Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 8 2005 61 Economía El sector exterior español (enero- mayo 2005) Datos en millones de euros Balanza por cuenta corriente 132.544,1 117.387,6 103.669,0 106.504,0 2004 Balanza comercial 2005 79.123 61.071,1 63.344,6 89.518,0 Alemania, Holanda, Suecia y Dinamarca piden a la UE flexibilidad ante la entrada de productos chinos Turismo y viajes 12.046,3 11.853,1- 13.718,5 Ingresos Pagos 3.262,0 4.162,5 8.784,3 7.690,6 -26.040,0 Ingresos Pagos Déficit -18.052,8- 26.173,4 Déficit Ingresos Pagos Superávit Infografía ABC Fuente: Balanza de pagos del Banco de España El deterioro de la balanza comercial y la caída de los ingresos turísticos disparan el déficit exterior Entre enero y mayo los números rojos crecieron un 90 y superaron los 26.000 millones de euros b Arias Cañete, responsable de Economía del PP, alerta de que el sector exterior español está en el peor momento de su historia ante la pasividad del Gobierno Y. GÓMEZ MADRID. El deterioro del sector exterior español se agudiza mes a mes. La balanza por cuenta corriente, que mide el intercambio de bienes, servicios, rentas y transferencias con el exterior, arrojó un déficit de 26.040 millones de euros en los cinco primeros meses del año, lo que supone un incremento del 90 respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según los datos de la balanza de pagos hechos públicos ayer por el Banco de España. En estos malos resultados han influido los cuatro componentes de la balanza por cuenta corriente, que han tenido un peor comportamiento que en 2004. El déficit comercial se ha disparado casi un 45 el superávit turístico ha sido un 12 %i nferior; el intercambio de rentas con el exterior ha sido deficitario para España, con un incremento de los números rojos del 63 mientras el excedente de las transferencias se ha recortado un 60 El Banco de España explica que el déficit acumulado por la balanza comercial, 26.173,4 millones de euros, es el resultado de unas exportaciones de mercancías que crecieron un moderado 3,7 en tasa anual, frente a unas compras de bienes en el exterior que aumentaron a un ritmo sensiblemente mayor, un 13,1 En la balanza de servicios, el superávit registrado entre enero y mayo descendió hasta los 5.972 millones, desde los más de 6.600 resgistrados en el mismo periodo del año anterior. Este retroceso se explica por la reducción del superávit de la rúbrica turismo y viajes, que se situó en 7.690 millones de euros, lo que supone la ya citada caída del 12,5 en tasa anual. Este negativo comportamiento es consecuencia tanto de la disminución de los ingresos turísticos, es decir de lo que los visitantes extranjeros se gastaron en España, que se situaron en 11.853.1, cifra 1,6 %i nferior a la de 2004; como del aumento de los pagos de los españoles por viajes al exterior. Éstos ascendieron a 4.162,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 27 respecto al mismo periodo de 2004. Por su parte, la cuenta de capital acumuló en los cinco primeros meses un superávit de algo más de 2.500 millones de euros, un 30 menos que el año pasado. El turismo pierde peso en la economía E. ARMORA BARCELONA. El turismo está perdiendo peso en el conjunto de la economía española, muestra de ello es que el superávit de los servicios turísticos representó en 2004 el 3,5 del PIB, medio punto menos que en 2003, según apunta un informe de Caixa Catalunya. Los datos muestran que el superávit por los servicios turísticos ha caído más de un punto porcentual en términos de PIB desde 2001, año en el que se llegó al techo del 4,6 Por otro lado, si los ingresos por turismo bajan, los pagos por servicios turísticos de los españoles en el extranjero no han parado de subir como indica el aumento del 22 en 2004. Este crecimiento se produce, según el informe de Caixa Catalunya, por el crecimiento de la renta familiar y la fortaleza del euro. El resultado es una caída nominal del 1,2 en la cuenta de servicios turísticos. Según el estudio, el turismo ha sido clave en el deterioro de la balanza de servicios, que depende en el 54 de sus actividades. Necesidad de financiación La combinación de estas cifras de las cuentas corriente y de capital se traduce en que la necesidad de financiación de la economía española se ha más que duplicado en el periodo, al pasar de los 10.118,7 millones de 2004 a los 23.537 de este año. Estas cifras apuntan a que el sector exterior seguirá restando puntos al crecimiento de la economía española, aunque habrá que esperar al próximo 31 de agosto, cuando el Instituto Nacional de Estadística (INE) haga públicas la cifras definitivas de la Contabilidad Trimestral correspondientes al periodo comprendido entre abril y junio para conocer la merma exacta. En el primer trimestre el sector exterior restó 2,5 puntos al aumento del Producto Interior Bruto, que se compensó ampliamente con el dinamismo del consumo de las familias y de la inversión empresarial. El último informe del Banco de España y el indicador adelantado del INE apuntaban a comienzos de este mes una ligera mejoría de este dato, aunque las cifras conocidas ayer son poco esperanzadoras. Desde el Partido Popular, el secretario ejecutivo de Economía y Empleo, Miguel Arias Cañete, advertía que estos datos demuestran que el sector exterior español está en el peor momento de su historia, ante la pasividad del Gobierno Arias Cañete señaló que en los cinco primeros meses todas las rúbricas de la balanza de pagos han ido mal. Las exportaciones crecen muy poco, las importaciones se disparan, el superávit de turismo y viajes se reduce en más de 1.000 millones de euros, las compras turísticas de los españoles al exterior se desbocan y los pagos por endeudamiento de los españoles aumentan Para Miguel Arias, tres cuartas partes del deterioro del saldo exterior se debe a la evolución de la balanza comercial, pero también contribuyen en gran medida a ese deterioro el saldo turístico y los pagos por endeudamiento. Si tradicionalmente España compensaba su déficit comercial exterior con los ingresos del turismo y las transferencias europeas, en los cinco primeros meses de 2005 esto ya no es cierto. España está perdiendo sus elementos tradicionales de compensación del déficit comercial añadió. Ante todo ello, el diputado popular señaló que lo más dramático es la falta de capacidad de competir de nuestra economía en los mercados más dinámicos. En Asia y en los países de la ampliación es donde nuestra política comercial ha cosechado los mayores fracasos apuntó. A su juicio, la competitividad de la economía sigue por los suelos. Las empresas españolas abastecen sólo algo más de la mitad de lo que crece su propio mercado y el resto ha de ser cubierto por importaciones. Por ello, la pérdida de cuota de mercado de nuestras empresas ya no se produce sólo en el exterior, también es una dura realidad en nuestro país argumenta el diputado popular. Por último, Miguel Arias lamenta que el Gobierno no está haciendo nada para corregir estos desequilibrios, sino que sólo vende humo y propaganda como el paquete de medidas que anunció. Prefiere no hacer nada en política económica y no acometer reformas de calado concluyó.