Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 SÁBADO 20 8 2005 ABC Nacional Los cuerpos fueron retirados con urgencia por la sensación de inseguridad y el miedo a un ataque Fuentes militares en Afganistán constatan la preocupación del contingente ante posibles amenazas b En Camp Arena se han extremado las medidas de vigilancia y se ha dado orden de reducir todo lo posible las salidas al exterior, que se harán con la protección máxima C. M. J. S. MADRID. Hay miedo en la base Camp Arena de Herat. La incógnita, todavía no despejada por el Ministerio de Defensa, sobre si el aparato siniestrado el pasado martes se desplomó por accidente o fue abatido por un ataque exterior ha extremado la sensación de preocupación por la propia seguridad en el interior del acuartelamiento, donde- -según han constatado fuentes militares destacadas en Afganistán- -se han extremado las medidas de vigilancia y se ha dado orden de reducir todo lo posible las salidas al exterior. Según estas fuentes, la sensación de amenaza fue muy intensa desde el mismo momento en que hubo conocimiento de la tragedia, como lo demuestra el hecho de que los soldados desplazados en los helicópteros que acudieron en auxilio del siniestrado se ocuparon de retirar con urgencia los cadáveres y sus efectos personales ante la extrema peligrosidad de la zona, y la posibilidad de que hubiera sido tumbado por un misil El equipo de identificación de los cuerpos, el de investigación y los asesores jurídicos militares que viajaron en el Air Bus fletado por el Ministerio de Defensa, en el que se encontraba también el titular del departamento, José Bono, encontrarían los restos de los fallecidos ya en el campamento a su llegada, la mañana del día 17. Por el momento, un juez militar se ha hecho cargo de las diligencias, a la espera de los resultados que se deriven de la investigación emprendida por Defensa sobre las causas de la tragedia. Soldados de la ISAF inspeccionan el segundo helicóptero siniestrado en Herat ISAF El helicóptero chocó contra el suelo, recorrió 50 metros y explotó Expertos de la comisión de investigación del Ejército del Aire que analiza el siniestro de Afganistán apuntan que el helicóptero chocó en un primer momento contra el suelo y se desplazó entre 40 y 50 metros antes de comenzar a arder tras una explosión, según fuentes de la investigación consultadas. Las citadas fuentes indicaron que, tras observar las huellas, los restos del aparato, la munición y los restos de combustible hallados en la zona del siniestro, se puede deducir, de modo provisional, que el siniestro se produjo al tocar suelo la aeronave y que, a partir de ese golpe, el helicóptero recorrió unos 50 metros hasta que explosionó y, posteriormente, ardió. En el lugar de dicha explosión se encontró el principal resto de fuselaje del helicóptero. Por el momento, los resultados de las pesquisas no concretan, sin embargo, si este roce del tren del aparato con la tierra se produjo por una pérdida de control de la aeronave accidental o por un impacto desde el exterior. Misión de guerra Las condiciones de riesgo de la zona han llevado al PP a pedir explicaciones al Gobierno sobre cuál es exactamente la misión que están desempeñando en Afganistán las tropas españolas. Participan claramente en misiones de guerra advirtió el portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Defensa del Congreso, que advirtió que hoy han cambiado completamente las condiciones en este país con respecto a las que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expuso ante el Congreso cuando pidió el apoyo para el envío de las tropas. Tienen muy poco que ver dijo. Realmente no cabe la menor duda de que las maniobras y las misiones Un juez militar se ha hecho cargo de las diligencias, a la espera de los resultados de la investigación que se están realizando son de alto riesgo- -señaló el diputado- El propio Rajoy le dijo que parecía que nos anunciaba que íbamos a participar en misiones caritativas agregó, en referencia a los comentarios realizados por el jefe Hay que despejar por qué los afganos que llegaron al lugar apedrearon los helicópteros de la oposición ante las explicaciones ofrecidas en su momento por José Luis Rodríguez Zapatero en el Congreso sobre el cambio de misión de las tropas españolas de la capital de Afganistán, Kabul, al oeste, culminado en mayo. Para el PP, existen muchas, muchas dudas en torno a lo que en realidad está siendo esta misión, y también en cuanto a los hechos que rodearon al accidente. Preguntas para las que, indicaron, buscarán contestación en cuanto haya finalizado la fase más dolorosa de inhumación de los 17 fallecidos. Entre las incógnitas habrá que despejar por qué el segundo aparato tomó tierra entre dos hendiduras del terreno, en un lugar absolutamente anormal si no es para protegerse de alguna amenaza percibida en el momento, y habrá que dar significado también a por qué los afganos que llegaron al lugar de los hechos, después la emprendieron a pedradas con los helicópteros en una acción que demuestra una singular hostilidad contra las tropas. Por otro lado, ha trascendido que tras el acto de recepción de los cuerpos el jueves en la Base Aérea de Getafe, pudieron escucharse comentarios acerca del malestar de las familias de los dos pilotos del aparato siniestrado por la insistencia oficial en la hipótesis que apunta a que la aeronave se estrelló al no poder superar una ráfaga de viento. Sobre los de la segunda aeronave, el ministro José Bono destacó que el capitán que estaba a los mandos se mostró muy diligente, y con su maniobra salvó la vida de los que iban dentro