Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 23 8 2005 ABC Nacional El general que dirigirá la investigación atribuyó al fuerte viento el siniestro Otros ocho militares integran la comisión que hoy tendrá que entregar su primer informe que acompañó a Bono a Afganistán horas después de la tragedia, fue nombrado por el PP presidente de la comisión que investiga los accidentes J. S. MADRID. Si bien es cierto que al momento en que te hablo no hemos observado, y los especialistas no han visto, ningún indicio en la dirección de un ataque exterior, más bien se inclina el general Pina en que un viento fuerte y racheado en el momento en el que el helicóptero sobrevolaba la cresta final de las montañas pudo haberle abatido hacia el suelo Con estas palabras explicaba el ministro de Defensa, José Bono, a José Luis Rodríguez Zapatero, por videoconferencia, en las horas posteriores a la tragedia, las posibles causas del siniestro en el que perecieron 17 militares españoles. Precisamente el general Pina será la persona encargada de dirigir las investigaciones que, en cumplimiento del Real Decreto 1099 1994 que regula las Investigaciones e informes técnicos sobre los accidentes de aeronaves militares arrojará los datos necesarios que servirán de base para la comparecencia de Bono mañana en el Congreso. El titular de Defensa, que añadió en esa comunicación con Zapatero que no puedo descartar la hipótesis de un ataque fue acompañado en el viaje a Afganistán por el general Pina. Enrique Pina Díaz es general de Brigada del Ejército del Aire y fue nombrado en 1998 jefe de la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército del Aire. El 26 de noviembre de 2003, el Gobierno del PP le nombró, cuando ya estaba en la reserva, presidente de la Comisión para la Investigación Técnica de los Accidentes de Aeronaves Militares, función que ahora cumplirá con el siniestro de Herat. De hecho, la citada comisión deberá emitir hoy mismo su primer informe, el inicial al que deberán seguir el preliminar cuando hayan transcurrido 21 días de la tragedia, y un informe final dentro del plazo de 45 días, si bien los tiempos podrán ampliarse por causas justificadas Según la ley, ese comité encargado de la investigación tiene que ser presidido por un oficial general del Ejército b El general Pina, del Aire. La comisión de expertos está integrada además de por el presidente, por un secretario nombrado por el Jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire con conocimientos en investigación de accidentes y siete vocales. De ellos, la normativa establece que cuatro sean oficiales superiores u oficiales de los Cuerpos Generales de los tres Ejércitos y la Guardia Civil, con título de piloto y conocimientos también sobre investigación de accidentes. Estarán también otros tres oficiales superiores u oficiales, uno de ellos del Cuerpo Militar de Sanidad diplomado en Medicina Aeronáutica, otro del Cuerpo Jurídico Militar con destino en la Asesoría Jurídica del Ejército del Aire y un tercero del Cuerpo de Ingenieros, también del Ejército del Aire, con conocimientos sobre investigación de accidentes. Familiares de los militares con destino en Manás fueron ayer a despedir el avión I Composición de la Comisión Oficial Superior u Oficial de la Escala Superior del Cuerpo de Ingenieros del Ejército del Aire Secretario (Oficial Superior de la Escala Superior del Cuerpo General del Ejército del Aire) Oficial Superior u Oficial diplomado en Medicina Aeronáutica Oficial Superior u Oficial del Cuerpo Jurídico Militar de la Asesoría Jurídica del Ejército del Aire Presidente (Oficial General del Ejército del Aire) General Pina Díaz Podrá convocar observadores Asimismo, la comisión que presidirá el general Pina podrá convocar técnicos o expertos cuando lo estime necesario, con voz pero sin voto, y también podrá estar acompañada de observadores autorizados y agregados al equipo a los que la normativa ordena no interferir en los trabajos de investigación, pero si reconoce la capacidad de llegar a sus propias conclusiones Las funciones de la comisión se concretan en la realización y posterior evaluación de las investigaciones técnicas del accidente, y la elaboración y Infografía ABC Oficiales Superiores u Oficiales de la Escala Superior de los Cuerpos Generales de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil con título de Piloto y con conocimientos sobre investigación de accidentes Sólo si se acreditase imprudencia actuaría la Justicia ordinaria M. MARÍN MADRID. La investigación judicial por el fallecimiento de los militares está en manos del juez Togado Militar Territorial 11, con sede en Madrid. Es decir, está en manos de un juez militar, cuya labor es actuar al modo de jueces de Instrucción en la Justicia ordinaria. ¿En qué supuesto los hechos podrían quedar en manos de la Justicia ordinaria y fuera del ámbito militar? La respuesta no está del todo clara, según fuentes judiciales, pero la variable no está tanto en vincular simplemente accidente con justicia ordinaria y ataque con justicia militar, como en llegar a determinar si pudo producirse o no algún tipo de infracción penal. En principio, los hechos- -sean un fatal accidente o sean un ataque- -se investigan en un Juzgado militar al tratarse de la muerte violenta de militares en acto de servicio en un país extranjero. Si las investigaciones determi- nan que se trató de un hecho fortuito con resultado trágico, lo probable es que el juez militar archive las diligencias. Si por el contrario detectara la existencia de algún tipo de imprudencia- -por ejemplo, la decisión de trasladar a militares en medios claramente no adecuados a un terreno, o con averías, o sin las revisiones pertinentes, etcétera- tal teórica imprudencia debería investigarla la Justicia ordinaria (Audiencia Nacional) Al margen de la investigación específica del siniestro, otro supuesto en el que podría actuar la Justicia ordinaria se basa en la hipótesis de que familiares de los fallecidos reclamaran al Estado una indemnización si se demostrase, por lo que sea, que la Administración no ha funcionado correctamente al decidir el envío de aeronaves impropias o sin la necesaria supervisión. Eso sí, la negligencia de la Administración tendría que ser palmaria.