Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional DOMINGO 21 8 2005 ABC Golpe de la DEA al narcotráfico con 164 detenidos en Estados Unidos, Colombia y el Caribe b En la operación han sido interve- Washington dice adiós al ostentoso y perenne embajador de Arabia Saudí Bandar bin Sultan acumuló más poder que cualquier otro diplomático b Figura clave en las relaciones nidos 4,5 millones de euros en efectivo, 10.000 dosis de éxtasis, 58 automóviles y medio centenar de armas de fuego ROBERTO PÉREZ. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. La Agencia Antidroga estadounidense (DEA) en colaboración con otras fuerzas de seguridad nacionales y extranjeras, ha detenido a 164 personas en una operación que se ha desarrollado en cuatro ciudades de Estados Unidos, en Colombia y en la República Dominicana. Según informó la DEA, se han desarticulado 27 grupos de distribución que operaban en Estados Unidos, y que proporcionaban mensualmente metanfetaminas a 22.700 consumidores. Las autoridades no han descartado nuevas detenciones y, de momento, han intervenido 5,5 millones de dólares en efectivo (4,5 millones de euros) 10.000 dosis de éxtasis, 58 vehículos y medio centenar de armas de fuego, entre ellas un fusil de asalto de gran calibre, capaz de perforar blindajes. En Estados Unidos, la operación se ha desarrollado en las ciudades de Los Ángeles, Nueva York, New Haven y Des Moines (Iowa) La DEA calcula que esta red de narcotráfico introducía mensualmente en Estados Unidos 1.800 kilos de cocaína, entre nueve y trece de heroína y 23 kilos de metanfetamina. La operación antidroga se ha hecho pública un día después de que la Administración Bush anunciara un plan especial para luchar contra el consumo de metanfetaminas, que incluye la creación de laboratorios de entrenamiento para las fuerzas de seguridad. Esta misma semana, el Tesoro estadounidense también ha identificado a treinta personas y empresas mexicanas que considera vinculadas a dos de los principales grupos de narcotráfico de ese país. Ha ordenado embargar cualquier activo que tengan en Estados Unidos y ha prohibido a sus ciudadanos hacer negocios con ellos. estadounidenses con Arabia Saudí, la imagen pública del Príncipe Bandar quedó eclipsada tras el 11 de septiembre de 2001 PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Dentro de la nutrida y sofisticada fauna diplomática que se concentra en Washington, el príncipe Bandar bin Sultan siempre ha sido una especie aparte. Aunque los embajadores ante la Casa Blanca suelen tener un alto perfil político, estos codiciados destinos no suelen prolongarse más de cuatro años, más o menos el equivalente a un mandato presidencial. Pero en el caso de Bandar- -con casi un cuarto de siglo como inamovible y privilegiado representante de Arabia Saudí en Estados Unidos- -la etiqueta de decano del cuerpo diplomático va más allá del protocolo. Nombrado embajador ante la Casa Blanca al comienzo de la Administración Reagan, durante los últimos 22 años este hijo ilegítimo pero aventajado de la Familia Real saudí ha llegado a convertirse en una especie de lobby unipersonal dentro de las estratégicas e interesadas relaciones entre EE. UU. y el mayor productor mundial de crudo. Pero en la última oleada de cambios jerárquicos en Arabia Saudí, el embajador famoso por sus habanos, labia en inglés de vendedor de zoco y palanca en todos los centros de poder de Washington ha puesto punto final a su influyente carrera diplomática por razones personales Bush charla con Bandar en su rancho de Crawford, en una imagen de 2002 AP Carismático e inteligente, el príncipe Bandar bin Sultan ha sido descrito como el gran Gatsby árabe su libro Plan of Attack Bandar se enteró de la estrategia militar en ciernes antes que Colin Powell. Como medida del estatus especial del embajador Bandar en Washington, la Casa Blanca ha llegado a emitir un raro comunicado de despedida halagando su distinguido servicio con Reagan, Bush padre, Clinton y Bush hijo. Y recalcando que en tiempos problemáticos, los presidentes de Estados Unidos del pasado y del presente han confiado en los consejos del embajador Bandar. En buenos tiempos, han disfrutado su irónica, encanto y humor La ascendencia del príncipe Bandar, como han recordado algunos ex altos cargos del Departamento de Estado, no se entiende sin la riqueza de Arabia Saudí y oportunos favores financieros realizados en lugares tan delicados como Nicaragua durante los años ochenta. Pero además de conseguidor internacional, el embajador ha actuado también como un discreto puente de comunicación del Gobierno estadounidense con toda clase de líderes árabes. Reconociéndosele un papel instru- mental en solucionar el conflicto planteado entre EE. UU. y Libia por el atentado contra el vuelo 103 de la Pan Am. Tras el 11- S Con todo, la posición pública de Bandar había quedado un tanto eclipsada desde el 11 de septiembre de 2001, con unas relaciones bilaterales complicadas por el hecho de que 15 de los 19 secuestradores de Al Qaida eran ciudadanos saudíes, además de un voluminoso flujo de financiación terrorista. Para explicar estas desagradables circunstancias, el embajador ha insistido en que todo era una deliberada artimaña de Bin Laden para envenenar unas relaciones bilaterales muy estrechas desde la Segunda Guerra Mundial. Los perfiles publicados con motivo de su cese reconocen a Bandar carisma, energía, inteligencia y costumbres poco ortodoxas, hasta el punto de haber sido descrito en alguna ocasión como una versión árabe del gran Gatsby no solamente por su colección de mansiones en varios continentes y su privado Airbus A- 340. Como sucesor, Riad ha designado al príncipe Turki al Faisal, hijo del fallecido Rey Faisal y que dirigió durante 14 años los servicios de Inteligencia saudíes hasta dimitir un mes antes del 11- S para ser embajador en Gran Bretaña. Bandar lo describe como el hombre adecuado, en el lugar y momento adecuados Bandar Bush o Top Gun En su excepcional condición de casi eterno embajador saudí, el diplomático se ha llegado a ganar sobrenombres como Bandar Bush o Top Gun en referencia a su condición de peso pesado con acceso directo a ocupantes de la Casa Blanca. Familiaridad con el Gobierno de Estados Unidos que habría llegado a su máxima cota cuando la Administración Bush no dudó en anticipar y compartir con Bandar los planes secretos del Pentágono para invadir Irak en 2003. Según el relato ofrecido por el periodista Bob Woodward en Irak Jordania Pakistán La ONU lamenta que Bagdad restablezca la pena de muerte DPA. Ashraf al- Qadi, delegado de Naciones Unidas en Irak, lamentó profundamente la decisión judicial de ejecutar a tres iraquiés, confesos miembros del grupo terrorista Ansar al Sunna, vinculado a Al Qaida. Aunque las sentencias no se han hecho todavía efectivas. Al- Qadi instó al Gobierno de transición a abstenerse de introducir de nuevo la pena de muerte en el país del Golfo. Detienen a un iraquí y hallan el lanzacohetes del ataque de Áqaba EP. Un iraquí que formaba parte del grupo de cuatro sospechosos en busca y captura tras los ataques con cohetes del viernes contra un barco de la marina estadounidense- -que se saldaron con un soldado jordano muerto y otro herido- -fue detenido ayer en Amman. Las autoridades jordanas localizaron el lanzacohetes utilizado para disparar los proyectiles, informó el ministro del Interior. Ahorcado un soldado por participar en un atentado contra Musharraf EP. Un militar paquistaní fue ahorcado ayer tras ser condenado por tomar parte de una conspiración para asesinar al presidente del país, Pervez Musharraf. Islam Sadiqqui fue uno de los soldados arrestrados después de que miembros del Ejército, junto a efectivos de Al Qaida, trataran de hacer saltar por los aires el coche en el que viajaba Musharraf cerca de Islamabad el 14 de diciembre de 2003.