Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional DIECISIETE MILITARES MUERTOS EN AFGANISTÁN LAS PRUEBAS FORENSES VIERNES 19 8 2005 ABC Sólo es necesario el ADN si el cuerpo quedó en mal estado b La directora del Anatómico Fo- rense de Madrid, Carmen Baladía, detalla la importancia del estudio fotográfico y los vestigios en un caso como el de Afganistán AMADOR GARCÍAS MADRID. Carmen Baladía atendió ayer a este periódico para explicar cómo actúan los profesionales a la hora de identificar los restos mortales tras un accidente. ¿Cuáles son las primeras actuaciones para identificar los cadáveres tras un suceso como el de Afganistán? -En primer lugar se realiza un estudio fotográfico de la zona, que alcanza todo el radio que contenga restos humanos o del aparato siniestrado. Después se recogen todos los vestigios, trazando una relación entre todos los objetos y el cuerpo más cercano, ya que presumiblemente sería su propietario. ¿Cómo se desarrolla una labor de identificación en un lugar tan inhóspito? -Las primeras actuaciones pueden llevarse a cabo sin dificultad en escenarios como ése. Después de trasladar los cadáveres, y si el estado del cuerpo lo permite, se toman las huellas dactilares, cuyo resultado ya puede arrojar datos muy fiables. Seguidamente se estudia el hábito externo del cuerpo, es decir, los rasgos físicos visibles tales como el color del pelo, lunares, tatuajes o pendientes. A continuación se procede al estudio del hábito interno, cuyos datos tienen fundamentalmente valor clínico y permiten esclarecer las causas médicas de la muerte. Este examen carece de valor en el estudio de la identidad de la víctima, pero puede aportar datos valiosos para la investigación, como por ejemplo si el piloto sufrió algún tipo de indisposición antes del siniestro. Sólo si el estado del cuerpo no permite obtener datos fiables sobre la identidad del fallecido tras este procedimiento, será necesario el análisis de ADN. ¿Se podrían haber realizado estas pruebas en el mismo escenario de los hechos? -Sí, si contaban con muestras de familiares, ya que deben ser cotejadas con las del cuerpo del fallecido. En cualquier caso es más recomendable realizar este tipo de análisis en condiciones más favorables, ya que incluye toda una serie de actuaciones cuya ejecución puede resultar compleja en un pleno desierto. El procedimiento exige el análisis de ADN de todos los miembros del cuerpo que hayan podido resultar mutilados, además de la congelación de las muestras para eventuales contraanálisis en caso de que surgieran dudas acerca de la validez de las pruebas. Los 17 féretros con los restos mortales de los fallecidos en Herat, poco antes de ser repatriados AP Las huellas dactilares y las placas dentales bastaron para identificar los 17 cuerpos Forenses militares practicarán las autopsias en el Hospital Gómez- Ulla CRUZ MORCILLO MADRID. Un equipo del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, formado por diez agentes y un capitán al mando, ha sido el encargado de la penosa tarea de identificar a los 17 militares muertos en Afganistán. Los agentes han puesto nombre y apellidos a to- das las víctimas, en menos de 48 horas y de forma indubitada según el ministro José Bono, valiéndose de las huellas dactilares y las radiografías de la arcada dental. Para completar el proceso de reconocimiento, nada más acabar las honras fúnebres, los cadáveres fueron trasladados al Hospital Militar Gómez- Ulla de Madrid donde médicos forenses militares comenzarán a practicar las diecisiete autopsias. Dado que no existen dudas sobre la identidad de ninguna de las víctimas, según el Ministerio de Defensa, sólo se realizarán análisis de ADN si lo solicitan las familias. Ayer por la tarde ninguno de los parientes de los fallecidos había pedido que se llevaran a cabo estas pruebas. No obstante, el protocolo de identificación de víctimas de misiones en el extranjero, que entró en vigor en enero, obliga a tomar muestras de los perfiles genéticos y sangre a todos los fallecidos en operaciones fuera del territorio nacional. Reconocimiento visual Si no lo reclaman las familias, por tanto, que disponen de 48 horas para hacerlo, no habrá comprobaciones de ADN, ya que según los expertos, la identificación por huella dactilar- -se coteja con la del carné de identidad- es el método más rápido y eficaz de identificación. Éste se puede completar con las placas dentales y con los vestigios materiales y personales de los fallecidos recogidos en el lugar del siniestro. Los allegados de los militares podrán pedir asimismo autorización para un reconocimiento visual. Los agentes de la Guardia Civil, que se desplazaron a Herat junto al ministro Bono y regresaron ayer a Madrid en un Hércules del Ejército del Aire, son expertos en pruebas de ADN, necroidentificación y huellas dactilares, según explicaron fuentes de Interior.