Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LUNES 22 8 2005 ABC Imagen de la primera y única conferencia de presidentes que tuvo lugar en octubre del año pasado en el Senado IGNACIO GIL La división entre los barones del PSOE amenaza el acuerdo en la conferencia de presidentes Maragall quiere que se prime la población, en contra de Autonomías como Extremadura o Asturias b El Gobierno todavía no ha convo- cado oficialmente la cita con los presidentes, pero parece claro que salvo que haya un acuerdo de última hora, la división la presidirá MAYTE ALCARAZ MADRID. De la Conferencia de Presidentes sólo se sabe que se celebrará en septiembre, pero ni siquiera el día está fijado, ya que se apuntó inicialmente al 6 como fecha más probable y ahora se maneja el 10. Para su preparación, el Ejecutivo sigue sin convocar el Consejo de Política Fiscal y las propuestas que se atisban parecen abocadas a abrir una brecha en las propias filas socialistas y a agrandar el foso que les separa de las Autonomías del PP. La reforma de la financiación sanitaria es vista de forma bien distinta en el seno del PSOE y del propio Gobierno, donde conviven varias posiciones, y entre algunas de ellas median las antípodas. Mientras el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, aboga por la cesión de tributos compartidos y que, en esos espacios fiscales, sean las Autonomías las que aporten, previa subida de sus impuestos, la parte más mollar de la financiación sanitaria, el vicepresiente Pedro Solbes se manifiesta cómodo con el actual sistema, en clara sintonía con el PP, y cree que con un desarrollo normativo y la creación de espacios autonómicos propios sería suficiente. Por si fuera poco, las diferencias territoriales también se van a dejar sentir en la convocatoria que abrirá el curso político; así, va a servir para que el tripartito catalán reitere su pretensión de cambiar el sistema de financiación, colocar sobre la mesa su balanza fiscal y poner en valor su pretensión de gozar de un modelo a la medida de sus necesidades, emulando al vasco y al navarro. Pero no parece que vaya a ser el único de los puntos insalvables de la reunión ya que el presidente catalán, Pasqual Maragall, también se ha guardado una carta en la bocamanga que supondría reclamar un sistema de distribución de dinero extra para la sanidad. Fuentes socialistas confirmaron a ABC que la propuesta, basada en una redistribución demográfica de fondos destinados a la sanidad, no sería de ninguna forma apoyada por algunas Autonomías socialistas, y sí podría re- coger, curiosamente, los apoyos de sus adversarios, los presidentes del PP. Primar la población Maragall, según las citadas fuentes, va a pedir durante la conferencia con sus homólogos de las otras 16 Comunidades además de Ceuta y Melilla una compensación económica por el espectacular incremento demográfico experimentado en Cataluña en los últimos seis años (el modelo por el que se rige el reparto sanitario, que se cerró con el acuerdo unánime de todas las Autonomías, data de 2001 y no tiene en cuenta el potencial crecimiento demográfico- de las regiones) Ese salto de población que, por ejemplo, supera en el Principado el 12 por ciento y en Madrid un 15, ha hecho que en la propuesta catalana se pretenda primar la población en detrimento de baremos como la superficie, la insularidad o la dispersión de los habitantes. Y en ese terreno contaría con el respaldo inequívoco de Comunidades como Madrid o Valencia, gobernadas por el PP. En las tres regiones, además, se da la circunstancia de que no sólo se ha experimentado un sustancial aumento de la población censada, sino que los desplazados y, por tanto, potenciales pacientes de la Financiación extra durante dos años, y si no, subida fiscal M. A. MADRID. La primera propuesta de José Luis Rodríguez Zapatero de subir la fiscalidad del tabaco, la gasolina o el alcohol no parece que haya caído bien en ninguna Autonomía. Lo cierto es que hasta el momento sólo Cataluña, Asturias, Galicia y Madrid se habían atrevido al siempre impopular incremento de recargo de los carburantes para financiar la sanidad; otras regiones del PP, como La Rioja o Murcia, no parecen tener ningún deseo de hacerlo y así se lo han hecho saber sus respectivos presidentes, Pedro Sanz y Ramón Luis Valcárcel, al presidente Zapate- ro en sus últimas entrevistas en el Palacio de la Moncloa. Además, en el Gobierno hay un indisimulado malestar por lo que llaman la insolidaridad de los barones populares a los que acusan de poner una vela a Dios y otra al diablo al exigir más recursos al Estado y, por otro, negarse a recaudar por su cuenta. De hecho, según dijeron a ABC, les molesta especialmente el que la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, haya anunciado la bajada de los impuestos que afectan a los más ricos, como son los de sucesiones y donaciones y luego, afirman, pide a