Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 21 8 2005 37 Los domingos Rodríguez Zapatero ha tenido unas amargas vacaciones como presidente de la nación La ONU como museo. A veces, la sede neoyorquina de Naciones Unidas puede ser un remanso de paz... y de arte Carluccio Giannini, técnico de Cáritas, ha recorrido Níger, terrible patria del hambre Los pilotos son los ojos del incendio, los ángeles de la guarda de las brigadas terrestres. Sus bombardeos de agua y espumantes son la mejor arma contra las llamas Pilotos de helicóptero Cuando el enemigo es el fuego POR VIRGINIA RÓDENAS FOTOS: IGNACIO GIL Y ABC Conmocionados por la muerte de 17 militares en Afganistán a bordo de un Cougar pilotos de helicóptero españoles, la mayoría procedentes del Ejército, nos cuentan cómo se juegan la vida diariamente en un combate desigual contra las llamas de los incendios que arrasan bosques y sierras cada verano S u enemigo no se oculta en los vientres hueros de las montañas afganas como una criminal presencia fantasmagórica, sino que atufa España por sus cuatro costados dando la cara, feroz, brutal, encaramado a nuestros montes, asido a nuestros pastos, invasor como el cáncer de todos los valles, colinas y barrancos. Y hoy, cuando a media mañana nos llegaba la noticia de la muerte de 17 militares españoles a bordo de un Super Puma pulverizado en el desierto afgano, Isidoro, militar en la reserva, con 23.000 horas de vuelo a sus espaldas, y helicopterista de incendios en su recobrada vida civil, se reafirma: Lo de Afganistán ha sido tremendo, pero después de 18 años en el Ejército le digo, a estas alturas de mi vida, que no hay adversario más peligroso que el fuego, ni misión más arriesgada que la de un rescate: cuando alguien está a punto de perder la vida se actúa como en un incendio, pero sin límites que valgan, ni siquiera el de la falta de visibilidad Isidoro, uno de los cuatrocientos pilotos de helicóptero que sobrevuelan el infierno español este verano, aguarda la voz de alerta desde su base madrileña de San Martín de Valdeiglesias, un palacio- -aunque no deje de ser un prefabricado- -si lo comparamos con lo que se ve por ahí. Porque es sorprendente que, ahora que se ha demostrado después de muchos años de incendios que el helicóptero es lo más eficaz para combatir (Pasa a la página siguiente)