Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional MARTES 23 8 2005 ABC CAMPAÑAS PROMOCIONALES E stos días siento cierta confusión con la sección de mi columna. Sé que es Nacional y que por aquí pasan todos esos temas importantes que afectan a nuestras vidas cotidianas. Y muchas tragedias, como la de los 17 militares muertos en Afganistán. Pero, en estas últimas horas, ni siquiera las muertes permiten discernir con claridad la frontera entre lo que ocurre por aquí y lo que hay más adelante, en Espectáculos y Sociedad. Porque algunos políticos han fundido de tal manera la política con el espectáculo que no se alcanza a ver cuál es la diferencia entre el tratamiento político de una tragedia militar y la promoción de la EDURNE última película de Brad URIARTE Pitt y Angelina Jolie. Las páginas de una y otra cosa se superponen porque las reglas de venta de ambos se parecen. Demasiado. El aterrizaje de Bono en el Bernabéu, el reportaje publicitario de su despliegue por Afganistán, y, sobre todo, esa retransmisión gubernamental en directo de la autopsia de los cadáveres me producen el mismo efecto que las fotografías de promoción de la película basura de esos dos actores de diseño. Pareciera que la silicona de los labios de Jolie pudiera salir disparada en cualquier momento, como la mentira y la representación de los escenarios de nuestra tragedia. A algunos políticos y asesores se les han ido de la mano dos supuestos principios de la gestión de la política democrática, que la imagen de los políticos se trabaja y se vende como si de un producto comercial se tratara, y que los políticos deben fundirse con las emociones ciudadanas, sean cuales sean las suyas propias. Ambos credos se agravan en este Gobierno con la debilidad de la ideología y su sustitución por la idea de que la profundización de la democracia consiste en el coqueteo mediático permanente con los ciudadanos; sin límites, hasta el espectáculo, también con los muertos. Es secundaria la misión de los soldados, el papel de España en Afganistán, el terrorismo islamista o la seguridad global. Todo eso se despacha con otra campaña promocional sobre la paz. También ésa se me mezcla con la del nuevo libro del escritor francés Michel Houellebecq. Porque la distancia entre la publicidad y la realidad es la misma. La editorial Fayard ha gastado una millonada, no sólo en el contrato, sino también en la promoción de la novela, secretismo, supuestamente excitante, incluido. Pero he aquí que un crítico de Le Figaro la ha podido leer y ha constatado que es como la película de Pitt y Jolie, otra caja de fuegos artificiales de silicona. Nada más. Exactamente como las misiones de nuestro Ejército imaginadas por el Gobierno. No existen las guerras, ni las armas, ni la represión, ni los enfrentamientos violentos. El Ejército se dedica a las relaciones de paz y la muerte no entra en las previsiones. Me pregunto qué campaña promocional será más eficaz, si la de Sr. y Sra. Smith, la de Houellebecq o la del Ejército español de la paz. ERC redobla sus amenazas de romper con Maragall si no sale adelante el nuevo Estatuto Teme que el líder del PSC secunde las tesis de Montilla sobre financiación b El consejero de Gobernación, Joan Carretero (ERC) advierte de que si fracasa el Estatuto alguien tendrá que plantearse irse a casa MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Con una contundencia poco acorde con la situación de atonía por la que atraviesa la negociación del nuevo Estatuto catalán, dirigentes de ERC redoblaron ayer sus amenazas de ruptura con Pasqual Maragall si, finalmente, se frustra la aprobación de ese texto, lo que se traduciría en un posible adelanto electoral. Las advertencias de los republicanos responden a la inquietud que genera el hecho de ver al presidente de la Generalitat intentando ganar tiempo, no sólo respecto a la elaboración del dictamen del Consejo Consultivo, que debe pronunciarse sobre la constitucionalidad del proyecto estatutario y de las enmiendas de los distintos grupos políticos- -se prevé que que dictamen se hará público el próximo 5 de septiembre- sino con vistas a madurar un posible plan B cuyo principal impulsor es el primer secretario del PSC y ministro de Industria, José Montilla, consistente en negociar el nuevo sistema de financiación de forma paralela al Estatuto. Los republicanos temen que, finalmente, Maragall se avenga a las tesis de Montilla, que por otro lado son las que defiende el PP, y renuncie finalmente a impulsar un proyecto estatutario que incomode al PSOE con cuestiones tales como los derechos históricos cuyo reconocimiento defienden tanto CiU como ERC, o el blindaje de competencias y la designación de Cataluña como nación. El proceso de negociación del Estatuto ha entrado en una deriva que ha obligado a los socialistas a asumir la posibilidad de un fracaso. Fuentes consultadas por ABC aseguran que el equipo de Maragall estaría dispuesto a afrontar una eventual ruptura del tripartito si ERC insiste en tensar la cuerda y aliarse con CiU en determinadas premisas soberanistas, pero precisan que ello no debe suponer necesariamente un adelanto electoral. Una reflexión que hace vislumbrar el cambio de mentalidad entre determinados miembros socialistas del Gobierno autonómico, otrora firmes defensores del Pacto del Tinell y que ahora critican la deslealtad de los republicanos. Y mientras la distancia entre PSC y ERC se agranda por momentos, la de los socialistas catalanes y el PSOE se estrecha en cuanto a la necesidad de buscar una vía de escape a las exigencias de la formación independentista, tanto en Cataluña como en el Congreso. Fracaso del Gobierno catalán Es en ese temor a que las amenazas del PSC de hacer caer el Estatuto se cumplan finalmente donde se enmarcan las amenazas lanzadas ayer por el portavoz parlamentario de ERC, Joan Ridao, quien habló de elecciones anticipadas si el PSC impide la aprobación del Estatuto. Si el bloqueo se produce en Cataluña y es imputable a algunos de los socios de gobierno de ERC- -dijo Ridao- es obvio que el gobierno habría fracasado en los principales objetivos de la presente legislatura, el nuevo Estatuto y el nuevo sistema de financiación lo que haría muy difí- El PP rechazará las reformas que cuestionen la Constitución También desde el Partido Popular, pero por motivos diferentes, se habla de aparcar el Estatuto catalán. El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró que la reforma de la Constitución y los estatutos van en un paquete conjunto y que no consentirá que se aprueben algunos estatutos sin contar con el PP y luego se busque el apoyo de su partido para reformar la Constitución. En declaraciones a Ep, el jefe de la oposición se refirió a la situación de Cataluña, de la que dijo que los únicos culpables son el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero y el PSOE por decir, entre otras cosas, que España es una nación de naciones. La conclusión de Rajoy es que el PP no está haciendo oposición a un Gobierno socialista, porque ni ideología socialista tiene sino a un Ejecutivo incompetente y frívolo en sus actuaciones. Mariano Rajoy insistió en su idea de que no hay ninguna necesidad de reformar la Carta Magna y calificó de grotesco que Zapatero quiera hacerlo y le pregunte al Consejo de Estado qué es lo que tiene que hacer No obstante, dijo estar dispuesto a hablar con el Ejecutivo cuando nos diga lo que quiere hacer A mí no me vale- -argumentó- -que se quiera reformar la Constitución y se hable con el PP porque es necesario y mientras tanto se reformen algunos estatutos que pueden traer consecuencias más graves para España que la reforma de la Constitución y ahí no se cuente con el PP Por su parte, el presidente de los populares catalanes, Josep Piqué, afirmó que podemos dar por muerto el proceso de reforma estatutario, debido a las posturas confrontadas que mantienen los partidos políticos. por lo que lo mejor que puede pasar es dar la legislatura por finiquitada, asumir que se habían planteado unas expectativas que se han visto frustradas, que se han plantado los objetivos no se han logrado