Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Cultura JUEVES 18 8 2005 ABC (Viene de la página anterior) -El pasado fue más contenido, en el sentido de disponer de menos medios. Antes, la construcción iba ligada al dominio de tecnologías muy específicas, hoy existe una cierta disociación entre quien propone los espacios y las formas, y quienes los construyen. Las técnicas cada vez son más dúctiles y permiten esa maleabilidad de las formas en que se ha transformado la arquitectura, algo que en algunos casos ha llevado a ese exhibicionismo. Pero es así como también la sociedad de hoy vive, valorando la creación del individuo, confiando en la expresión personal, y esto tiene su reflejo en la estética. La arquitectura hoy valora más la creación individual que la construcción racional y lógica de la ciudad- -Después de tantos cambios, ¿ve la luz al final de la reforma del Prado? -En este momento las cuestiones más dificultosas que implicaba la construcción ya se han resuelto. Estamos en lo que puede entenderse como el periodo de acabados que también tiene gran importancia, ya que es lo que está más próximo a las gentes, lo que van a tocar. La ampliación del Prado ha tenido como primer objetivo no desvirtuar el carácter que el edificio tiene, mantener la continuidad en el uso, respetar las colecciones y aliviar el peso que sufre un edificio tan extraordinariamente complejo como es el de Villanueva. Para dentro de poco más de un año debe estar terminada y entonces se verá ¿Cómo se sobrevive creativamente a una obra así, a los políticos y la presión de la opinión pública? -Soy muy consciente de que obras públicas como la del Prado obligan a dar todo tipo de explicaciones, y yo las he ido dando. No me siento maltratado, entiendo que hay gentes que piensen de otro modo. Tampoco uno puede hacer otra cosa más que dar razón de aquello que construye y explicar por qué tiene fe en lo que hace. -La ciudad ha cambiado y se ha llenado de barrios periféricos, de centros comerciales. ¿Hacia dónde vamos, urbanísticamente hablando? -La ciudad antes era el mercado, ahí era donde se producía el encuentro. El lugar de intercambio hoy puede hacerse de muchas maneras. Es hermoso ver cómo la ciudad todavía nos contiene y lo hace a pesar de no responder exactamente a los principios que la crearon. -Hablar hoy de ciudad es hablar de precios disparatados, de suelo caro. -No soy especialista en esta cuestión. La construcción refleja la necesidad de muchas familias por encontrar un espacio en el que vivir, pero también es la depositaria del ahorro de otras muchas. Antes las ciudades crecían exactamente lo que necesitaban. Hoy eso no es así porque debe recoger el ahorro de la clase media, que luego sufre los perjuicios que esto puede suponer. Este crecimiento es lo que ha dado a la ciudad este sensación de artificialidad. ¿Cuál es su sueño? -No sé. (Largo silencio) Me hubiera gustado ser el arquitecto de un barrio residencial de Alemania en los años veinte; también admiro mucho algunas de las obras de Gaudí. Puede que el sueño coincida con aquello que uno ve como más inalcanzable. Maqueta del nuevo Louvre, con la alfombra voladora que albergará la sección de arte islámico MUSEO DEL LOUVRE Un príncipe saudí se convierte en el mayor mecenas privado del Louvre Dona 17 millones de euros para la nueva sección de arte islámico del museo se dispone a consumar una nueva ampliación para consagrar 3.500 metros cuadrados, con unas 13.000 piezas, a las artes del islam JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Tras el Estado, con 21 millones de euros, el príncipe saudí Al- Walid Ben Talal Al Saud será el primer mecenas del proyecto de ampliación del Louvre (sección de arte islámico) con una donación de 17 millones de euros. El príncipe Al- Walid Ben Talal Al Saud ya es propietario del hotel Georges V en París, de varios palacios hoteleros en la Costa Azul, y es uno de los b El Museo del Louvre principales accionistas de Eurodisney. Su participación financiera excepcional en la ampliación del Louvre confiere a la dinastía saudita un puesto estratégico en el futuro de uno de los grandes museos históricos de nuestra civilización. En el siglo XIII, la Universidad de París condenaba a Averroes. Ocho siglos más tarde, la ampliación del Louvre está parcialmente financiada por un musulmán ultra piadoso. La ampliación del Louvre, consagrada a las artes del islam, es una idea particular de Jacques Chirac. Las nuevas salas reagruparán las 10.000 piezas islámicas de los fondos tradicionales del primer museo nacional, a las que se sumarán otras 3.000 piezas del Museo de Artes Decorativas. Los arquitectos Mario Belli- ni y Rudy Ricciotti, italiano y provenzal, han ganado el curso de la ampliación del Louvre, con un proyecto que ellos consideran futurista y que incluye una suerte de alfombra voladora que marcará una nueva ruptura con la arquitectura tradicional del edificio, tras la legendaria y polémica pirámide en vidrio de Ieoh Ming Peï. Incursiones temáticas Las nuevas salas consagradas a las artes islámicas en el Louvre seguirán un orden cronológico, con numerosas incursiones temáticas en terrenos diversos, como la escritura, las matemáticas, el libro, la ciudad, etc. El Ministerio de Cultura se reserva los detalles precisos de una reordenación que será objeto de numerosas concertaciones entre el Gobierno, los arquitectos, el presidente Chirac y el primero de los donantes, el príncipe Al- Walid Ben Talal Al Saud. Mario Bellini y Rudy Ricciotti han concebido una reforma revolucionaria una suerte de techo flotante que ellos comparan con una alfombra voladora (homenaje a Las mil y una noches por supuesto) Esa estructura informal tendrá varias aperturas al aire libre, rompiendo con la antigua geometría racionalista y geométrica del museo original, abriendo nuevas perspectivas arquitectónicas y culturales, a juicio de los arquitectos. La nueva reforma del Louvre se consumará en el Patio Visconti, que se encuentra en la zona quizá más frecuentada diariamente por millares de turistas. La reforma debiera realizarse en unos cuatro años. Y la apertura del nuevo espacio consagrado a las artes islámicas debiera consumarse con mucha pompa el 2009. Sacan a subasta los nombres de los futuros personajes de Stephen King y John Grisham AFP NUEVA YORK. Dieciséis escritores norteamericanos, entre ellos Stephen King, John Grisham y Amy Tan, ofrecen a sus admiradores la posibilidad de dar nombre a uno de sus futuros personajes a través de una subasta, anunció ayer la organización a la que irán destinados los beneficios. La puja se realizará en Ebay del 1 al 25 de septiembre y los ingresos irán a parar al First Amendment Project (FAP, Proyecto de la Primera Enmienda) una organización de defensa de la libertad de expresión. Stephen King dijo que el personaje a bautizar formará parte de su novela Cell que está en preparación y aparecerá en 2006 ó 2007. El comprador debe saber que se trata de una obra violenta, con zombis animados por malas señales de teléfonos móviles que destruyen el cerebro humano. Como el whisky barato, es asquerosa y extremadamente satisfactoria. Pediré una descripción física del ganador así como su apodo Según el escritor Peter Straub, los candidatos deben presentar su nombre y deben saber que el personaje de ficción que lo lleve podría ser de moralidad dudosa