Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 19 8 2005 Nacional 21 La estrategia fue salvar lo que se pudiera admiten los técnicos En la comisión que investiga el incendio de Guadalajara en las Cortes de Castilla- La Mancha, Antonio Pallarés, primer jefe de extinción que se desplazó al incendio en la tarde del día en que se declaró, sostuvo ayer que no pudimos hacer mucho más de lo que hicimos y reveló que al ver el espeluznante estado del fuego pensó que sólo cabía salvar lo que se pudiera Según dijo, al ver la situación del fuego en el Centro de Operaciones Provincial (COP) empezó a reclamar medios, pero rápidamente comprobó que era imposible el ataque directo y que los medios aéreos tampoco serían eficaces por la altura de las llamas y la densidad del humo. La única estrategia posible era la de los cortafuegos dijo. Otro técnico en extinción, José María Gaitán, indicó que durante el incendio se trabajó con coordinación y diligencia y se hizo lo humanamente posible Gaitán agregó que jamás se ha realizado una movilización tan masiva de maquinaria pesada en Guadalajara, en Castilla- La Mancha y en España Dos manifestantes colocan una pancarta en la fachada del Ministerio de Medio Ambiente, ante la cual se concentraron ayer EFE La muerte de nuestros once compañeros se podría haber evitado con más medios Miembros de los retenes contra incendios denuncian su precariedad laboral rivalidad entre administraciones y la falta de un mando único llevan a la descoordinación y a las disputas más rastreras mientras se quema el monte ABC MADRID. Cientos de bomberos forestales y retenes se concentraron ayer frente a la sede del Ministerio de Medio Ambiente para pedir más medios técnicos y humanos en la lucha contra los incendios. El encargado de retenes de la zona norte, José Luis Herederos, que actuó como representante de la plataforma en defensa de los fallecidos de Guadalajara, aseguró que con mayores medios materiales los trabajadores de ese incendio hubiesen previsto la encerrona que les causó el incendio y su muerte se podría haber evitado También criticó a las autoridades por no garantizar la seguridad de los trabajadores al sostener que en lo que va de año no han recibido formación obligatoria sobre extinción de incendios Y exigió que se cree un mando único nacional de coordinación para que esta labor deje de estar en manos de empresas privadas cuyo único fin es el interés económico y egoísta Convocados por el sindicato Solidaridad y Unidad de los Trabajadores los concentrados registraron en el Ministerio una carta con sus demandas dirigida a la ministra Narbona. La fragmentación y rivalidad entre distintas administraciones y la falta de un mando único llevan a la descoordinación y b Afirman que la a las disputas más rastreras mientras se quema el monte, cuando no los trabajadores según un comunicado. Entre las demandas, figuran la multiplicación por cuatro en el próximo año, y por dos en cada uno de los cuatro siguientes, del presupuesto dedicado a prevenir los incendios y en me- dios aéreos y terrestres. Igualmente, prohibir la actuación de empresas privadas o de gestión privada o autónoma, también de cooperativas, tanto en la prevención como en la extinción, y reclamar formación cualificada y continua, organizada e impartida por el Estado, ya que los trabajadores son lle- vados incluso a apagar fuegos sin la más mínima instrucción. Otra de las demandas consiste en contratos indefinidos y un salario suficiente para estos trabajadores, que se dedicarían a la prevención durante ocho meses, y al entrenamiento y el apagado en el verano. Dieguito el malo autor de La Fuga de los 45 no regresa a la cárcel de Brians tras un permiso M. J. F. BARCELONA. El preso Juan Diego Redondo Puertas, conocido como Dieguito El malo no regresó a la prisión barcelonesa de Brians el pasado domingo, tras disfrutar de un permiso ordinario de tres días que le había otorgado el juez de vigilancia penitenciaria. El interno, que escribió un libro autobiográfico titulado La Fuga de los 45 cumplía diversas penas que suman diez años por delitos de robo y tenencia ilegal de armas. Habría cumplido las tres cuartas partes de su condena en 2007 y su puesta en libertad estaba prevista para noviembre de 2009. El recluso, que ya había disfrutado de otros permisos, se encuentra en búsqueda y captura. Nacido hace 46 años en Granada, la historia de Juan Diego Redondo es la de una persona que ha pasado sus úl- timos 30 años en prisión. Primero se escapó de un orfanato y robó una bici. Fue luego a un reformatorio y también se fugó. A los 15 años formó un grupo que atracaba joyerías y bancos a mano armada. En 1975, con 16 años, pisó su primera cárcel: la Modelo de Barcelona. Tras beneficiarse de un indulto, Redondo volvió a delinquir y le enviaron a una prisión soriana. En 1978 regresó a la Modelo y, convertido en cabecilla de la Coordinadora de Presos en Lucha (Copel) organizó la que pretendía ser la fuga de 600 internos. Por un túnel excavado en las alcantarillas, 45 presos lograron escaparse el 2 de junio de ese año antes de que la Guardia Civil abortara la fuga del resto. Juan Diego Redondo, a quien posteriormente se detuvo en Castelldefels en una operación en la que quedó Redondo, en la portada de su libro ABC gravemente herido, se recuperó y volvió a prisión. En 1988 salió en libertad condicional. Consiguió un empleo, se casó y tuvo dos hijos, pero en 1992 le condenaron a doce años de cárcel por causas que tenía pendientes desde 1978.