Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Los Veranos SÁBADO 20 8 2005 ABC ÁREA DE DESCANSO EL VIBOREO PAISAJE CON FIGURAS Rellene los cuadrados vacíos de este encasillado de 9 x 9, dividido en cuadrículas de 3 x 3, con números del 1 al 9, de forma que cada cifra no se repita en la misma columna, ni en la misma fila ni en la misma cuadrícula. SOLUCIÓN AL DÍA ANTERIOR Los reality shows norteamericanos buscan enfermos graves y patitos feos AQUILES MATA Por Mónica Fernández- Aceytuno Que la caja tonta de Estados Unidos roza la estupidez más absoluta no es nuevo, pero que los reality pidan como requisitos a sus concursantes que sean enfermos graves, esposos insatisfechos o patitos feos es demasiado. Un programa de la ABC, por ejemplo, busca candidatos que necesiten una prótesis, hayan sobrevivido al cáncer o divorciadas cuyos maridos las hayan dejado por otras más bellas. Y la audiencia sin parar de subir. MANDO A DISTANCIA a orquesta Fania que actúa en la fiesta de Salto bajo el cielo constelado, entre bochinches iluminados como estrellas, está compuesta por una familia: el padre, que canta; los hijos, que tocan; la niña, que baila. A quince metros de distancia, se sitúa la madre, con el control de las luces y el sonido. Cuando quiere, cambia el color del vestido a la niña, sube el volumen a los hijos, o hace callar al marido. L SECRETOS DE MUJER Por Marta Barroso y Teresa de la Cierva CONTRA LA LEY DE LA GRAVEDAD determinada edad lo que tiene que caer, cae. ¿Para qué vamos a engañarnos? Nalgas, posaderas, glúteos, trasero. Lo llamemos como lo llamemos, es una de las zonas del cuerpo donde la fuerza de la gravedad es implacable. Sobre todo ocurre con las mujeres. A veces grande, otras plano o caído, no importa como sea, se empeña en no mantener sus formas ni permanecer en el lugar adecuado. Pero meterlo en cintura no resulta tan complicado como puede parecer en un principio. Basta una serie de gestos (si se hacen de forma continua) sumados a lo largo del día para que los músculos se mantengan donde es debido: -Sentada, contraiga fuertemente los glúteos y, al hacerlo, aproxímelos entre sí. -Cuando esté de pie, relaje las rodillas de forma apenas imperceptible, gírelas un poquito hacia fuera y, al hacerlo, contraiga los glúteos. Podrá hacerlo sin que ninguna mirada indiscreta se dé cuenta. -Al andar, acostúmbrese a llevarlos contraídos. A