Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 8 2005 Madrid 33 HOY EN MADRID ESPECTÁCULOS Viaje al Sur Cristina Hoyos exhibe su espectáculo Viaje al Sur. La genial bailaora estará arropada por el Ballet Flamenco de Andalucía. Un recorrido por tres emociones como la alegría, la tragedia y la pasión que se transmiten al espectador. A las 21: 00 en el Teatro Movistar hasta el 27 de agosto (Gran Vía, 45) EXPOSICIONES Un recorrido por la historia de las construcciones de hombres y animales. Hasta el 4 de septiembre, en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (José Gutiérrez Abascal, 2) Mujeres modelos, mujeres de moda Obras de fotógrafos de Europa y América que consisten en veintiséis fotografías de una variada iconografía que abarca noventa años, desde la consolidación de la alta costura, hasta la vinculación de la moda con el mundo del cine y del espectáculo. De 9: 30 a 19: 00 en el Museo del Traje (Av. Juan de Herrera, 2) Tiburones Una incursión al mundo de estos feroces animales, a través de ejemplares auténticos disecados, y un despliegue de medios gráficos y didácticos. Se puede ver una pequeña muestra de las especies de tiburones que albergan algunas costas españolas. Hasta el 31 de agosto en el Centro Comercial Gran Vía de Hortaleza (Salida 5 de la M- 40) Orígenes de la colección americana Muestra de las peripecias y viajes que pasa un objeto antes de su llegada a un museo. Hasta el 25 de septiembre, en el Museo Nacional de Antropología (Alfonso XII, 68) FIESTAS DE CHINCHÓN Almoneda Tradicional subasta de muebles en la Ermita de San Roque. Los objetos que se expongan a la venta son todos donados para una buena causa. Óleo, Pastel y Collage Las obras de Pedro Valverde se presentan hasta el 27 de agosto en La Casa de Cultura Giralt Laporta. CONCIERTOS Los otros arquitectos Concha Buika Buika es el primer disco de la mallorquina Concha Buika. Una original mezcla de jazz, boleros, flamenco y funk. Canciones que gracias a las letras, la sensualidad de la voz y la variedad de estilos han traspasado las formas establecidas. A las 22: 30 en la Sala Clamores hasta el 20 de agosto, (calle Alburquerque, 14) RINCONES MISTERIOSOS DE MADRID EL PARQUE DEL RETIRO, CONDE DUQUE Y LA RIBERA DE CURTIDORES No siempre las leyendas y misterios se encuentran íntimamente ligados a hechos luctuosos. Es el caso de los duendes y brujas que se adueñaron de los corrillos madrileños para animar aburridas tardes de otoño Brujas y duendes del viejo Madrid TEXTO: MABEL AMADO FOTO: CHEMA BARROSO MADRID. Lugar de recreo para la Corte y posterior centro neurálgico para el asueto de la plebe, los Jardines del Buen Retiro han sobrevivido a invasiones, guerras, rehabilitaciones, cambios de titularidad y hasta a un duende. De naturaleza buena, eso sí. Cuentan las crónicas más antiguas de la Villa que sus parterres, caminos y rosaledas eran- -y aún pueden ser- -el refugio de un duende benigno. Este ser misterioso sólo se muestra ante las parejas de verdaderos enamorados y es el motor que hace florecer los jardines durante el otoño. Como relatan las crónicas, su actuación más curiosa fue la de adornar con pétalos de flores el paseo principal de El Retiro el día que llegó a Madrid Felipe V. A las doce de la noche, la bruja de la Ribera de Curtidores levantaba el vuelo y atravesaba los tejados de Madrid También la calle del Conde Duque contó con su casa encantada o, mejor dicho, la casa del duende más castizo. Eso sí, siempre acompañada, como manda la tradición más nigromántica, por un macho cabrío. Aunque era puntual y reiterativa, varias noches que numerosos periodistas se agolparon a las puertas de la casa con sus ojos puestos en el tejado, nada ocurrió: ni escoba, ni macho cabrío ni nariz con verrugas... También la calle del Conde Duque con vuelta a la del Duque de Liria contó con su casa encantada o, mejor dicho, la casa del duende. Como recogió Fernández de los Ríos en su Guía de Madrid cierta noche, estando unos jugadores disputando sus ganancias y pérdidas, apareció sin saber cómo un enano, exigiéndoles que guardaran silencio y compostura, y salió del mismo modo; siguió el alboroto, y sin llamar a la puerta, se presentó otro enano y repitió el recado, amenazando a los jugadores si no se callaban. Estos mandaron a un mozo que se colocara a la puerta y no Corrillos madrileños Pero hay otras historias y leyendas que no describen el espíritu tan benéfico de los duendes. Como recordaba Federico Bravo Morata en su libro Historia de Madrid en el siglo XIX numerosos corrillos tenían como protagonistas a las brujas y los duendes, unos seres que, según los vecinos, se habían adueñado de muchas casas de Madrid. La bruja de la Ribera de Curtidores, el duende de Latina o el de la calle del Conde Duque hicieron correr ríos de tinta y desembocaron en más de una pelea de taberna. El parque del Retiro también fue refugio de un duende benigno dejara entrar a nadie. Hubo una tercera aparición y tercera intimidación A estas alturas de la historia, y ante la imposibilidad de apresar al enano, muchos jugadores se acobardaron y quisieron retirarse. Pero la hombría o arrogancia fue mayor y continuó la timba hasta que un batallón de más de 10 enanos armados con látigos logró desalojar la habitación. Pasado un tiempo, la casa fue ocupado por una marquesa, que también se topó con los duendes, aunque en esta ocasión fueron más serviciales y menos agresivos, pues se adelantaban a los deseos de la moradora. Después de la marquesa habitaron el inmueble otros personajes que también sufrieron la amabilidad de los duendes. Llegados a este punto, la leyenda tiene dos versiones. Mientras la primera convierte a estos enanos en unos estafadores de tomo y lomo, la segunda recuerda la intervención de la Inquisición, una sucesión de exorcismos y cómo un grupo de exaltados quemó la casa en el siglo XIX. Con fuego o con estafa, el caso es que los duendes no volvieron a mostrar sus habilidades. Transformado en demonio Menos famoso fue un duende caprichoso que habitaba en La Latina. De cocina en cocina, de olla en olla, recorría las casas de la zona- -cuenta la historia popular- -transformado en demonio, con cuernos y rabo. Un día, desapareció, dejando paso a otras historias de aparecidos, espiritismo y visiones. Pero serán para otro día. La bruja de la Ribera de Curtidores Es el caso de la esperpéntica bruja de la Ribera de Curtidores, que según crónicas de la época, a las doce de la noche levantaba el vuelo y atravesaba tejados, tejadillos y chimeneas del Madrid