Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 La Entrevista DOMINGO 21 8 2005 ABC Carvalho y Lula da Silva, durante un congreso del PT en 1986 APOLONIO DE CARVALHO Afiliado número uno al PT y conciencia crítica de la izquierda en Brasil El Gobierno de Lula y el Partido de los Trabajadores han pecado de arrogancia SAO PAULO. Conocido como el héroe de las tres patrias por haber combatido en España, Francia y Brasil, este legendario militante, conciencia crítica de la izquierda brasileña y afiliado número uno al Partido de los Trabajadores, no pierde la esperanza de que el PT y el presidente Luiz Inácio Lula da Silva superen la grave crisis política y de credibilidad por la que atraviesan desde hace tres meses, que ha provocado la caída de toda la dirección ejecutiva del partido y dilapidado las esperanzas despertadas en este país, tan potencialmente rico como lleno de desheredados, tras la victoria electoral de Lula. Apolonio de Carvalho, optimista, pese a todo, recibe a ABC en el apartamento de uno de sus hijos en Río de Janeiro. -Usted, fundador y afiliado número uno del PT, ¿cómo sufre la crisis de Lula y su partido? -Quiero ser positivo, aunque apenas reconozco hoy la imagen original del Partido de los Trabajadores. Recuerdo dos versos de Louis Aragon, en homenaje al gran escritor Gabriel Péri, fusilado por los alemanes: Y si fuese para repetirlo, haría de nuevo ese camino En la vida de las personas, las instituciones y los movimientos sociales hay momentos de tormento, pero también auroras coloridas. Vivimos tiempos difíciles. Los superaremos porque confiamos en la perseverancia del pueblo en su búsqueda de una sociedad mejor. -Pero las denuncias por corrup- El hombre más respetado por la izquierda y los sindicalistas brasileños cree que el presidente y la cúpula del PT han entendido el poder como un monopolio TEXTO VERÓNICA GOYZUETA. CORRESPONSAL FOTOS ABC ción y fraudes son escandalosas... -Lo que está ocurriendo era previsible. Empezó en junio. Estamos en el tercer mes de una crisis política muy aguda. Su origen está en el pánico de las fuerzas conservadoras ante la posibilidad de que Lula sea reelegido en los próximos comicios. ¿Y dónde queda lo probado? Hubo nepotismo y delitos evidentes... -La crisis les explotó al Gobierno y a buena parte de la dirección nacional del PT entre las manos sin esperarlo. Se vieron sorprendidos. Pero en apenas mes y medio supieron responder saneando la cúpula del partido, despidiendo a esos elementos corruptos responsables de los fraudes, los culpables de esta situación, que la oposición suele llamar el lodazal del PT ¿Considera entonces que un pequeño grupo de dirigentes traicionó al partido? -No fue sólo el compañero Lula quien se sintió con el derecho de decir fui traicionado La gran mayoría de los compañeros del partido se sintieron así. Todos nos vimos sorprendidos, nos dimos de bruces con el problema. Fundador número 1 del Partido de los Trabajadores ¿Ha pasado ya el riesgo de destitución del presidente? -Un Parlamento debilitado frente a la opinión pública no tiene fuerza moral para proponer el impeachment del Gobierno Lula. Se limitará a deterio- rar la imagen de la dirección nacional del PT. A pesar del actual rosario de acusaciones, la Presidencia de la República sigue sin ser objeto de una sola denuncia fundamentada. -Sin embargo, ha menguado su apoyo popular... -Los sondeos de opinión nos siguen mostrando una clara confianza de la mayoría de los electores. Un 40 por ciento de los brasileños consideran excelente o bueno el trabajo del gobierno, mientras un 35 por ciento lo ven como regular. Los descontentos, audazmente dirigidos, querrían soluciones radicales inmediatas, pero la opinión pública no lo permitiría. ¿No son muchos los electores que se sienten traicionados? -Lo que se percibe en el aire es una invitación de la oposición a la ciudadanía perpleja ante estos casos de corrupción, principalmente a la clase media, que está bastante dividida, pero no afecta a la gran masa que apoya al PT... por ahora. -Un PT que se autoproclamaba dueño del patrimonio ético... ¿La traición a esta bandera ha agravado el calado de la crisis? -Es cierto que la dirección del PT y el Gobierno de Lula han dado imagen de autosuficiencia y de arrogancia. ¿Cuáles fueron los errores del partido? -Se otorgaron poderes excesivos en la administración de la vida política del