Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 8 2005 37 El Obispado de Tenerife ordena sacerdote a un pastor anglicano casado y con dos hijas POOL Un hombre consiguió llegar hasta el Papa ante la mirada de la Policía AP diales llevan a opciones maduras de vida matrimonial, religiosa, sacerdotal y misionera Aparte de una experiencia vital inolvidable, el contacto con jóvenes de todo el mundo y el escuchar de cerca a un Papa que les trata como adultos son un acicate para madurar. Humildad en lugar de triunfalismo En pleno éxito espiritual y mediático de su encuentro con un millón de jóvenes en Colonia, el Papa insistió en la humildad, pues sabemos que cada uno de nosotros somos muy imperfectos y el agradecimiento a Dios, que en estas jornadas no sólo me ha animado a mí sino que ha dado una señal de esperanza a toda la Iglesia Benedicto XVI recordó que en el rostro de la Iglesia no faltan lamentablemente arrugas, sombras que empañan su esplendor. Queremos recordarlas en estos momentos de fiesta y de agradecimiento E incluso añadió que el mal producido por nuestra patria en el siglo XX, lo reconocemos con vergüenza y dolor Celebró, en cambio, que los jóvenes no buscan una Iglesia infantil, sino una Iglesia joven de espíritu, que transparente a Cristo. Una vez más, los jóvenes han sido para nosotros, los pastores, una provocación saludable, porque nos piden que seamos coherentes, unidos e intrépidos El camino de regreso Igual que los primeros peregrinos- -los Reyes Magos- -volvieron a sus países, los jóvenes emprendieron ayer el camino de regreso. Los más contentos eran los australianos, pues el Papa anunció que la próxima Jornada Mundial de la Juventud tendrá lugar en Sidney en el año 2008 Aunque el encuentro se convoca cada dos o tres años, el plazo largo trajo una pequeña desilusión. La mayoría de los participantes hubiese preferido repetir la experiencia ya el año que viene, sin esperar los dos de rigor. Aunque los muchachos aplaudieron a rabiar cuando el Papa dio las gracias a los organizadores, lo cierto es que la logística de Roma en 2000 y de Toronto en 2002 fue superior a la de Colonia. En todo caso, los 30.000 voluntarios jugaron un gran papel para ayudar a superar las incomodidades de las distancias, la lluvia del sábado y la noche al aire libre, bastante fría, hasta la misa del domingo. Los jóvenes volvían contentos a sus casas, y Benedicto XVI también. Su estreno con la juventud fue un éxito rotundo, mientras que el alcance de sus mensajes a judíos y musulmanes le han confirmado ya como Papa del mundo Un peregrino reza durante la multitudinaria misa de Benedicto XVI AP Espectacular vista aérea de Marienfeld, con más de un millón de jóvenes AFP