Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional VIERNES 19 8 2005 ABC EE. UU. cuenta otras seis bajas en la región BAGDAD KABUL. Los conflictos de Irak y Afganistán continúan cobrándose su diario tributo de soldados norteamericanos muertos. Ayer, fueron seis los militares norteamericanos que perdieron la vida. Cuatro en la ciudad iraquí de Samarra y dos en el sureste de Afganistán, donde es más activa la guerrilla talibán. Los muertos en Samarra fueron provocados por la explosión de una bomba oculta en la cuneta de una carretera, en una jornada marcada por la continuación de una violencia que añade presión a las negociaciones sobre la Constitución que siguen estancadas. Una bomba de carretera fue también la causa de la muerte de los dos soldados norteamericanos en las inmediaciones de Kandahar, en el sur de Afganistán. Un atentado perpetrado al mismo tiempo que se lanzaba la campaña electoral de los próximos comicios parlamentarios, en los que se teme que la insurgencia talibán aumente sus ataques para mostrar que continúa plenamente en activo. El nuevo embajador norteamericano en Afganistán, Ronald Neuman, señaló a este respecto que todo indica que los ataques de los talibán aumentan y van a continuar azotando el país durante un largo tiempo. Hay más violencia y hay elementos violentos que intentan volver. Creo que vamos a tener dificultades durante durante algún tiempo explicó. Manifestación de apoyo en Oregón a la madre de un soldado muerto en Irak, que lidera el movimiento en contra de la guerra AP Los opositores norteamericanos a la guerra de Irak despiertan de su letargo Más de 1.600 concentraciones pacifistas exigen el fin de la ocupación b La madre californiana que perdió un hijo soldado en Irak abandonó ayer la protesta que mantenía frente al rancho Crawford porque su madre sufrió un derrame cerebral MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL WASHINGTON. Los opositores a la invasión de Irak despertaron el miércoles del profundo letargo en el que les sumió la decepción de las elecciones de noviembre pasado, en las que George W. Bush salió reelegido. Siguiendo la petición de apoyo que había lanzado la madre de un soldado fallecido para pedir una explicación al presidente, más de 100.000 estadounideses salieron a las calles para protestar, a la luz de las velas, en cerca de 1.700 vigilias. La madre californiana del soldado muerto en combate, Cindy Seehan, que hacía guardia frente al rancho Crawford, abandonó ayer la protesta al recibir la noticia de que su madre había sufrido un derrame cerebral. Sin embargo, el país se vuelca en su apoyo y el campamento se mantendrá hasta conseguir su propósito. Es como un mensajero despertando a todo el mundo dijo Tom Mazzie, director de la organización MoveOn. org que ya hizo campaña activa contra Bush. El grupo dijo haber sido incialmente reticente a colaborar con la cruzada de la madre californiana de 46 años por temor a acabar dañando su causa, dada la relación con prominentes políticos democratas que sostiene MoveOn. org. En la neoyorquina plaza de Union Square, que tantas manifestaciones pacifistas ha visto, contra viento y marea, desde la misma resaca del 11 de septiembre de 2001, las pancartas de Reúnase con Cindy Sheehan sustituyeron por un día a los monopatines y los números de break- dance Tiene todo el derecho del mundo a pedir que el presidente le explique por qué ha muerto su hijo dijo convencida Martha Patterson, que en una mano sostenía una vela rosa y con la otra aguantaba el cochecito de su bebé. Madres movilizadas Muchas otras madres de soldados fallecidos en Irak han dejado el luto en el armario para acudir a la pequeña aldea texana de 700 personas en la que el presidente pasa el mes de agosto. Cindy ha prometido que no se marchará de allí hasta que el mandatario se reúna con ella o vuelva a la Casa Blanca. La indiferencia de Bush proporciona a las televisiones imagenes mucho más dañinas que cualquier encuentro, al permitirles retratar cada día el paso de su faraónica caravana de furgonetas negras con cristales ahumados, por un camino flanqueado de cruces blancas y madres cansadas bajo el sol La mujer, que llegó sola con una silla plegable, deja ahora sus pensamientos en un blog (www. crawfordupdate. blogspot. com) en el que dedica la mayor parte del tiempo a desmentir los ataques que se lanzan contra ella. Su figura aglutinadora ha logrado más que 500 congresistas escribió una espectadora de la cadena CNN. Mi hijo también tiene 24 años. El muerto podía haber sido mi hijo añadió Basta ya Así, vuelven a verse en el Metro las chapas de Basta ya (Enough, en ingles) enganchadas en las solapas. Sólo el 27 por ciento de los estadounidenses cree ahora en el plan del gobierno para llevar la estabilidad y la democracia a Irak, aunque muchos insisten en que es demasiado tarde para tirar la toalla. La division que sufre el país encontraba ayer un ejemplo más en Julie Murray, cuyo sobrino está destacado con los marines en alguna parte de Irak No sé exactamente dónde, mi hermano no me habla. Hemos discutido mucho a cuenta de esta guerra admitió la mujer de sesenta años que acudió a una de las vigilias. Vuelven a verse en el Metro las chapas de Basta ya (Enough, en inglés) en contra de la intervención Sólo el 27 por ciento de los estadounidenses cree en el plan del Gobierno para llevar la democracia a Irak