incluidas Al Yazira y Al Arabiya, son las realidades sobre el terreno de la Gaza evacuada, de la Cisjordania ocupada. Esas son las realidades a tener en cuenta una vez pasada la avalancha informativa de la retirada israelí, 38 años después, de la Franja mediterránea. Y con esa realidad encima de la mesa, salvo que Sharón se atreva a dar un paso más allá para- -en ese casi sí- -pasar a la Historia de la región, la paz no está ni mucho menos a la vuelta de la esquina. La Policía ha hecho saber que dos días después del incidente comunicó a los familiares del electricista brasileño que las primeras versiones sobre su actitud sospechosa no eran ciertas. Scotland Yard ha sido criticada por no haber hecho públicas eras precisiones y dejar que circulara la idea de que Menezes desobedeció el alto policial, saltó el sistema de pago de entrada y vestía una prenda sospechosa. Brasil cree que la Policía británica no encubre nada E. J. B. LONDRES. El embajador brasileño en Londres, Manoel Gomes Pereira, no cree que la Policía haya encubierto nada relativo a la muerte de Menezes, ni que esté dificultando la investigación de la Comisión Independiente de Quejas a la Policía, como denuncia la familia del electricista muerto a ti- ros el 22 de julio durante una operación antiterrorista de Scotland Yard. En rueda de Prensa con los dos funcionarios enviados por el Gobierno de Brasil para interesarse por lo ocurrido a su compatriota, Gomes Pereira adoptó un tono completamente alejado del conflicto diplomático: A estas alturas no tenemos razo- nes para creer que haya habido encubrimiento Asimismo, indicó que el viaje a Londres de Wagner Gonzalves y Marcio Pereira Pinto García, de la Procuraduría y del Ministerio de Justicia brasileños, respectivamente, no tiene como propósito desarrollar una investigación paralela, sino entender el desarrollo de la in- vestigación y la legislación británica aplicable al caso Lo que queremos es un mejor entendimiento de los trámites seguidos, afirmaron ambos enviados, que el viernes abandonarán Londres. Ayer se celebró una misa por Menezes en la iglesia de Santa Ana, capellanía brasileña próxima a la Embajada.