Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 8 2005 Los Veranos 83 EL RUMOR DE LA FRONTERA Marfa, ciudad donde confluyen cine, arqueología y escultura; destino de cientos de peregrinos que buscan en sus calles y sus rincones un refugio dedicado al arte entre la aridez de la llanura texana Dostoyevski en Texas rfa. El único semáforo cuelga del cielo y lanza destellos rojos que hace que todos los automovilistas aminoren y se cedan gentilmente el paso en la principal encrucijada de Marfa. Levantada en medio de una desmesurada llanura que cosen largos trenes de mercancías y cintas alquitranadas en las que conducir bajo la lejana égida de los montes Chinati, Marfa es un enigma en el suroeste texano desde que la esposa de un ejecutivo ferroviario la bautizara en 1883 con un personaje de Los hermanos Karamazov Quienes en 1930 levantaron el hotel Paisano (eco de un pico en el horizonte) le dieron patio, reminiscencias del barroco español, suelos de barro, maderas nobles y camas regias con la idea de anticiparse al boom petrolífero. Nunca llegó. No deja de resultar paradójico que Marfa ingresara hace medio siglo en el panteón cinematográfico gracias al rodaje de Gigante El filme de George Stevens relata precisamente el cambio de tercio de la economía texana: de la épica del Lejano Oeste y la aristocracia ranchera a los nuevos ricos montados a lomos del petróleo (la estirpe de los Bush se nutre de esa ideología) Para los arqueólogos de la modernidad, el hotel es Mateo Quintana, barbero de Marfa, y Jorge Román un yacimiento a cielo abierto mas dimensiones, pero todas donde tratar de conciliar el ra un chico mexicano que sadiferentes: una suerte de sansueño bajo los mismos cielos liera con una anglosajona tuario racionalista, variaciorasos que cobijaron a James La penúltima transformanes límpidas, claras, y al misDean, Rock Hudson, Elizabeción de Marfa (población: mo tiempo de una sutil comth Taylor y Dennis Hopper. 2.400 habitantes) la inició en plejidad, con distintos ánguEn la acera de en 1973 el escultor Dolos, cortes, de aire desalojado, frente, el ladrillo conald Judd cuando aspillera, cajón de grano, miribra tintes de Edward Marfa ingresó compró el último lla, telescopio, unidad de meHopper cuando el ruacuartelamiento de hace medio dida, espejo opaco, que se relatilante sol de Texas la caballería, que dusiglo en el ciona con la luz amplísima empieza a declinar. rante la Segunda Gueque llega desde las planicies Allí tiene Mateo panteón cine- rra Mundial fue priQuintana, de 67 matográfico sión para soldados inabarcables que circundan Marfa a través de los ventanaaños, su enjundiosa gracias a Gi- alemanes. Con la ayules que el escultor practicó en peluquería. Mienda de la Fundación gante de los muros. Judd tenía una catras recorte el pelo Dia de Nueva York, George Ste- Judd (uno de los pa- ma en cada habitación y estublanco a su compadio: acaso la mejor forma de vens dre Jorge Román, de dres del minimalisborrar la linde entre vida y 63, el peluquero, que mo, muerto en 1994) obra. sabe más del pueblo que un trató de convertirse en el MeEn la secuencia y variaconfesor, recuerda que a mudici y el Miguel Ángel de este ción, en cada caja Judd, chos no gustó la película porremoto enclave texano, apunquien gustaba de perderse que contaba la verdad sobre ta Arthur Lubow. Dos naves con su Land Rover en el dela discriminación que sufrían como hangares acogen una de sierto, parece empeñado en orlos hispanos. En aquellos sus grandes obras: cien cadenar lo ingobernable, en tiempos era casi imposible pajas de aluminio, de las mis- Ma TEXTO: ALFONSO ARMADA FOTO: CORINA ARRANZ atraer sentido a la existencia, Alamogordo lo que no deja de resultar una EE. UU. plegaria tan cerca de una fronWhite Sands tera donde el dolor sobra. La El Paso R Fundación Chinati, que funMarfa Marathon Del Río Alpine dara Judd, acoge en su empoMarfa Acu Ciudad Acuña Ciudad rio de barracones soberbias Juárez Piedras Negras Ne Presidio piezas de amigos del esculOjinaga tor, como Dan Flavin (en seis Agua Prieta Big Bend National Park naves dobles: una sixtina de la luz fluorescente) o Ilya KaMéxico bkov (una melancólica reconstrucción de una escuela soviética: los sueños rotos, la clase Marfa muerta) Con intensidad dostoyevskiana, Marfa se ha conLa esposa de un empresavertido en destino de peregririo de los ferrocarriles la bautinos del arte, artistas, galeriszó en 1883 con el nombre de tas y adinerados coleccionisun personaje secundario de tas de Los Ángeles y Nueva una de las grandes novelas de York que han puesto por las Dostoyevski, Los hermanos nubes las humildes casas de Karamazov adobe y construido refugios extraordinarios con ventanas que enmarcan la pureza del desierto.