Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 18 8 2005 29 Madrid Detenidas dos personas por el asesinato de un hombre en julio, cuyo cadáver fue hallado en Valdemoro La mitad de la superficie de la región, declarada zona de alto riesgo de incendios El Samur Social se reforzará con una base de apoyo para catástrofes y atentados terroristas Ofrecerá recursos sociales inmediatos a las víctimas de incendios, derrumbes o ataques b El Samur Social, que cumple ya Patrullando la ciudad JULIÁN DE DOMINGO catorce meses, ha atendido a más de 9.500 personas. El 56 por ciento fueron sin techo seguidos de inmigrantes y ancianos SARAH ALLER MADRID. Cuando Madrid atraviese una situación de emergencia, habrá más recursos sociales para atender a los perjudicados. Esta ayuda se canalizará desde un Centro de Apoyo a las Emergencias Colectivas que estará emplazado en el Pabellón de la Rosa del Paseo del Rey. Funcionará a partir de septiembre y su objetivo será atender en un margen de tres horas a los damnificados por hundimientos de edificios, atentados, desalojos, explosiones de gas o incendios. La nueva sede dependerá del Samur Social, el servicio puesto en marcha hace ya catorce meses para acercar los servicios sociales a los colectivos más desfavorecidos. Ayer, el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, anunció la inauguración del nuevo centro y, además, hizo balance de la atención prestada por el Samur Social en este último año. En total, más de 9.500 personas se han beneficiado de este servicio, que da respuesta a un puñado de situaciones de emergencia social, algunas de ellas casos de violencia doméstica o abandono, y otras relacionadas con la mendicidad, los inmigrantes sin recursos o el drama de los ancianos en soledad. Durante la presentación de la memoria, Gallardón, que estuvo acompañado por la concejal de Empleo y Servicios a la Ciudadanía, Ana Botella, desgranó la labor del centenar de profesionales que trabajan en este dispositivo. Durante estos meses, este equipo se ha ocupado de más de 7.700 emergencias individuales, 74 de carácter colectivo- -con menos de 30 personas afectadas- -y 7 grandes emergencias, como los incendios de las subestaciones eléctricas, que obligaron al desalojo de numerosos vecinos. En Madrid capital hay cerca de 1.600 personas que viven en la calle. Se han convertido en el principal objetivo del Samur Social, que cada día patrulla la ciudad con ocho equipos y seis unidades móviles. Este servicio ha atendido en los últimos catorce meses a 675 indigentes, lo que significa una media de tres visitas mensuales a cada sin techo La mayoría de los casos de indigencia se encuentran en la almendra central de la capital, especialmente en los distritos de Centro, Chamberí y Arganzuela. Seis unidades móviles y ocho equipos de calle se encargan de atender todos los servicios. En total, trabajan cerca de un centenar de profesionales. La población mayor que vive en soledad recibe también las visitas de las unidades móviles del Samur Social. A veces, lo que se tramita es una plaza urgente en una residencia, donde el anciano pueda estar atendido. El Ayuntamiento tiene previsto abrir en 2006 una unidad de estancias breves para 15 o 20 personas mente aquellos extranjeros que acaban de llegar a Madrid capital. El 11 por ciento restante lo completan intervenciones relacionadas con ancianos. En el caso de los sin techo lo que se procura es realizar un seguimiento periódico de su situación y ofrecerles recursos alternativos para que puedan abandonar la calle y beneficiarse de las ayudas sociales. JAVIER PRIETO Los sin techo son el colectivo que más intervenciones genera. El 82 por ciento de las personas sin hogar atendidas fueron varones y el resto, mujeres. Más del 55 por ciento son españoles y la edad media oscila entre los 30 y los 54 años. Modelo para otras ciudades En este primer año de funcionamiento del Samur Social se ha atendido a 675 personas sin hogar, lo que ha derivado en más de 23.000 intervenciones. Por regla general, cada sin techo recibe una media de tres visitas al mes, que sirven para conocer cuál es su evolución. Para el alcalde, esto significa que, ahora mismo, no hay persona sin hogar en Madrid que no reciba asistencia Sea así o no, lo cierto es que este dispositivo ya ha despertado el interés de otras ciudades, que estudian implantar un modelo similar al Samur Social. De momento, ya se ha presentado en la Conferencia Europea de Servicios Sociales de Edimburgo y Buenos Aires también ha solicitado información. Mientras, en el Ayuntamiento trabajan en nuevos proyectos. Entre JULIAN DE DOMINGO El 14 por ciento de las emergencias sociales que atiende el Samur Social tiene a los inmigrantes como protagonistas, especialmente a los recién llegados. Una de las respuestas que se les ofrece es la gestión de plazas en centros de acogida. los planes más inmediatos de la Concejalía de Empleo- -gestora del Samur Social- -está la apertura de una unidad de estancias breves en 2006 que tendrá capacidad para 15 o 20 personas. El presupuesto anual de todo el servicio asciende a 2 millones de euros, una cantidad que el grupo municipal de IU calificó ayer de insuficiente. Para IU, el balance de este primer año de trabajo es escaso y la dotación económica y los recursos humanos tampoco alcanzan, sobre todo- -dicen- -teniendo en cuenta lo que se destina a otras áreas, como las infraestructuras. Atención a los sin techo Sin embargo, el grueso de su trabajo está en la calle, atendiendo a las personas sin hogar. El mayor porcentaje de las emergencias sociales proviene precisamente de este colectivo- -el 56 por ciento- seguido de la población inmigrante- -el 14 por ciento- especial-