Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 Los Veranos LUNES 22 8 2005 ABC MENÚ DEL DÍA LUGO. LOS PUERTOS BONITEROS CARLOS MARIBONA l mar batido que baña la costa de Lugo produce excelentes percebes, langostas y lubrigantes, y pescados de todo tipo entre los que en estas fechas sobresale el bonito. En el rosario de pequeños puertos pesqueros que salpican la marina de Lugo abundan las pequeñas tascas y casas de comidas donde lo preparan de E mil formas. También es muy habitual en todas ellas el pulpo, por el que los lucenses, como los orensanos, sienten verdadera pasión. Se trata de establecimientos de cocina muy tradicional y sencilla, con raciones generosas que hay que acabar si no se quiere recibir el reproche o el ¿no le gustó? del propietario. Nuestra primera para- da es en Vivero, la principal villa de esta costa, donde se encuentra Nito, el mejor restaurante de la provincia, con preciosas vistas de la playa de Area. Su propietario tiene siempre los mejores mariscos y pescados. Espectaculares los calamares con arroz o con patatas cocidas, el pulpo y el bonito en rollo. Siguiendo junto al mar llegamos a Cervo, donde se elabora la célebre cerámica de Sargadelos. Muy cerca, en el puerto de San Ciprián, con una terraza que domina el mar, está O Noso Lar, que ofrece cocina sencilla pero muy auténtica. En esta época suelen tener una excelente ventresca de bonito y si no prueben las croquetas o la empanada de erizo. A pocos kilómetros, Burela es el principal puerto bonitero del cantábrico. Aunque no está exactamente junto al mar, el restaurante más recomendable es Sargo, donde preparan el bonito de todas las ma- neras posibles. Y para terminar nuestro recorrido gallego, en Ribadeo podemos detenernos en el Parador de Tu- Postres exprés Las frutas se prestan como ningún otro alimento a condimentar postres: la tarta de manzana o la crema de queso con frutos rojos son propuestas ágiles y deliciosas para completar una sobremesa estival TEXTO: JULIA PÉREZ FOTO: ABC él otra dimensión. Ahora está trabajando en una técnica nueva de fritura, con la que muy pronto nos sorprenderá. Da ni García es el cocinero español que mejor domina la técnica de la cocina con nitrógeno líquido, una de las más vanguardistas. Sus palomitas de tomate o su nieve de aceite son dos buenos ejemplos de su capacidad para epatar al personal. Pero también es capaz de preparar platos simples, de esos que a todos nos salen bien. Recetas facilonas con las que poder presumir ante los amigos. Por eso cuando le llamamos y le pedimos un postre nos lo dio encantado, a pesar de estar liadísimo, a punto de inaugurar el nuevo restaurante Calima en el hotel Meliá Don Pepe de Marbella y de haber sido papá por segunda vez. Cuando se me ocurren recetas sencillas, pero buenas, es una alegría. Ésta de la sopa de chocolate es un ejemplo. Se hace sin sentir y además admite muchas variaciones, según el gusto de cada uno. Se puede utilizar un té aromatizado con cítricos y cambiar las fresas por naranja o melocotón o plátano. Intento hacer postres nuevos, recuperando los sabores de mi memoria: la merienda, el desayuno, los postres de mi madre... Como soy goloso, el postre no lo perdono Ese afán por recuperar lo antiguo y convertirlo en novedoso ha marcado toda su trayectoria. Las sopas y los guisos marineros andaluces han alcanzado con Sopa de chocolate negro con té, fresas y menta. Ingredientes para 4 personas. 1 litro de té aromatizado con frutos rojos 4 cucharadas de azúcar 100 g chocolate negro 1 cucharada de yogur natural 8 fresones 1 rama de menta fresca. Infusionar el té con agua dos minutos, colar y añadir el azúcar. En caliente verter sobre el chocolate troceado y remover hasta que el chocolate se funda para conseguir una sopa de chocolate y té. Para hacerla más cremosa añadir la cucharada de yogur. Dejar unos minutos en la nevera para que se enfríe. En el fondo del plato poner la sopa de chocolate negro. Decorar con fresas picadas y la menta cortada en juliana. Tarta rápida de manzana Ingredientes para 8 personas 1 lámina de masa quebrada 2 manzanas reineta 2 cucharadas de azúcar morena una pizca de zumo de limón 4 cucharadas de mermelada de albaricoque mantequilla. Engrasar un molde de tarta bajo con un poco de mantequilla. Forrarlo con la masa quebrada y pinchar el fondo con un tenedor varias veces. Pelar las manzanas. Retirar el corazón y cortarlas en láminas finas. Disponerlas sobre la masa de forma que todas las láminas lleven la misma dirección. Espolvorear con azúcar moreno y rociar ligeramente con zumo de limón. Dani García, entre fogones