Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional JUEVES 18 8 2005 ABC La corrupción del PT de Lula se remonta al 89 El partido desvió fondos fuera de Brasil desde su primera campaña electoral a la presidencia b Por primera vez desde que estalló el escándalo de corrupción, el Partido de los Trabajadores pidió ayer disculpas a la nación por actos que le comprometen VERÓNICA GOYZUETA. CORRESPONSAL SAO PAULO. Un agente financiero condenado a 25 años de prisión es el nuevo tormento de Luiz Inácio Lula da Silva y su Partido de los Trabajadores (PT) Antonio Oliveira Claramunt, conocido como Toninho da Barcelona por su ascendencia catalana y por tener una empresa con ese nombre, declaró que el PT envió fondos ilegales al exterior desde 1989, año de la primera campaña electoral de Lula a la presidencia. Claramunt confirmó a los integrantes de la Comisión Parlamentaria (CPI) que investiga las denuncias de corrupción contra el gobierno, que el PT remitió dinero al exterior en 1989 y multiplicó los envíos en los años posteriores a través del banco Trade Link, en las islas Caimán, y de una empresa offshore en Panamá, según publica el semanario Veja. El doleiro como es llamado en Brasil, prometió presentar pruebas a cambio de una delación premiada (reducción de la pena por colaborar con la Justicia) Claramunt citó entre los involucrados a José Dirceu, ex mano derecha de Lula; al ex tesorero del PT, Delúbio Soares; al presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, y al ministro de Justicia, Márcio Thomaz Bastos. Meirelles y Bastos negaron toda relación con Claramunt. Los parlamentarios que presenciaron las declaraciones en la sede de la Policía, en Sao Paulo, afirmaron que Claramunt lloró y dijo que vive inseguro en la prisión, donde cumple pena desde agosto del año pasado por lavado de dinero, evasión de divisas y crímenes tributarios. Según Veja, que publicó esta semana cartas que el preso Hallado muerto un empresario español en México AFP CIUDAD DE MÉXICO. El cuerpo sin vida del empresario español Camilo Guerra Rodríguez, del que se sospecha que había sido secuestrado hace más de un mes, fue encontrado ayer en una alcantarilla de una zona boscosa de Ciudad de México, informaron autoridades locales. La identidad de Guerra Rodríguez, de 75 años de edad, fue confirmada por la procuraduría de justicia de la alcadía, que sin embargo dijo no contar con información sobre si el empresario estaba secuestrado o no. El hallazgo del cuerpo se produjo gracias a una llamada telefónica en la noche del martes pero hasta el miércoles no se pudo realizar el rescate. De acuerdo a varios diarios locales, el empresario estaba secuestrado desde hacía cinco semanas, y su familia se había trasladado a México para negociar su rescate. Izquierdistas brasileños con caretas de Lula y sus ministros en la protesta celebrada ayer en Brasilia contra el gobierno envió a su familia desde una prisión de seguridad máxima en Sao Paulo, el doleiro tiene miedo de morir y declara ser víctima de una persecución brutal desde julio, cuando el diario O Estado de São Paulo difundió que hizo operaciones para el PT. El dinero en cuestión habría servido para pagar sobornos a partidos aliados al gobierno, motivo del escándalo que sacude al ejecutivo hace tres meses. Claramunt puede ser el eslabón que faltaba en las investigaciones y complica aún más la ya frágil situación del gobierno. Desde que comenzaron las denuncias, Lula cayó en los sondeos, que AFP consideran que no debe ser reelegido. Las excusas del PT El Partido de los Trabajadores pidió ayer por primera vez disculpas a la nación por actos que le comprometen moral y políticamente La semana pasada fue el mismo presidente quien pidió disculpas a los brasileños y admitió haber sido traicionado por sus correligionarios. El partido fundado por Lula admitió que existen nuevas denuncias relacionadas con la financiación paralela de campañas que le envuelven directamente pero reiteró que las instancias formales del parti- do desconocían esos hechos. La dirección del PT se comprometió a aplicar sanciones ejemplares Al mismo tiempo, miles de personas convocadas por partidos de la izquierda se manifestaron ayer en Brasilia contra el PT y Lula, a quien tacharon de traidor Unos doce mil manifestantes, según la Policía, recorrieron la Explanada de los Ministerios, en el primer gran mitin contra el gobierno desde que estalló el escándalo de corrupción hace más de tres meses. Varias personas iban disfrazadas de presidiarios, con caretas de los implicados en las denuncias de haber pagado sobornos a un centenar de diputados. INVOCACIÓN A LOS APUS DEL MACHU PICHU JESUS LÓPEZ- MEDEL. Vocal de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso H ay países que unen la belleza afortunada de sus tierras con una penosa mala suerte a la hora de encontrar gobernantes adecuados. Aun no siendo exclusivo de América Latina, son muchos en esa zona los casos de esta historia repetida. Ahora, de nuevo, es Perú. Simplemente en sus últimos veinte años, a la nefasta gestión de Alan García le sucedió Alberto Fujimori, que en una reñida campaña con la decisiva movilización de las cada vez más abundantes sectas religiosas, ganó las elec- ciones a Mario Vargas Llosa. Envuelto en su populismo vino su deriva dictatorial y su pretensión de perpetuarse en el poder hasta que sus inmoralidades propiciaron un cambio, llegando en el año 2000 al poder Alejandro Toledo. No obstante, el nuevo gobernante muy pronto generó una notable impopularidad, sobre todo por su gran habilidad para seguir haciendo más y más promesas solo superada por su capacidad para no cumplir ninguna. Ciertamente, durante un tiempo la sombra de Fujimori era muy alargada desde Japón, pero lo cierto es que la desolación del pueblo se extendía por todo el país. Recientemente dio un paso más en su cadena de irresponsabilidades al nombrar Ministro de Exteriores a una persona cuya impopularidad era enorme, el hasta hace poco embajador en Madrid, Fernando Olivera. La crisis de gobierno ante el gran rechazo de este nombramiento, le llevó a sacrificar sin duelo al efímero canciller (apenas unas horas) y generó un grave vacío de poder. La recomposición del gabinete ahora es tan solo un pequeño parche en el gran problema de la debilidad del Estado, de los partidos políticos y de la democracia en Perú, lo cual es común a otros países de la región. El fortalecimiento institucional y representativo es algo urgente allí. Los personalismos, aderezados con demagogias populistas y poco transparentes, generan un distanciamiento del pueblo respecto a una dirigencia únicamente ocupada en sus exclusivos intereses. Dentro de un año habrá elecciones presidenciales. Existe la alternativa de Alan García, que ha renacido de sus cenizas pero que es un gran peligro para Perú por su estela de corrupción y profunda depresión institucional y económica que generó su acción de gobierno hace veinte años. La alternativa es la sensatez, la honorabilidad y la preparación de Lourdes Flores como líder del Partido Popular Cristiano. Es patente su claridad de ideas, y con unos matices y acompañantes más centrados, puede ser merecedora de que los apus (los espíritus de los dioses mayas) ayuden a Perú.