Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 24 8 2005 ABC Nacional Defensa atribuye a factores como el clima y la escasa altitud el accidente del helicóptero El Cougar volaba a menos de siete metros del suelo cuando lo indicado en montaña es no bajar de diez b Bono aclarará hoy el tipo y el peso de la carga que llevaba la aeronave para determinar si volaba al límite de su capacidad y le pudo impedir reaccionar a tiempo S. N. MADRID. El ministro de Defensa, José Bono, ofrecerá hoy una explicación exhaustiva y con todos los datos de que se disponga durante la comparecencia que realizará, a petición propia, ante la Comisión del Congreso de los Diputados para aclarar las circunstancias del siniestro aéreo en el que perdieron la vida 17 militares españoles en Afganistán. La intervención de José Bono estará basada fundamentalmente en el informe inicial que la Comisión de Investigación evacuó ayer al cumplirse siete días de la tragedia, así como en las comprobaciones sobre el terreno realizadas durante su estancia en el lugar de los hechos. En ella subrayará primero que las averiguaciones siguen adelante, pero que la hipótesis del accidente aéreo se perfila ya como la causa más probable del siniestro aunque todavía no se puede descartar al cien por cien el ataque exterior. No obstante, aceptada la tesis del accidente, lo más importante será conocer qué elementos llegaron a provocarlo, cuestión sobre la que el ministro dará cuenta de una confluencia de circunstancias, entre las que cabe destacar la existencia de condiciones climatológicas adversas- -el fuerte viento racheado del que Bono habló a su llegada a Herat y altas temperaturas que dificultarían la estabilidad del aparato- -y, al parecer, la posibilidad de que el helicóptero volara por debajo de la altura de diez metros que se recomienda en un vuelo táctico realizado sobre una orografía montañosa. El ministro de Defensa, José Bono, debe aclarar hoy qué motivó la caída del helicóptero Cougar en Afganistán M. D. Una asociación militar denuncia el posible cansancio psicológico de las tripulaciones La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) denunció ayer el cansancio psicológico de la tripulación de aeronaves de las bases militares de España en el extranjero, así como la escasez de pilotos y de controladores aéreos en el Ejército. Asimismo, cuestionó la aptitud y adecuación de la flota de la que actualmente se dotan las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) en relación al helicóptero Cougar en el que fallecieron la semana pasada diecisiete militares españoles al estrellarse en Afganistán. La denuncia forma parte de un pliego con 50 preguntas que este colectivo ha planteado en torno a la comparecencia hoy el ministro de Defensa en el Congreso. Entre ellas, la AUME se interesa por saber qué tipo de misión estaban desarrollando las dos aeronaves siniestradas, mientras que en lo referido al relevo de medios humanos y materiales, se interesa por el mecanismo de preparación de las tripulaciones. Así, se apunta la posibilidad de cansancio psicológico en las tripulaciones por las sucesivas rotaciones en misiones internacionales con gran capacidad estresante y grave incidencia en el ámbito familiar De la misma forma, baraja la premisa de que las aeronaves utilizadas no sean las más aptas y adecuadas Choque de corrientes En principio, el Cougar siniestrado volaba sólo a entre 6 y 7 metros de altitud, lo que le habría impedido superar con éxito el zarandeo producido por el golpe de viento que supuestamente recibió tras coronar las montañas que sobrevolaba, punto donde- -señalan los expertos- -pueden chocar dos corrientes de aire a diferentes temperaturas, más fría la superior y más caliente la inferior, que acaban tirando hacia abajo del helicóptero. Como ya avanzó Bono días atrás, antes de estrellarse 50 metros más allá, el aparato chocó contra una colina en la que se han hallado restos del tren de aterrizaje y huellas del patín de cola. de quien está a los mandos, lo que abriría la puerta al concurso de un error humano al que, por el momento, nunca han aludido las versiones oficiales. Más allá, se espera que en el transcurso de la comparecencia el titular de Defensa informe también sobre la cantidad y el tipo de carga que portaba el Cougar en el momento de estrellarse. Esta información, contenida en la orden de misión que todavía no se ha dado a conocer, servirá para saber si el aparato volaba al límite de su capacidad- -de 9.750 kilogramos, según la ficha del fabricante- lo que habría influido negativamente en sus posibilidades de salir airoso de una maniobra complicada. Asimismo queda por despejar de qué materiales se trataba, puesto que el helicóptero, al parecer, explosionó instantes después de caer a tierra. El modelo Cougar También en relación al aparato, José Bono deberá defender la idoneidad del modelo Cougar enviado a la misión en Afganistán frente a quienes consideran que se trata de un helicóptero poco adecuado y han echado de menos la participación de los helicópteros de transporte pesado Chinook con una carga teórica de 10 toneladas y capacidad para trasladar a 40 personas, pero Bono defenderá que el Gobierno nunca ha ocultado el riesgo real de las operaciones militares en ese país De acuerdo con las mismas fuentes, el segundo enemigo de este tipo de maniobras, los vuelos tácticos -también llamados de contorno que se ejecutan muy próximos a la tierra para que un posible atacante no tenga tiempo para apuntar- -es la rutina