Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LA MATANZA DEL 11- M JUEVES 18 8 2005 ABC La baraja de Leganés SUICIDADOS HUIDOS Serhane el Tunecino Jamal Ahmidan El chino Ashri Rifaat Anouar Mohamed Oulad Akcha Mohamed Afalah Líder espiritual de los atentados del 11- M. Se suicidó en Leganés. Jefe operativo de los atentados. Se suicidó en Leganés Se suicidó en Leganés. Pudo ser la persona que el 2 de abril de 2004 colocó una bomba en la vía del AVE Identificado como el séptimo suicida de Leganés. Se le atribuye un papel relevante en la planificación de los atentados Se suicidó en Leganés. Intervino en la obtención del explosivo y en la confección de los artefactos Uno de los siete suicidas del piso de Leganés. Utilizando identidad falsa, alquiló una vivienda en Granada donde los terroristas pretendían crear una infraestructura En paradero desconocido. Sus huellas fueron halladas en el segundo coche de los terroristas encontrado en Alcalá de Henares Rachid Oulad Akcha Allekema Lamari Abdennabi Kounjaa Mohamed Belhadj Alquiló el piso de Leganés. Huyó a Barcelona y después a Bélgica junto con Mohamed Alfalah Minutos antes de la explosión, habló con su familia en Marruecos, de la que se despidió Apresado en Belgrado el terrorista que alertó a los suicidas de Leganés de la presencia de la Policía Abdelmajid Bouchar, que llevaba documentación iraquí falsa, fue capturado en un control rutinario b El marroquí mantenía una estre- cha relación con Youssef Belhadj, portavoz de Al Qaida en Europa. La Policía cree que intervino en la ejecución y o preparación del 11- M N. COLLI S. TECCO MADRID LIUBLIANA. Uno de los presuntos autores materiales de los atentados del 11- M que permanecía en paradero desconocido fue detenido ayer en Belgrado (Serbia) Se trata de Abdelmajid Bouchar, el corredor de fondo que el 3 de abril de 2004 detectó la presencia de la Policía en los alrededores del piso de Leganés cuando bajó a tirar la basura y que dio la voz de alarma a los terroristas atrincherados en su interior. Bouchar fue perseguido por los agentes, pero logró huir; horas después, los siete miembros de la célula islamista que permanecían en la vivienda se suicidaron haciendo estallar el explosivo con el que pretendían cometer más atentados. Bouchar fue declarado en busca y captura por el juez Juan del Olmo. Ahora, las autoridades españolas tratan de agilizar al máximo su extradición desde Bosnia. Miembro del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) este individuo levantó las sospechas de los agentes de la policía serbia tras su deten- Avisados por Bouchar, los terroristas cercados volaron el piso por los aires ción, por infracción de las normas de extranjería, en un control rutinario efectuado el martes por la noche. El marroquí se encontraba en el interior de un tren y mostró un pasaporte iraquí a nombre de Midhat Salah, que resultó ser falso. Encarcelado en la prisión Padinskoj Skeli, su absoluta falta de colaboración con los investigadores llevó a los agentes a distribuir sus huellas dactilares a través de Interpol. Inmediatamente supieron que se trataba de Abdelmajid ABC Bouchar, nacido en Ait Lahcen Oualla (Marruecos) el 9 de enero de 1983, e imputado en el sumario abierto tras la matanza de los trenes de Madrid. Ningún otro dato sobre las circunstancias de la detención ha trascendido en la capital serbia, donde las autoridades y los investigadores mantienen un hermético silencio. Los medios informativos de Belgrado sostenían ayer que la policía serbia se negó incluso a confirmar el arresto del presunto terrorista. Tampoco se sabe cómo y cuán- do llegó y qué hacía en Belgrado. Las investigaciones sobre el 11- M en España sitúan a Bouchar en la ejecución y o preparación de los atentados de los trenes de la muerte ya que habría colaborado activamente según la Policía, con los integrantes de la célula terrorista conociendo perfectamente a sus integrantes y sus planes Una de las últimas referencias que se tiene de este individuo es del mismo 3 de abril de 2004, día de la explosión de Leganés. Ibrahim Afalah (cuyo hermano Mohamed también está huido) declaró ante el juez días después del suicidio colectivo que vio a Abdelmajid Bouchar el mismo 3 de abril, a las 22.45 horas, en la mezquita de San Nicasio de Leganés. Llevaba la misma indumentaria- -chándal y una gorra- -que vestía cuando abandonó el piso. Según consta en el sumario, Bouchar dijo a Ibrahim Afalah que había escapado de la vivienda explosionada, donde había acudido a llevar comida a los miembros de la célula. La Policía ve probable, sin embargo, que Bouchar residiera en ese piso, lo que explicaría que entre los escombros se hallara su documentación personal. Bouchar huyó de España junto a Mohamed Afalah, con quien se habría dirigido a primero a Barcelona y, después, a Bélgica, en busca de Youssef Belhadj, portavoz de al Qaida en Euro-