Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional DIECISIETE ESPAÑOLES MUERTOS EN AFGANISTÁN REACCIONES POLÍTICAS JUEVES 18 8 2005 ABC CENIZA INMORTAL or qué han muerto? No sabemos aún la causa (accidente o ataque enemigo) sí sabemos el motivo y el sentido: la defensa de la libertad y la dignidad frente al terrorismo yihadista talibán. Pueden estar orgullosos, ellos, sus familiares y también todos nosotros, sus compatriotas. Lo mismo que sus compañeros muertos en Irak, por la misma causa. Su presencia en Afganistán tenía el aval de la ONU. Como en Irak. La diferenciaes quelaintervención aliadaobtuvo en un caso el respaldo del Consejo de Seguridad y en el otro no. Diferencia importante. Pero España no intervino en la guerra de Irak; sólo la apoyó. Y cuando envió tropas, fue terminada la IGNACIO SÁNCHEZ guerra y con el aval de la CÁMARA ONU. Como en Afganistán. Tenían encomendadas misiones humanitarias y de reconstrucción, y de garantía del proceso democrático, junto a las FuerzasArmadasdedecenasdepaíses. Como en Irak. Su presencia contaba con la autorización del Parlamento español; como en Irak. Corrían riesgos graves; como en Irak. En contra de las pretensiones del hiperpacifismo de progreso, el Ejército no se requiere, salvo en algunos casos de catástrofes naturales, sino cuando hay un enemigo frente al que utilizar eventualmente la fuerza. ¿Por qué, si no, van armados? En Afganistán, como en Irak. Se dice que no hay que hacer política con las víctimas. Como si la política fuera cosa nefanda. Lo que no hay que hacer es mala política, ni aprovechamiento electoral del dolor, como se hizo en casos anteriores. El lector sabe bien quiénes. Lo que hay que hacer es buena política: investigar, determinar las causas del derribo y, en su caso, depurar las eventuales responsabilidadespolíticas. La declaración institucional del presidente fue, al menos en sus primeras palabras, una exhibición de mala conciencia, con sus alusiones al Yak 42 y a Irak. Unas declaraciones preventivas y defensivas, propias de aquél a quien su memoria inquieta. El paraíso augurado por Zapatero se ha esfumado en las cortas vacaciones de 2005. Wittgenstein apela así a la conciencia moral: Dios puede decirme: Te juzgo por tu propia boca. Te has estremecido de asco ante tus propias acciones, cuando las has visto en otros Acaso algunos no necesiten verlas en otros y les baste el recuerdo. Ojalá no tengan que verlas. De momento, la reacción del PP en la oposición ha sido ejemplar: no atribuir la responsabilidad al Gobierno. Hace sólo unos meses, la oposición socialista no se comportó así. Llamazares está equivocado, pero es coherente cuando pide la repetición en Afganistán de la retirada vergonzante de Irak. Y se trataba, sobre todo, de evitar riesgos. El Gobierno acierta ahora, pero no es coherente con lo que hizo cuando estaba en la oposición. Lo que más importa es recordar que la muerte de los soldados españoles en Afganistán tiene sentido. Como lo tuvo la de los que dieron su vida en Irak. Ningún sacrificio es inútil. Luchan por la libertad y por la dignidad humana. Son ceniza, pero tienen sentido. Además son ceniza inmortal. ¿P El PP exige que sea Zapatero quien dé explicaciones en el Congreso y no Bono Insiste en que no quiere sacar réditos de la tragedia pero pide transparencia b El portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, elevó ayer el tono de su respuesta al Gobierno y recordó que Zapatero defendió la misión española S. N. MADRID. El Partido Popular volvió ayer a comparecer ante la Prensa para exigir respuestas al Gobierno y señaló a través de su portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, que su grupo exigirá las explicaciones del presidente del Gobierno en el Pleno del Congreso de los Diputados para esclarecer las circunstancias en que se produjo la trágica muerte de los 17 militares españoles en Afganistán. A juicio de Zaplana, la comparecencia del ministro de Defensa anunciada por el Ejecutivo resulta insuficiente, y recordó que fue Zapatero quien defendió ante el Parlamento la misión del Ejército en Afganistán. En consecuencia, opinó Zaplana, debería ser el propio presidente quien dé información detallada ante la misma Cámara. Este asunto es del nivel del presidente del Gobierno recalcó. este suceso pudiera reabrir el caso Yak- 42 Zaplana advirtió que no es el momento de decir tonterías y subrayó que si alguien no ejerció debidamente su responsabilidad en su día, ahora va a quedar patente que el comportamiento de unos y otros no es el mismo El portavoz parlamentario de los populares añadió que la comparecencia de Zapatero ofrecería el marco propicio para que el presidente del Gobierno hiciera pedagogía ante la ciudadanía para explicar con detalle cuál es la misión del Ejército español en Afganistán. En su opinión, Zapatero debería exponer ante la Cámara las circunstancias exactas de la tragedia, la misión exacta que estaban realizando los militares españoles en el momento del siniestro y si éstas se acomodan a lo que el Congreso aprobó a petición del Ejecutivo. Información sin conjeturas Eduardo Zaplana EFE Dos formas de actuar El dirigente popular explicó que su partido evitó exigir la comparecencia de Zapatero el mismo día del siniestro, a la espera de que fuera el propio Gobierno quien se pronunciara, y mantuvo que va a quedar claro que hay dos formas de actuar y de hacer frente desde la oposición a estas tragedias El PP nunca utilizará esta tragedia con fines políticos, bajo ningún concepto aseveró. Acerca de la posibilidad de que Eduardo Zaplana aseguró que su partido no actuará como hizo el PSOE hace poco tiempo Zaplana quiso recalcar que su formación se limita a exigir información transparente, evitando cualquier conjetura o valoración previa, y destacó que el Pleno serviría a su vez para trasladar el pésame a las familias de los fallecidos y respaldar al Ejército y las misiones que ejemplarmente desarrolla en el exterior En declaraciones a Onda Cero, el portavoz popular aseguró que su partido no actuará como hizo el PSOE hace poco tiempo ya que ni las víctimas ni el Ejército ni el país lo merecen Los ciudadanos Dos partidos socios del PSOE exigen la retirada de las tropas ABC OVIEDO. El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, acusó ayer al Gobierno de ocultar parte de la verdad acerca de la misión del Ejército español en Afganistán, y exigió la comparecencia de Zapatero en una sesión parlamentaria que incluya una votación sobre la retirada de las tropas. Llamazares calificó de contradictoria una política exterior que combina la subordinación a EE. UU. y el proyecto de Alianza de Civilizaciones que desea impulsar el presidente del Gobierno Según Llamazares, la reconocida profesionalidad de los militares fallecidos no debe ocultar la crítica política a una misión que carece del respaldo de Naciones Unidas y del Congreso de los Diputados ya que el Gobierno, desde su punto de vis- ta, ha excedido el texto aprobado por la Cámara. Desde las filas del BNG, formación que comparte Gobierno con el PSOE en Galicia, Francisco Rodríguez exigió en declaraciones a Radio Lugo que las tropas del Estado español regresen cuanto antes Rodríguez quiso subrayar la coherencia de su partido al recordar que el BNG ya se opuso en su momento al envío de tropas al país asiático. En opinión del portavoz del grupo galleguista en el Congreso, el Ejército debería abordar misiones de carácter civil y humanitario y apuntó la posibilidad de que colaborase en la extinción de incendios. ERC, el otro pilar junto a IU del Gobierno central, reiteró su respaldo a la misión del Ejército en Afganistán, y confió en que el ministro Bono aclare todo lo sucedido Gaspar Llamazares, ayer, en Oviedo