Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid VIERNES 19 8 2005 ABC SE DICE SE COMENTA INFORMACIÓN MOLESTA Al Partido Socialista de Madrid le ha sentado muy mal que la viceconsejera de Sanidad informe del número de ciudadanos atendidos en la Comunidad. La número dos del consejero Lamela convocó ayer a la prensa para informar de las tarjetas sanitarias expedidas en Madrid y del número creciente de inmigrantes en los centros sanitarios. Información pura y dura. Sin embargo, para la portavoz adjunta del PSOE en la Asamblea, Matilde Fernández, es una vergüenza que Sanidad presuma de hacer su trabajo. MADRID AL DÍA LA ESCUELA NO PUEDE ESPERAR Las familias de los nuevos barrios madrileños aguardan con cierta inquietud el comienzo del curso académico, ya que los colegios a los que deben acudir sus hijos están, en algunos casos, sin acabar de construir. Educación garantiza el normal comienzo de las clases, pero los padres ven cómo, a menos de un mes del inicio de las mismas, falta mucho por hacer. Confían en que todo se quede en una infundada inquietud y esperan un signo de los responsables educativos para no alentar el fantasma de las aulas prefabricadas. SEQUÍA MANUEL MARÍA MESEGUER LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Aviones sobre Santo Domingo El 14 de Agosto, un avión se estrella en Atenas. El 17, otro en Maracaibo... Con mis sinceras condolencias hacia los cientos de víctimas mortales, no puedo evitar preguntar: ¿qué se está haciendo para que lo mismo no ocurra aquí y no ocurra sobre una población urbana? ¿acaso no hay una perversa conexión entre estas desgracias y las protestas de hace unas semanas por sobrevuelos en poblaciones urbanas del norte de Madrid, como las de los vecinos de Santo Domingo, Ciudalcampo y San Sebastián de los Reyes? Éstos se vieron obligados a cortar tres sábados la autopista A- 1 para llamar la atención sobre los miles de aviones que les sobrevuelan. Por favor, miembros del Gobierno, del Ministerio de Fomento y de su adscrita AENA: aumenten el control de los aviones, y no sobrevuelen poblaciones. Pongan por encima de todo la seguridad del ciudadano, antes de que haya una desgracia tremenda. Hagan innecesarias más protestas. Santiago Madruga ABC Un vertedero ilegal En septiembre de 2004, el Ayuntamiento de Cercedilla decidió que en dos meses se cerraría una parcela que se usa como vertedero, atentado contra la salud y la seguridad (sic) Un año después, pese al rótulo que prohíbe verter escombros, una mole de arena y grava continúa amenazando a todas las personas que pasan junto a él. Ángel J. López Uría Devoción por la Paloma Deseo manifestar mi felicitación al cuerpo de bomberos de Madrid por su cariño y recio respeto manifestado el pasado fin de semana a la Virgen de la Paloma, Santa María, la madre de Dios. Hacía un calor tremendo y allí estaban con sus uniformes- -otros con ropa de faena, ya que faenaban para Ella- Porque los recibía la Reina de los Cielos. Al llegar a la Puerta de Toledo (que estaba a reventar de fieles esperándola) estos bomberos hicieron un alarde de destreza y arrojo descolgándose de las alturas, deslizándose por ca- bles tendidos. Todo un derroche de valentía para agasajar a su Virgen de la Paloma, la de todos, la Madre de Dios. ¡Gracias de todo corazón! Porque la celebración fue, un año más, tradición y devoción hacia María Santísima. Santiago Mata López Libertad en la Colonia Marconi Al señor Llamazares, diputado de IU, quisiera manifestarle mi indignación ante sus declaraciones de hace una semana sobre el estado de sitio que, según él, se vive últimamente en la Colonia Marconi. Es probable que su afirmación se deba a que desconoce cómo viven el día a día los vecinos de esa colonia que son ciudadanos que pagan sus impuestos por servicios municipales. Sin embargo no pueden usar la calle con libertad absoluta. Porque esas calles son focos, no sólo de inseguridad perma- nente, sino de altísima insalubridad. Por ello, quisiera preguntarle: ¿Qué libertad es la que cree usted sitiada ¿La de unas esclavas sexuales que trabajan de noche y día para conseguir una recaudación mínima porque la máxima es para las redes que las explotan? Mujeres sin cartilla sanitaria, sin controles de salud, sin pasaporte y sin más horizonte, muchos días, que una brutal paliza por la escasez de la recaudación. Sus ojos, vidriosos, a veces por la droga que las sujeta a su esclavitud, miran desde una desolación que encoge a cualquier bien nacido. Vaya usted a esas calles y haga política, es decir, trabaje a favor de la polis La libertad de los vecinos de Marconi sí está sitiada por quienes han establecido allí un negocio muy rentable que impone su ferocidad a toda la ciudadanía. Romper ese estado de sitio por parte de la Policía, desde un estricto respeto a la legalidad, es un legítimo derecho de los ciudadanos libres. Inmaculada García Barrientos Violencia doméstica Leo en un artículo que se ha incrementado el número de mujeres maltratadas atendidas por el turno de oficio. Soy abogada y estoy inscrita en el Turno de Violencia de Género (antes doméstica) Todos los profesionales que nos dedicamos a esto, sufrimos las consecuencias de una ley electoralista y un sistema mal organizado. Todos opinamos lo mismo, al margen del signo político. Se están produciendo abusos que claman al cielo y nadie profundiza en este tema, ni lo soluciona. No se protege a las víctimas reales y en cambio hay cientos de desvergonzadas que utilizan la ley para lucrarse o, cuanto menos, hacer gastar recursos al Estado. Beatriz López García a pasado la Virgen de Agosto y las tormentas de verano se resisten ante este excesivo azul velazqueño del cielo de Madrid. Cada vez se sienten más cercanos los ronquidos del desierto y sofoca su aliento de fuego y desolación. Media Península Ibérica arde tan sin remedio que el agobio ha llevado al escritor valenciano Vicente Millán Puelles a preparar un alegato ante la ONU para perseguir como crímenes contra la humanidad los incendios provocados voluntariamente por la mano del hombre. Pero mientras media España se resquebraja antes de desertizarse, en la Comunidad de Madrid se escucha demasiado a menudo el chiflido de los aspersores en los jardines públicos y el sonido de los riegos a manguera abierta atravesando los setos de arizónicas que este verano se tiñen inexorablemente de marrón. Se asegura que en septiembre entrará la región en la fase de sequía severa y con ella acabará el jolgorio del agua, aunque no se entiende la dilación, ante los testimonios gráficos que muestran el avance del secarral, como los que se han publicado del Jarama, río del que muchos aprendimos su nombre y su situación con la novela homónima de Rafael Sánchez Ferlosio. Cuando el río se adentra en la región de Madrid, escribía Ferlosio en 1955, sus aguas divagan por un cauce indeciso, sin dejar provecho a la agricultura. En Talamanca, tan sólo, se pudo hacer con ellas una acequia muy corta Tiene un puente en el mismo Talamanca, hoy ya inútil, porque el río lo rehusó hace largos años y se abrió otro camino Es decir, que tampoco entonces debía de andar sobrado de caudal. En este riachuelo de aguas huidizas y cerca de una presa, situó el escritor la acampada de unos jóvenes madrileños un domingo de verano. Un escenario más amable, sin duda, que el lecho de piedras que muestra ahora en el entorno de Torremocha y Torrelaguna o bajo el puente de Talamanca. Se asegura que en la reciente entrevista de la presidenta de Madrid con el presidente del Gobierno, se desconcertó la veterana política ante la promesa de Zapatero de que en la región no faltaría el agua. ¿Nigromancia, artes adivinatorias, desaladora en la playa de Madrid o informe secreto de la NASA? Da igual. Que acierte. H