Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 18 8 2005 Opinión 5 MEDITACIONES PREPARACIÓN A identificación de los cuerpos de los militares fallecidos en Afganistán, y que éstas se van a realizar siguiendo el nuevo protocolo infalible establecido, se está convirtiendo en una obsesión en cualquiera de las intervenciones públicas de Zapatero y Bono. Pregunten de lo que les pregunten recuerdan lo de las identificaciones. Los graves errores que se cometieron en ese proceso en el caso del Yak- 42 y la necesidad de que no se repitan nunca, no deben deparar el estrambote mediático de ver a un político aleccionando a un especialista (que hasta en su chaleco lleva inscrito equipo de identificación sobre los pasos a seguir. Se supone que el forense tiene un poquito, al menos sólo un poquito, de más preparación que ellos. MARCO AURELIO L LEER Y PENSAR DIANA MOSLEY DE ANNE DE COURCY CHINA VECINA Traducción de Monserrat Roca Comet Lumen Barcelona, 2005 431 páginas 20 euros E Una quinta columna en Saint James Era sobrina nieta de Clementine Churchill, en cuya casa asistió a los debates sobre la huelga general de 1926 de la que resultó la victoria laborista en 1929. Diana Mitford, casada con el hijo de un ex ministro de la Corona, y amiga de Lytton Strachey y Evelyn Waugh, conoció en 1932 a Oswald Mosley, un laborista de oratoria hipnótica y grandilocuente al que algunos tomaron por bolchevique, aunque era un autócrata keynesiano que abandonó el laborismo para fundar un New Party del que nació la Unión Británica de Fascistas, financiada por Mussolini. Diana traicionó a su marido por el atletismo sexual de Mosley, y a Inglaterra por el atletismo escenográfico de Hitler, al que fue presentada en 1935, unos meses antes que Mosley, a través de Eva Braun, pasando a formar parte del círculo íntimo del Fuhrer, tan íntimo que el matrimonio entre Diana y Oswald tuvo lugar en el salón de los Goebbels. Encarcelados entre mayo de 1940 y noviembre de 1943, y en arresto domiciliario hasta mayo de 1945, rumiaron luego una desdicha confortable y un sopor pueril. Esta biografía sería aún más curiosa si Diana se hubiera casado con Rudolph Hess. EDUARDO CHAMORRO STA nota toma algunos datos de C. J. Moore (Internacional Herald Tribune, 14 agosto) de F. Bobin (Le Monde, 15 agosto) y de dos servicios europeos recién consultados. Las conclusiones, claro, son del firmante: 1) Las crisis nucleares de Irán y Corea del Norte seguirán envenenando la escena internacional durante años. 2) En la cuestión iraní, que afecta directamente a los europeos, entra un actor mayor, China. 3) Estados Unidos ha jugado certeramente sus cartas en la escala diplomática, pero hay torpezas en el nivel presidencial. 4) La Unión Europea atraviesa una difícil etapa: imaginemos la intervención de la UE en los años de Delors... Aún así, los europeos habrán de parchear la situación. Nadie lo hará por ellos. Irán sigue adelante con su programa nuclear. La sustitución del sabio Jatamí por Ahmadineyad no contriDARÍO buye a mejorar la situación. AmériVALCÁRCEL ca tenía razón al invocar el Tratado de No Proliferación (TNP) Pero ha debilitado su posición cuando Bush ha amenazado a Teherán con soluciones militares. Él mismo sabe que hoy son inviables (trata de salir de Irak y no puede) Una potencia europea, Alemania, acaba de hacer una advertencia a Bush. Desarrollemos una fuerte negociación con Irán, pero retiremos de la mesa las opciones militares: hemos visto para lo que sirven (Schroeder, 12 agosto, en campaña electoral, en Hamburgo) Estados Unidos advierte que llevará el asunto ante el Consejo de Seguridad, organismo que burló al invadir Irak en marzo de 2002. Pero China parece dispuesta a ejercer su derecho de veto si la carpeta de Teherán tratara de tramitarse en el Consejo. La diplomacia china trata de mantenerse cerca de Irán. Ha ofrecido algo parecido a un contrato de exclusividad para petróleo y gas, que Teherán no ha aceptado. Aún así, China tendrá un estatuto de nación más privilegiada. El gobierno de Pekín necesita garantizar su aprovisionamiento de crudo aunque produzca hoy más de la mitad de su consumo. Sin energía bastante no hay desarrollo. Más de 7.000 millas separan a Abadan, en el golfo de Ormuz, de Shanghai, un trayecto bien vigilado por la flota americana. China pide garantías para hacer un largo oleoducto desde Irán hasta Xinjiang, trayecto más corto y seguro que el marítimo, necesitado empero de una fuerte inversión. Los americanos tienen bases en Uzbekistán y Kirguizistán, al oeste de China, y en Corea del Sur, al este. Ambas desasosiegan a Pekín. Aparte de las cinco potencias autorizadas por el TNP, tres estados han fabricado la bomba (Israel, India, Pakistán) y tres más (Irán, Corea del Norte, Arabia Saudí) pueden obtenerla pronto. Otro jueves se tratará de los progresos saudíes en la materia. Sólo si los Cinco decidieran desnuclearizarse totalmente podría impedirse la proliferación. (Goethe: llegamos a comprender la naturaleza de una cosa por la atención de la mirada. La contemplación acaba por dar una especial fuerza al análisis. Abrir los ojos: mirar, permanecer largo tiempo en observación, hasta que se empieza a ver) Un ingeniero austríaco, Victor Schauberger, practicó hace setenta años esa observación instintiva en aguas del Danubio. Para él, la extracción de petróleo era un atentado que la humanidad pagaría caro. Desde hace millones de años la naturaleza produce energía más que suficiente, reciclada sin derroche ni contaminación. Hoy vemos cómo la experiencia del reactor de fusión termonuclear ITER apunta hacia una energía respetuosa con los ciclos de la Tierra. A esa nueva fuerza motriz, que no calienta la atmósfera, se llegará quizá antes de cincuenta años. La lucha entre algunas compañías petroleras y el ITER será sucia y cruel. Las más inteligentes se adaptarán a los tiempos.