Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 8 2005 Los Veranos 81 I FESTIVAL ABC DE FOTOGRAFÍA COLECTIVA rismo, con un comedor con preciosas vistas de la ría del Eo, con Asturias al otro lado. Sirven un buen pulpo a feira y pescados de la zona. Jesús Marina Barba es el autor de la serie que publicamos hoy, Garcilaso y que participa en el concurso de ABC y Notodofotofest. com Direcciones: Nito. Playa de Area, 1. Vivero. Tel. 982 56 09 87. O Noso Lar. Aduana, 4. San Ciprián. Cervo. 982 59 43 96. Sargo. Rosalía de Castro, 2. Burela. 982 58 51 38. Parador de Turismo de Ribadeo. Amador Fernández, 7. Ribadeo. 982 12 88 25 Ventajas del arte abstracto TEXTO: MANUEL MUÑIZ Sus palomitas de tomate o su nieve de aceite son dos buenos ejemplos de su cocina Hornear entre 20 y 30 minutos. Hasta que la masa esté crujiente y dorada. Sacar del horno, untar la superficie con la mermelada y servir acompañada de helado de vainilla. Crema de queso con frutos rojos Ingredientes para 4 ó 6 personas 250 g de queso Philadelphia o similar 2 yemas de huevo 4 cucharadas de azúcar 1 cucharadita de ralladura de limón 1 terrina de frambuesas 1 tableta de chocolate negro especial para repostería. Trabajar el queso con el azúcar hasta obtener una crema fina. Incorporar las yemas de huevo, una a una, removiendo bien hasta que se integren. Agregar la ralladura de limón. Reservar en la nevera. Lavar las frambuesas, escurrir y pasar por la batidora, después por un colador si se quiere eliminar las pepitas. Rallar chocolate en forma de virutas. Distribuir el puré de frambuesas en recipientes individuales y cubrirlo con una capa de crema de queso. Mantener en la nevera hasta el momento de servir. Antes de sacarlo a la mesa, espolvorear con virutas de chocolate. Las frambuesas se pueden sustituir por cualquier otra fruta: piña, mango, ciruelas, cerezas, melocotón, fresas. Se puede utilizar puré (coulis) de frutas ya preparado que se vende en tiendas especializadas. Realmente, el arte abstracto tiene muchas virtudes y ventajas como ornamento de las ciudades, en contraposición a las estatuas más clásicas No es tanto que las esculturas abstractas minimicen las posibilidades de que sean derribadas, despedazadas y escarnecidas por el pueblo enfervorecido en caso de cambio de parecer oficial sobre la materia representada, caso que se da con cierta frecuencia con las estatuas de ex amados líderes y que resulta molesto para el personal de limpieza urbana pero muy de agradecer para los periodistas, a quienes nos suele solucionar la foto de portada o la apertura del telediario. Tampoco es el punto principal el evitarse la contemplación de la catadura de ciertos próceres y próceras cuyas indiscutibles virtudes no evitan que la exhibición de su figura en la vía pública pueda causar pesadillas en las personas impresionables (a veces el problema está en la ejecución de la estatua) La verdadera ventaja del abstracto radica más en cierta empatía que no poseen las estatuas tradicionales: resulta difícil imaginarse a Recaredo bajando del pedestal para darle al paseante afligido unas palmaditas en la espalda (y no digamos ya si se trata del muy prepotente don Juan el segundo En cambio, las esculturas no figurativas parecen adaptarse a las circunstancias, mutar dependiendo del color de las gafas con que las miramos, acercársenos desde su ausencia de pedestal y decirnos te comprendo Aunque nosotros no las comprendamos a ellas. El autor Jesús Marina Barba es Doctor en Historia Moderna e imparte clases de Historia en la Universidad de Granada. Formado como fotógrafo, su obra ha sido recogida en varias publicaciones y reconocida con diversos premios. También ha llevado a cabo proyectos de arquitectura. Garcilaso de J. Marina Barba: Las formas urbanas parecen sensibles a las secuencias vitales, reflejando la estabilidad, la fragmentación y la solidaridad por las que transitan las relaciones humanas