Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24 8 2005 Nacional 17 Acoso y derribo al incendiario Autoridades y Fuerzas de Seguridad atribuyen la virulenta oleada de incendios que sacude Galicia este mes a un responsable claro: el pirómano. De terrorismo ecológico y forestal tachan esta actividad desde la Administración autonómica, mientras se ha reforzado en todos los ámbitos la persecución de los incendiarios. La unidad de la Policía Nacional adscrita a la Comunidad ha detenido a 38 personas como presuntos autores de incendios forestales, y el Seprona a otras 80. La Policía triplicó sus efectivos, de 19 a 60 agentes, para este fin. Galicia cuenta, además, con cuatro Fiscalías específicas para juzgar y sancionar a los pirómanos. JOSÉ MIGUEL DEL CASTILLO Portavoz de la coordinadora de municipios afectados por el incendio de Guadalajara Los técnicos que nombró Bono abandonaron nuestros pinares La adscripción socialista del alcalde de Ablanque no le ha impedido negar ante la comisión de investigación la versión de la Junta de Castilla- La Mancha sobre el incendio de Guadalajara. Considera probado que hubo imprevisión, que faltaron medios y que llegaron tarde TEXTO: FERNANDO ROJO Los datos de la Xunta, que ayer cifró en 20.000 las hectáres quemadas, podrían multiplicarse en las próximas horas reas devastadas no pasarán a engrosar las estadísticas de la Consejería de Medio Rural, de nueva creación este agosto, a cuyo frente está el nacionalista Alfredo Suárez Canal. Ése fue el argumento esgrimido ayer por el consejero para defenderse de las críticas ante el retraso de balances certeros sobre el volumen de la tragedia. Los primeros datos hablaban de 13.300 hectáreas quemadas en sólo dos semanas, aunque ayer el consejero Suárez cifró en 19.956 las cuantificadas por los técnicos. Si esperamos, como comentó el dirigente del BNG, a evaluar una vez se sofoquen los que están aún ardiendo, se dispara la imaginación. Opaca política de transparencia Suárez Canal hacía estas declaraciones a la salida de la reunión del gabinete de crisis convocada in extremis por el presidente autonómico, Emilio Pérez Touriño, el pasado lunes, y a la que asistieron el consejero de la Presidencia, José Luis Méndez Romeu, y el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, como representante de la Administración central. De la reunión pudieron sacarse varias cosas en claro: todos, presidente y consejero del ramo incluido, tildaron el estado de los montes de preocupante y arrojaron luz ante una situación que se va calmando gracias al apoyo del Gobierno central, que destinará 40 nuevos efectivos de la Guardia Civil para realizar labores de prevención, disuasión y vigilancia. Y ahí encontramos una nueva contradicción: Suárez Canal apeló, desde el pasado 1 de agosto, a una política de transparencia en materia forestal en contraposición con la de la Xunta anterior. El propio dirigente nacionalista ha puesto en entredicho esa consigna, al admitir ayer que los pasados cinco días había estado aplicándose la alerta 2 pese a no haberse decretado oficialmente. Dicho nivel se activa cuando los medios de la región no son suficientes para parar el fuego, y se solicitan los de otras Autonomías y o del Estado. -Usted se ha desmarcado de la línea oficial de su partido. ¿Cree que le va a acarrear problemas? -No lo digo ahora, lo he mantenido desde el primer día: faltaron medios y se llegó tarde. Y ante la comisión añadí que los técnicos se equivocaron el sábado y el domingo. Algún compañero de partido me acusó tras mi comparecencia de haberle regalado cuatro o cinco titulares al enemigo Y yo le contesté que lo que le he dado son cuatro o cinco verdades a todo el mundo. En esto no tengo más enemigo que el abandono de mi tierra. ¿Qué opinión tiene de esta comisión de investigación que está trabajando en las Cortes regionales? -Es un paso corto hacia el conocimiento de la verdad. El auténtico sentido de la comisión sobre el resultado de la mala gestión de un incendio debería ser el de detectar en qué se falló para que no vuelva a ocurrir en el futuro. Me sorprende que se siga discutiendo sobre si hubo muchos o pocos medios. Si hubiera habido medios suficientes, tú me dirás qué hacían los jubilados de mi pueblo apagando el incendio a ramazos. Todos los días amanece por la mañana, lo diga el PP o lo diga el PSOE. ¿Entonces por qué su partido se encastilla en la tesis de que todo salió bien -Si desde el primer momento se hubieran reconocido los errores, quizás no se hubiese formado esta algarabía. Alguien ha valorado que decir que este incendio no se ha resuelto bien es equivalente a afirmar que el Gobierno regional no funciona. Yo creo que eso es un error. -También mantiene, en contra de los técnicos de la Junta, que falló el plan de extinción. -A las pruebas me remito: hemos perdido 11- 0... por goleada. ¿Cómo es posible que el número dos de la Consejería se enterase del incendio por la prensa? -Eso no es nuevo. Cuando yo era delegado provincial de Agricultura y Medio Ambiente, a mí los técnicos tampoco me llamaban cuando había incendios, y ya tuve alguna bronca con ellos por ese motivo. Precisamente la lucha contra esa tecnocracia y el corporativismo me costó el cargo. -Le he escuchado decir que la dimisión de la consejera fue un cortafuegos político -Es que no entiendo esa dimisión, del mismo modo que no comprende- El alcalde de Ablanque ante la comisión de investigación el pasado lunes ría que si hubieran muerto once bomberos apagando la torre Windsor tuviera que dimitir un concejal ni tampoco Ruiz Gallardón. No soy partidario de ese sistema de batalla política. Sólo si la oposición hubiera denunciado las carencias previamente, podría exigir ahora dimisiones. ¿En qué consiste el pacto de Estado que propone? -No podemos montar una batalla después de cada tragedia contra el gobierno de turno. Los dos grandes partidos deben asumirlo. El PP, queriendo sacar tajada, se está equivocando. -Usted fue el principal artífice de la devolución de los pinares a los municipios. Sin embargo, denuncia su abandono. -De igual modo que le doy las gracias a José Bono por ayudarnos a recuperar la propiedad, también digo que los responsables medioambientales que él nombró maltrataron y abandonaron aquellos pinares durante los últimos diez años. -En la Cueva de los Casares y lue- EFE Si desde el primer momento se hubieran reconocido los errores, quizás no se hubiese formado esta algarabía go en La Moncloa, pidió a Zapatero y a Barreda que se vuelquen con los pueblos afectados. ¿Cuáles son los mínimos irrenunciables? -En primer lugar, en un año hay que vender la madera quemada, que son tres mil millones de pesetas. Lo segundo, sacar adelante un plan de restauración ambiental, con criterios ecológicos, sin erosión, con repoblación de especies autóctonas. Y lo tercero, aprobar un plan de evacuación para la comarca, porque no se pueden mantener estas carreteras tercermundistas. La política forestal ha consistido en procurar que los árboles estuvieran verdes, pero en cuidar muy poco a las personas que viven junto a ellos. -La impresión general es que, gracias a las ayudas prometidas, ustedes van a ver mejor la tele y hablar por el móvil, pero poco más. -El otro día un miembro de nuestra coordinadora defendía que teníamos que pedir un hospital para la zona y otro, un ferrocarril. Yo creo que ese camino sería una equivocación. No podemos aprovechar una crisis de Estado para reclamar un hospital o que pare el tren donde no vivimos gente suficiente, pero sí tenemos que cerrar una serie de mínimos realistas. Desde el primer día, se tendría que haber aprobado un decreto ley de medidas urgentes y compensatorias con cifras y plazos concretos. Aún no se ha hecho.