Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad SÁBADO 20 8 2005 ABC Salud ALERGOLOGÍA CARDIOLOGÍA Las embarazadas con asma no deben suspender sus tratamientos ABC MADRID. Durante la gestación, los tratamientos para combatir el asma y la rinoconjuntivitis no sólo no dañan al bebé sino que lo protegen. Esta es la principal conclusión de un estudio del Hospital Puerta de Hierro de Madrid que alerta sobre los riesgos de inframedicar a las mujeres embarazadas con asma o alergia. El trabajo del Servicio de Alergología advierte que los efectos adversos de un asma mal controlado en el feto son mayores que los derivados de los fármacos empleados para tratarlo. Es más si se produce una crisis asmática, puede disminuir la aportación de oxígeno a los pulmones del niño y provocarle graves daños. Además, el asma puede ser responsable de otros efectos indeseables como hipertensión, parto prematuro y bajo peso al nacer del bebé. También se aconseja a las embarazadas que traten su rinoconjuntivitis, aunque por precaución se pide que no inicien su vacunación durante la gestación. Los alergólogos madrileños insisten en que el asma debe considerarse una enfermedad de riesgo en el embarazo y antes de retirar la medicación deben valorarse los riesgos y los beneficios para la madre y el niño. El estudio, que ha coordinado el alergólogo Ángel García Cubero, se pública en el último número de la revista Allergologia et Inmunopathologia El consumo prolongado de analgésicos aumenta el riesgo de hipertensión Investigadores estadounidenses han realizado un estudio entre 5.000 mujeres laboratorios Merck retiraron Vioxx tras conocerse que podía generar accidentes cardiovasculares, como derrames o ataques al corazón ROBERTO PÉREZ. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Tomar de forma continuada analgésicos que no incluyan el compuesto de la aspirina multiplica el riesgo de padecer hipertensión entre las mujeres. Así lo indica un estudio realizado por la Facultad de Medicina de Harvard y el Hospital de Mujeres Birgham, de Boston. Sus resultados han sido publicados por la revista Hypertension que edita la Asociación Estadounidense del Corazón, y aborda un hábito generalizado entre un buen número de mujeres. Algunos de esos efectos ya eran conocidos. Vioxx fue retirado del mercado por los laboratorios Merck hace un año, después de que otro estudio confirmara que aumentaba el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares, como ataques al corazón o derrames cerebrales. Ese antiinflamatorio se empezó a vender en 1999 y, sólo en España, en los doce meses previos a su retirada fue adquirido por 277.000 personas. También se sospechaba que otros analgésicos que se venden sin receta pueden generar hipertensión. En concreto, las drogas antiinflamatorias no esteroideas, conocidas como NSAIDS por sus siglas en inglés. Entre ellas el b Hace un año, los El riesgo es mayor entre las mujeres que en los varones ibuprofeno o el naproxeno Hasta ahora, de esa lista de analgésicos cuyo consumo continuado puede provocar problemas de tensión arterial se había salvado el acetaminofeno que se suele vender como Tylenol Sin embargo, este nuevo estudio ha determinado que las mujeres que ingieren Tylenol de forma prolongada ABC tienen casi el doble de riesgo de sufrir hipertensión que las que no lo toman. Las conclusiones de esta investigación clínica se extienden también a otros analgésicos similares que no llevan aspirina. El estudio fue realizado entre 5.123 mujeres y ninguna tenía problemas de tensión sanguínea cuando comenzó su seguimiento.