Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Sociedad SÁBADO 20 8 2005 ABC Salud Por 2.000 euros y un coste anual de mantenimiento, una empresa privada puede almacenar el cordón umbilical con la promesa de que podrá ayudar a su hijo si enferma. Es el nuevo negocio que intenta instalarse en España con los recelos de la Organización Nacional de Trasplantes El negocio de los bancos privados de cordón umbilical TEXTO; N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. ¿Quiere proteger a su familia? Usted tiene una oportunidad única si conserva las células madre del cordón umbilical. Más de 40 enfermedades graves como la leucemia se pueden tratar con un trasplante de estas células. Si no lo hace, no le quedará más remedio que acudir a un donante y el 40 por ciento de los enfermos no lo encuentran Este es el tipo de mensajes con el que algunos bancos privados de cordón umbilical intentan captar clientes jugando con la sensibilidad de los padres. En Estados Unidos y en algunos países europeos como el Reino Unido, Bélgica o Alemania, la conservación de cordones umbilicales se ha convertido en una oportunidad de negocio, pese a las duras críticas que están recibiendo. Expertos en bioética y grupos médicos claman contra este tipo de empresas por jugar con la sensibilidad de los padres y el miedo que les provoca oír hablar de enfermedades graves como la leucemia. La Academia Americana de Pediatría se ha pronunciado en contra y el Colegio británico de Obstetricia y Ginecología del Reino Unido ha elaborado un informe donde se critica la publicidad persuasiva con la que se dirigen a los futuros padres. Alusiones como que sus hijos podrían ser tratados de una amplia lista de enfermedades como la diabetes, el alzheimer o el parkinson es uno de los ejemplos que citan los ginecólogos británicos y califican de simple especulación Incluso la Comisión Europea ha mostrado expresamente sus recelos por la proliferación de estos bancos y ha pedido a sus estados miembros que no apoyen este tipo de iniciativas. Italia ha optado por prohibir su actividad. Las células madre de cordón se congelan en tanques de nitrógeno líquido LUIS VIDAL Tesoro biológico El cordón umbilical ha pasado de ser un material de desecho para convertirse en un preciado tejido con el que ya se trata a muchos enfermos con cáncer. Las células de cordón son una de las alternativas más válidas al trasplante de médula porque, entre otras cosas, no necesitan ser perfectamente compatibles con el receptor y poseen cierto efecto para potenciar el sistema inmunológico. Hoy se utiliza en el tratamiento de los cánceres hematológicos (leucemia, linfomas... y anemias severas. Pero se han convertido en el nuevo tesoro biológico con el que los científicos buscan tratamientos para curar enfermedades incurables como el parkinson, el alzheimer o desórdenes metabólicos. Podrían ser la alternativa a las células madre embrionarias. No ofrecerían reparos de tipo ético y, en principio, no tendrían riesgo de desarrollar tumores, como sucede con las embrionarias. Ósea (Redmo) una red que pone en contacto a todos los bancos de sangre de cordón umbilical del mundo. De manera que cualquier paciente que necesite un trasplante de sangre de cordón tiene a su disposición las 45.000 unidades de todos los centros de la red. Madrid, dispuesta a instalarlos A los siete bancos públicos se podrían sumar otros privados. Varias empresas ya han solicitado permiso para instalarse en Asturias, Cataluña, Madrid y Valencia. De momento, se han topado con el rechazo de la Organización Nacional de Trasplantes y de varios Gobiernos regionales, como el de Asturias, que han denegado sus solicitudes. La Comunidad de Madrid es la única Administración que ve con buenos ojos la instalación de los bancos privados de tejidos. Tanto, que el Gobierno madrileño ya ha redactado un proyecto de decreto ley para regular la actividad de los bancos autólogos de tejidos. El proyecto está en estos momentos pendiente del dictamen del Consejo de Estado. Si se aprobara definitivamente, Madrid sería la primera comunidad en introducirlos, en contra de las recomendaciones de la Comisión Nacional de Trasplantes El plan de la Comunidad de Madrid también podría chocar con una directiva europea sobre células y tejidos que entrará en vigor en España el próximo mes de abril. La transposición de la normativa europea obligará a modificar la legislación nacional con un Real Decreto en el que no se cuenta con los bancos privados de tejidos. La posición del Ministerio de Sanidad es muy clara: si hay acuerdo, la idea es poner las condiciones necesarias para que no se puedan instalar en España asegura Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes. Matesanz pone como ejemplo a Italia, donde en lugar de prohibirlos se puso como condición que todos los bancos de cordón umbilical se instalaran en hospitales públicos. Desde su punto de vista, uno de los mayores peligros de autorizar este tipo de actividades es que se quiebra el principio de solidaridad y universalidad sobre el que se asienta el sistema de donación y trasplante español. La donación siempre es altruista, si alguien necesita un trasplante de células de cordón tendrá a su disposición la más indicada de todas las que se almacenan en la red Redmo sin pagar nada a cambio Menos eficaces que los donados A los dilemas éticos se suman otras cuestiones prácticas sobre la eficacia de los trasplantes autólogos: Si un niño desarrollara una leucemia, el mejor tratamiento no sería sangre de su propio cordón, que podría estar contaminada, sino la sangre de un niño sano y compatible. Pero además, para la gran mayoría de enfermedades con las que se dice que puede funcionar, elcordón propio no sería el tratamiento de elección apunta Sergio Querol, director médico del Programa de Sangre de Cordón Umbilical del Banco de Sangre y Tejidos de Cataluña. Sin embargo, este experto piensa que prohibir su actividad sea lo más acertado. Debemos respetar el derecho de Siete bancos públicos en España En España aún no ha aterrizado ningún banco privado de cordón umbilical. Como en la mayoría de países desarrollados, nuestro país ha puesto en marcha bancos de titularidad pública que se nutren de las donaciones altruistas de las madres. Los siete bancos repartidos por Madrid, Valencia, Málaga, Barcelona, Asturias y Canarias, no conservan la sangre de cordón sólo para uso del donante o de sus familiares: su objetivo es ayudar a cualquier enfermo que lo necesite. Cuando una mujer realiza la donación, la sangre del cordón umbilical pasa a formar parte del Registro Español de Donantes de Médula Madrid ya ha redactado un proyecto de decreto para regular la actividad de los bancos privados de cordón En España existen siete bancos públicos que se nutren de donaciones altruistas