Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Madrid DOMINGO 21 8 2005 ABC Controlan las estaciones de Metro y de tren, carreteras, barrios enteros, por no hablar de comercios o museos. Pocas son las zonas que se escapan al control de las videocámaras Una ciudad con mil ojos TEXTO: JUAN SUÁREZ DE LEZO FOTOS: JAVIER PRIETO MADRID. ¿Se ha parado a pensar alguna vez que le están observando a lo largo de toda la ciudad? Si vive por el centro piénselo dos veces si se dispone a entrar en la Puerta del Sol a deshora o a saltarse un semáforo en rojo, pues una cámara puede estar observando cada uno de sus movimientos. Su misión es la de preservar la seguridad de los ciudadanos y evitar infracciones de tráfico, entre otros objetivos. Una situación que no es del agrado de todos los ciudadanos, pero que, según el Ayuntamiento, pretende mejorar la seguridad y la calidad de vida de las personas. Nada ni nadie se escapará en algún momento del día al enjambre de cámaras que pueblan la capital. El sistema de vídeovigilancia se extiende en puntos concretos de toda la capital, tanto en el exterior como en el subsuelo. Una tupida red de cámaras y sensores vigila los más de 100 kilómetros de galerías de servicio que recorren la ciudad, así como los pasos a desnivel. El Ayuntamiento colocará en los próximos meses cámaras especiales para cazar a aquellos conductores que se salten los semáforos en rojo. Las carreteras y calzadas son otros puntos que están tomados, -entre 150 y 200 cámaras- Se trata de un sistema de vigilancia parecido al de los túneles subterráneos, destinado a aliviar la circulación, como en Concha Espina, Sinesio Delgado y Pio XII. En el Barrio de Las Letras se utiliza un método diferente para impedir la intromisión de aquellos vehículos que no tengan la licencia de circulación por la calle de Hortaleza. Algo parecido sucede en enclaves turísticos, como la Plaza Mayor, donde la Concejalía de Seguridad quiere responder así a las quejas de vecinos y comerciantes sobre la venta ambulante y la cantidad de delincuencia. Una veintena de cámaras serán las encargadas de vigilar todo lo que sucede en uno de los puntos neurálgicos más importantes de la ciudad. Las estaciones de Metro y Renfe son de las más controladas desde que se sucedieron los atentados del 11- M. Estas medidas son aceptadas por muchos ciudadanos si con ellas se va a reducir la delincuencia a lo largo de toda la ciudad y los accidentes de tráfico, aunque en otros causa algo más que recelo. José Moya Dependiente de la Plaza Mayor Prefiero las videocámaras a que roben Aunque instalen cámaras de seguridad la delincuencia seguirá igual que antes por muchos barrios, pues los delitos suelen ser menores. Está bien que se quiera controlar el tráfico por medio de cámaras de vigilancia, así la gente no se saltará los semáforos en rojo y se evitarán muchos accidentes. A veces puede llegar a ser un poco exagerado ya que estamos fichados a lo largo de toda la ciudad. Pasos subterráneos, avenidas, bancos, metro. Entes privados o públicos que te observan sin pedir ningún tipo de servicio. Si las televisiones están obligadas a obtener un permiso a la hora de tener que gravar alguna noticia, ¿porqué el Ayuntamiento no nos pregunta si nos parece bien o mal la instalación de las miles de cámaras que custodian la ciudad según ellos? Prefiero las videocámaras a que roben o maltraten, pero no me parece bien que alguno se quiera divertir dirigiendo las cámaras a las ventanas de los edificios, pues la intimidad de cada uno es sagrada Que vigilen todo lo que quieran para la seguridad del ciudadano y el bien de la ciudad, pero que no pasen la línea de la libertad, pues si nos quitan eso se acabaron las libertades de las personas. Es un tema delicado del que muchos no estarán de acuerdo Una de las cámaras de videovigilancia instaladas en el barrio de Las Letras controla el paso de aquellos coches que no tienen autorización Antonio Aparicio Empresario de la Plaza Mayor Merche Manteca Administradora, calle de Preciados Cuantas más zonas se vigilen mejor para todos Tiene sus ventajas e inconvenientes como suele suceder con todo. Por una parte está bien, porque así se puede tener controlada la delincuencia, sobre todo aquí en la Plaza Mayor donde trabajan mucho los descuideros -chavales que aprovechan la más mínima oportunidad para robar a los extranjeros que se acercan por el centro de Madrid- Siempre he apoyado las medidas que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos madrileños. Las cámaras que se coloquen para el control de los semáforos será beneficioso para todo el mundo ya que así se evitarán muchas desgracias por accidentes Creo que cuantas más zonas tengan bajo vigilancia mejor para todos. La intimidad de las personas no se interrumpe con unas cámaras cuya función es la de mantener la seguridad de las personas y convertir la capital en un lugar mucho Deberían preguntar qué nos parece Nunca me he parado a pensar que me puedan estar observando. Puede que la ciudad se haya convertido en un Gran Hermano que lo vigila todo, pero es algo que a mi no me molesta, por lo que no me lo planteo cuando voy caminando por la calle y me dirijo a mi trabajo, voy a hacer la compra o salgo de marcha con mis amigos No le doy ninguna importancia, porque no creo que a nadie le interese como me muevo por la ciudad. Me parece una genial idea. Así todo el mundo se sentirá más seguro por donde vaya Como si quieren poner una cámara en la puerta de mi casa. Entiendo que le pueda molestar a mucha gente, pero tienen que entender que la seguridad de los madrileños se antepone en muchos casos a pequeñas libertades, como por ejemplo caminar por un parque mientras una cámara sigue tus pasos. Lo único que me Debate abierto No sólo las calles están bajo vigilancia, también los hospitales, grandes superficies comerciales, estacionamientos públicos y todo tipo de comercios susceptibles de ser víctimas de un atraco. El debate está abierto en toda la ciudad, pero sobre todo en el centro, donde las cámaras proliferan. Hemos hablado con algunos de sus vecinos. más seguro. A mi gusto, todas las medidas son bienvenidas El Metro es otra de las zonas que necesitan que estén controladas por cámaras de seguridad, sobre todo ahora después de lo que ocurrió hace más de un año en Madrid y lo que ha sucedido en el mes de julio en Londres