Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 8 2005 Madrid 29 La atracción de la Warner pasó 25 veces por encima del joven según una testigo Afirma que al no haber vigilancia llegó a entrar el siguiente grupo coruñesa que estaba sentada delante de la víctima asegura que la holgura de la barra de seguridad propició que Francisco se levantara fácilmente EP MADRID. El joven sevillano que falleció el pasado fin de semana en una atracción del parque de la Warner apenas encontró dificultad para levantarse de su asiento en el Hotel Embrujado y pereció tras ser arrollado al menos 25 veces por la propia maquinaria del espectáculo. Así lo confirma una de las testigos, una joven coruñesa que vivió en directo la tragedia junto a otras treinta personas que se encontraban en el interior de la atracción. Eva, que aprovechó sus días de descanso en Madrid para acercarse al parque temático, estaba sentada justo delante de la víctima cuando comenzó la función. Según su relato, Francisco salió de la barra fácilmente puesto que no tiene una holgura conveniente y no le costó nada salir Debido a la sensación de mareo que origina la atracción- -se mueven las paredes- el joven, de 22 años, abandonó su puesto cayó y empezó a dar vueltas Por lo menos la atracción dio 25 vueltas sobre él cuando ya estaba atrapado relata Eva. Además, dice, el muchacho se dirigió a la puerta intentando salir pero estaba cerrada y no pudo hacer nada Los momentos posteriores fueron dramáticos. La tragedia podía haber sido triple dice, ya que tanto la hermana del fallecido como su novia casi se tiran tras él al ver lo ocurrido Todos gritábamos desolados- -cuenta- -sin que nadie nos oyera Además, Eva ya conocía la atracción y gritó al joven para que se retirara de las paredes, que aparentemente no se mueven, pero que sí lo hacían por el efecto óptico de la atracción. Miraba hacia los espejos como una loca con la esperanza de que alguien estuviera mirando detrás. Sentí mucha impotencia- -dice- -de ver y no poder hacer nada, b Una joven Ocho heridos y dos detenidos en el primer encierro de Leganés b Una batalla entre dos bandas rivales en La Cubierta mancha las fiestas. La gran cantidad de alcohol que hubo en la plaza pudo ser el detonante de la refriega ABC MADRID. Las fiestas patronales de Leganés se empañaron de violencia en su primer día de encierro, que se saldó con dos detenidos. Un centenar de personas se vieron envueltas en una pelea en la plaza de toros de La Cubierta, que se desencadenó por el enfrentamiento entre dos bandas rivales, lo que obligó a los policías a intervenir. La llegada de los astados, la euforia, y la gran cantidad de alcohol que se consumió pudieron ser la causas de un espectáculo calificado como bochornoso Los detenidos, uno de nacionalidad española y el otro de origen colombiano, agredieron a varios agentes que se encontraban en la plaza, causándoles heridas en la cabeza y los brazos, de las que tuvieron que ser atendidos en el servicio de urgencias del Hospital Severo Ochoa. Los hechos se produjeron al terminar el primero de los encierros, en el que resultaron heridas ocho personas. La mayoría de ellas eran corredores. Según el parte de atenciones de los servicios de urgencias de la plaza de toros, un joven tuvo que ser atendido de heridas leves en la cara, zona lumbar y hombro, tras ser alcanzado por un toro. El resto de los corredores sufrieron lesiones leves, la mayor parte por golpes y contusiones. En su totalidad, el encierro estuvo marcado por la tranquilidad y ausencia de incidentes y heridos graves a lo largo del recorrido de casi 700 metros, que se cubrió en un tiempo de dos minutos. Unos 200 corredores y varias decenas de mozos se echaron al coso para torear a cuatro novillos durante hora y media. Los detenidos han pasado a disposición judicial como instigadores de la pelea. El Hotel Embrujado se encuentra actualmente clausurado EFE En la atracción se encontraban 10 o 15 niños que estaban desolados y con ataques de histeria saber que hay gente ahí fuera y tú dentro gritando con la cara desencajada Al término de la atracción, Eva fue una de las personas que alertó a los responsables del Hotel Embrujado porque nadie sabía nada y hasta llegó a entrar el siguiente grupo de gente insiste con rabia. Al principio, dice, no le hicieron mucho caso, hasta que se encontraron con el panorama Eva, que ha criticado los sistemas de seguridad del parque de la Warner, cree que si es cierto que existen cámaras, si no hay nadie vigilando no sirven de nada De haberse parado la atracción en el primer momento- -insiste- el chico estaría ahora vivo En relación a lo ocurrido, la testigo asegura no obstante que la infracción fue del chico, pero lo podían haber salvado abriendo la puerta o deteniendo la máquina El parque Warner debe, si alguien ha cometido una infracción, estar ahí y poder salvar una vida denunció la testigo. Ni calmantes ni agua La presencia de menores en la sala añadió, si cabe, mayor dramatismo al suceso. Según Eva, en el interior de la atracción se encontraban unos diez o quince niños, que estaban desolados como nosotros y con ataques de histeria Sin embargo, y pese a la magnitud de la tragedia, la testigo se queja de falta de atenciones por parte de los responsables del parque. No nos proporcionaron calmante, ni agua, cuando estábamos a 35 grados y en aquellas circunstancias relata. Tras el suceso, los empleados del recinto les hicieron- -dice- rellenar un documento aunque nadie les comentó nada. Ahora espera a que le tomen declaración en La Coruña, ciudad donde reside, para explicar todo lo que vio durante el trágico suceso.