Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 18 8 2005 ABC Nacional Los restos del helicóptero siniestrado en el momento en que se aproximan para su inspección varios miembros del equipo de investigación Militares destinados en Afganistán contradicen la hipótesis oficial de que el viento abatió el helicóptero No es una zona de vientos fuertes asegura un experto en vuelo compañero de la tripulación que pereció asegura que eran capaces de hacer aterrizar un aparato sin motor... descarto el accidente que dicen LAURA L. CARO G. LÓPEZ ALBA MADRID. Estamos hartos de pasar por ahí, y esa no es una zona de vientos fuertes: los remolinos se forman en la llanura, pero el helicóptero estaba saliendo de la cola de las montañas, y ahí sólo hay corrientes flojas que se superan con facilidad Fuentes militares destinadas en Afganistán consultadas ayer por ABC insistieron en argumentar la hipótesis de un ataque exterior como la causa que el martes provocó a 20 kilómetros al sur de la base española de Herat el accidente de un Cougar del Ejército de Tierra en el que fallecieron 17 militares. En conversación telefónica con este diario, el testimonio de uno de estos expertos en vuelo, que prefiere no ser identificado, y que durante semanas ha sobrevolado en varias ocasiones el mismo itinerario de la catástrofe y otros habituales en la misión española, como el que hace de puente con el campamento de Qal- i- Naw, ha manifestado su contrariedad con la versión oficial que se está dando de los hechos y su convicción de que fue un ataque, que los pegaron de lleno b Un antiguo La OTAN se ofrece a investigar y el Gobierno declina la ayuda MADRID. El Gobierno ha decidido declinar el ofrecimiento de la OTAN para colaborar en el esclarecimiento de los hechos. Fuentes de la Alianza Atlántica confirmaron a ABC que, habitualmente la organización ofrece sus técnicos para trabajar en identificaciones de cadáveres o diversas tareas de investigación pero que España ha rechazado el ofrecimiento al haber desplazado hasta el lugar de los hechos a su equipo La OTAN también concretó que es normal que, ante un incidente de estas características, con 17 muertos, cada país disponga sus propios medios para desarrollar estas labores y reiteraron su ofrecimiento para colaborar en todo lo que el Ejecutivo español necesite Por último, estas mismas fuentes señalaron que la OTAN no dispone de datos que le permitan afirmar si lo ocurrido el pasado martes fue un ataque o un accidente y que, en cualquier caso, la competencia para esclarecerlo es plenamente del Gobierno de España Lo único que podemos seguir haciendo es ofrecer nuestra ayuda concluyeron. te por la hipótesis del accidente. Así se lo transmitió el ministro de Defensa, José Bono, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante una vídeo- conferencia que ambos mantuvieron cuando eran las 14,30 ho- Este análisis sobre el terreno coincide con los expresados, en conversaciones informales, por altos mandos del Ejército que también han restado crédito a la teoría del accidente, que según Defensa se habría producido por el azote de un viento fuerte y racheado El piloto no habló de mal tiempo Especiales suspicacias ha suscitado el hecho de que, al menos en las frases que han trascendido del diálogo que mantuvieron seis segundos antes de la tragedia el piloto del helicóptero siniestrado y el del aparato que volaba junto a él, ninguno de los dos hiciera mención alguna a las condiciones meteorológicas adversas que supuestamente habrían zarandeando las naves hasta acabar abatiendo una de ellas. ¿Qué tal va el vuelo? preguntó uno de ellos. Cojonudo le indicó por toda contestación el segundo, cuyo helicóptero acabaría al instante estrellado contra el suelo. A los mandos de este Cougar estaban, corrobora alguien que les conocía muy bien, dos profesionales diestros y experimentados: el capitán David Guitar Fernández y el brigada Juan Morales Parra. Ambos pilotos de pruebas con recursos de sobra para hacer frente a situaciones comprometidas y para desempeñar con eficacia las tareas de más responsabilidad: el día de la tragedia, al parecer, transportaban en el aparato una carga caliente esto es, material explosivo, que sólo se pone en manos de pilotos de máximas garantías. Eran capaces de hacer aterrizar un aparato sin motor advierte un militar que ha pertenecido a su tripulación, de efectuar una autorrotación para sostener el helicóptero en un colchón de aire si era necesario... descarto que ninguno de ellos tuviera el accidente que están diciendo A este argumento, la fuente añade el dato de que, en el momento del desastre, el helicóptero debía ir a una velocidad no muy alta de entre 60 y 70 nudos por estar saliendo de la cuesta final de las montañas, y por lo tanto en uno de los momentos menos frenéticos del vuelo. En lo que sí coinciden los testimonios de los militares en Afganistán con los informes del Ministerio de Defensa es en la preparación de los helicópteros que están desplegados en Herat y Qal- i- Naw. ¿Que si pudo fallar el aparato? cuando salimos no vale el 99 por ciento, todos están al 100 por 100. Hace sólo dos semanas- -explica un tripulante- -un Cougar se quedó sin ir a una misión por que no le saltaba la luz del piloto automático... se cumplen con obsesión los requisitos de seguridad... más que suficiente La versión oficial del Gobierno se decantaba ayer, sin embargo, claramen-