Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Los domingos DOMINGO 21 8 2005 ABC LA AGENDA INESPERADA Zapatero Las amargas vacaciones del presidente Las vacaciones de un presidente de Gobierno están sujetas a sobresaltos. Lo que seguramente no esperaba Rodríguez Zapatero es que los suyos, este mes de agosto, fueran a ser tan trágicos POR PABLO ALCALÁ (LAS PALMAS) FOTOS: IGNACIO GIL Y EFE ace apenas unas horas el presidente Rodríguez Zapatero ha regresado a su refugio veraniego de La Mareta, todavía tenso por las horas vividas en Madrid, frente a los diecisiete féretros de los militares caídos en Afganistán. La semana se le quebró el martes con la noticia y se tuvo que poner en marcha. Apenas habrán quedado vagamente ojeados, u hojeados, los siete libros que aterrizaron con él el pasado 2 de agosto en Lanzarote. Sus reflexiones sobre civilizaciones aliadas permanecerán en la lista del vuelva usted mañana En el eterno debe del inventario de asuntos por hacer que conlleva la responsabilidad presidencial. Su descanso pleno habrá pedido cita con el próximo verano. No. No ha sido un verano propicio para cerrar los dos ojos, oír el oleaje cercano y, simplemente, mecerse con su sonido hasta el país del dolce far niente que el castellano ortodoxo traduce por el menos loable No hacer nada Es un hecho, las vacaciones presidenciales de Rodríguez Zapatero han tenido un sabor agridulce. Eso que la elección del presidente y su esposa no podría ser mejor. La más oriental de las Islas Canarias, Lanzarote, mitad obra de los volcanes, mitad empeño de César Manrique es, sin duda, un lugar candidato a perfecto, a belleza imposible, a clima envidiable y a tranquilidad casi sepulcral. Todo ello con su pero más prosaico. A pesar de lo paradisíaco, en Lanzarote también suenan los despertadores, existe el fin de mes, las casas tienen hipotecas y la vida, por ser vida, acarrea problemas. No sólo eso. Se puede apostar, sin demasiado riesgo, que la isla figura entre los diez lugares de Europa en los que la actividad políti- H El caso Roquetas otro aldabonazo inesperado ca es más complicada. Tanto que roza lo cómico, lo absurdo. Explicar exactamente la complejidad de los acontecimientos políticos es algo no sólo al alcance de muy pocos expertos sino excesivamente lejano al interés general. Guadalajara, Roquetas, Afganistán... pesan demasiado en el descanso de Rodríguez Zapatero Llegada a Lanzarote del presidente y su esposa Y entre ellos, la cuarta presidenta del Cabildo lanzaroteño, -no de la historia, de esta legislatura- Inés Rojas. Espero que, después de estas vacaciones en nuestra isla, los asuntos de Lanzarote se traten con más cariño allí en España (sic) dijo, cual Carod Rovira a la canaria, emancipando de golpe la isla de la Patria. Pasado el trámite, los Rodríguez Espinosa comenzaron su blindado descanso. Mientras los cuatro miembros de la familia- -el presidente ha conseguido que sus hijas, Laura y Alba, no aparezcan ni en fotografías ni en crónica social alguna- -se desplazaban en zodiac a la pequeña isla de La Graciosa, ataviado él con un nostálgico polo del ya imposible Madrid 2012, las plataformas en contra de las prospecciones petrolíferas que han de desarrollarse frente a las costas de la isla se movilizaban y pedían reuniones. Nada que perturbase la jornada de la familia, que, fiambrera en mano, dió buena cuenta de un arroz a La Mareta. Era el día en que el quinto presidente de la democracia cumplía 45 años. La lista de espera Conocida la elección del presidente y su familia, no faltaron quienes se fueron convenciendo de que se encontrarían a Rodríguez Zapatero en una cafetería de Arrecife y podrían sentarse un rato a charlar. Presidente, ¿qué hay de lo mío? Antes de poner un pie en la isla, el presidente tenía lista de espera. Su equipo consiguió concienciar al personal de que se trataba de unas vacaciones, los actos se concentraron en el tiempo justo. No faltó nadie, claro.