Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Los Veranos DOMINGO 21 8 2005 ABC GENTE EN VERANO Anthony Hopkins, el mejor actor británico de todos los tiempos. Así lo han decidido la mayoría de los 6.000 cinéfilos que han participado en una encuesta para dirimir quién es el mejor intérprete en el cine. Hopkins ha logrado desbancar al otro gran favorito, el mismísimo Sean Connery. Claudia Schiffer, censurada. El último anuncio de la top model alemana, que es imagen de L Oreal, no ha recibido el visto bueno de las autoridades británicas, que tildan el spot de publicidad engañosa pues, al parecer, la nueva crema antiarrugas que promociona no ha pasado los controles reglamentarios. Bush y Armstrong, ayer durante su particular mano a mano por los prados del rancho que tiene el presidente de EE. UU. en Texas Armstrong y Bush pedalean en el rancho El presidente estadounidense demostró ante el siete veces campeón del Tour su estado de forma sobre la bicicleta de montaña TEXTO: ROBERTO PÉREZ FOTO: AP daleó a buen ritmo y con humor. George W. Bush dio ayer otro toque de color a sus vacaciones en el rancho presidencial de Crawford (Texas) y eligió para la escena a Lance Armstrong. No hubo competición, no se midieron las fuerzas, pero Bush aprovechó para hacer gala de su esta- Pe do de forma. Armstrong y Bush tienen puntos en común. Los dos son tejanos y los dos dan pedaladas, aunque a ritmos distintos. Lance Armstrong ha dicho en alguna ocasión que considera al presidente un amigo, pero también ha tirado del pelotón político con críticas a la guerra de Irak o con sus reivindicaciones de más fondos para la investigación contra rajes singulares del rancho teel cáncer. A sus 34 años y tras jano que George W. Bush llahaber decidido abandonar la ma un pequeño trozo del ciecompetición, afirma que ve la lo e incluyó una parada en política con un interés mayor, una cascada a medio camino. quizás un aviso hacia otras caEl presidente vestía una carreras sin bicicleta. O quizás miseta blanca y Armstrong el no. uniforme del equipo DiscoAyer a Armstrong le dio very. Al terminar el recorritiempo de hablar con Bush. do, Bush le regaló una camiseDurante dos horas estuvieron ta con la leyenda Tour de recorriendo varios parajes Crawford y unos calcetines del rancho de Texas montados con el sello presidencial, e inen bicicletas de montaña. Revitó a los compañeros de recocorrieron veintisiete kilómerrido al almuerzo. tros, acompañados por un gruMedirse con Armstrong enpo de agentes del servicio secima de una bicicleta no sonacreto, personal de la Presidenba sensato, así que la jornada cia y un equipo de grabación se convirtió más en un paseo. de Discovery Channel, patroTenía su aquel el encuentro, cinador de los colores con los porque Bush presume que el estadounide su vigor dando pedadense ganó este año su séptimo Dos horas de ladas. Ayer, según expliTour de Francia. recorrido y 27 có su portavoz, encabeNi Bush ni Arkilómetros de zó el singular pelotón y afirmó convencido que hicieron distancia. Armstrong es un buen declaraciones. El Bush disfrutó ciclista Como para no portavoz de la Casa Blanca, Trent del paseo con serlo con el palmarés Duffy, fue el encarel campeón que deja en su despedida de la competición. gado de revelar alA Bush, además del gunos detalles, peambiente tejano, su predilecro no desveló si en la marcha ción confesa por las hamburpor el campo se habló de polítiguesas y las barbacoas, tamca. La ruta transcurrió por pa- bién le gusta el deporte. Desde hace unos años, a raíz de una lesión de rodilla, se aficionó a darle al pedal. No le debe ir mal, aunque algún susto ha tenido encima de la bicicleta. No precisamente por accidentes con las dos ruedas, por lo menos no que hayan trascendido, pero sí por alguna peculiar circunstancia. Fue la que se dio el pasado 11 de mayo, cuando George W. Bush se encontraba ejercitando sus músculos en bicicleta por los alrededores de la Casa Blanca y una avioneta penetró el espacio aéreo restringido de Washington. En medio de su pedaleo, el servicio secreto se llevó al presidente, se ordenó la evacuación de la Casa Blanca, la sede del Congreso y otros edificios oficiales. Falsa alarma. Ayer en el rancho todo fue calma y buena imagen oficial. Una nota más en las vacaciones de Bush en Crawford, alteradas por las protestas contra su política en Irak que encabeza la madre de un soldado muerto. Ajeno a la circunstancia, el inquilino de la Casa Blanca se centró en disfrutar de su paseo con Armstrong.