Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 16 8 2005 Los Veranos 85 RUMORES DE LA FRONTERA En Presidio abundan los paisajes desollados, donde la carga del camino y el calor criminal hacen mella, dando lugar a imágenes falsas que el viajero despistado tomará por reales Espejismos en la región de la Gran Curva esidio. Con el Pecos a retaguardia, Texas adquiere un matiz más despoblado, más salvaje, más en sintonía con las leyendas del viejo oeste y la mística de la carretera que se pierde en horizontes de inusitada soledad y belleza. La carga del viaje y el calor criminal hacen mella. Así surgen los espejismos. Paisajes desollados como Study Butte: desierto de escombrera torturado por la minería, casuchas portátiles y bares como el Big Bend Moter Inn, donde el viajero se roza con el lumpen local, rostros castigados por los abusos y la lucha por existir. Parece lógico que Study Butte haya ligado su destino a la ciudad fantasma de Terlingua, también plagada de casas portátiles que se cuecen al sol, como el cementerio. Las cruces que no han sido desmochadas, reducidas a equis, paralelas, signos indescifrables, están bajo amenaza inminente. Como las cercas de las tumbas más vistosas, que recuerdan cunas o almadías a punto de irse a pique, como si el terreno se hubiera corrido bajo el peso de la muerte. Hay túmulos de ceniza y otros de piedra, que parecen hornos para panecillos, y mayoría de esqueletos hispanos, como el de la niña Danaciana Aguirre (1922- 1933) Cinabrio (mercurio) y plata trazaron la fortuna de Terlingua. A la parca nunca le faltó tarea: por lo arCementerio de Terlingua, en Texas, blanqueada por el sol como barniz de calavera duo del trabajo, los tiroteos y gripes como la de 1918. Tras el cierre de la explotación, la dezas de una insoluble parábola do mexicano se quedó la verpor dentro, estancias con todo EE. UU. cadencia dio tinte de Comala kafkiana. El último espejismo dadera ciudad, con su plaza el lujo que el dinero puede proa esta Terlingua que el sol surgió a la mañana siguiente mayor, ayuntamiento, soporporcionar. Centenares de blanquea con barniz de calaMarathon Del Río en el restaurante Oasis: los tales y banquitos, con las camexicanos como Rosalie esAlpine Eagle vera. cuatro comensales de una melles desembocando en puras tán al quite para que nada falMarfa Pass Ciudad Acuña Más fantasmal pasa (tres gorras de huertas, y se cristiate, incluido un comePiedras Negras Nuevo Laredo Presidio rece Lajitas, a orillas béisbol contra un nó Ojinaga. El lado dor rústico llamado Laredo Las cruces A la parca El Cenizo Ceniz Ojinaga del río Grande, con Stetson) se quedaron gringo se quedó PresiCandelilla, en homeBig Bend que no han naje a la planta del denunca le faltó súbitamente en silenPresidio National Park su aeropuerto interRío Grande dio a secas, otra de Gr City sido desmo- sierto, y con una lajitarea: por lo cio, con las miradas nacional y su campo tantas ciudades sin alMéxico de golf que, antes de chadas, sig- ta en cada mesa como ma, calles rectilíneas arduo del tra- perdidas en sus penque el 11- S corrigiera nos indescifra- bandeja para las vipara la soledad del bajo, los tiro- samientos. Cuatro el mundo, se jactaba automóvil y solares Presidio bles, están najeras. De arrancarteos y gripes perfiles congelados del único green que recrearon un donde flotan moteles le lajas a la tierra vicomo la de cuadro de Cézanne con hoyos a ambos la- bajo amenaza vió Lajitas. Antiguo Presidio del Norcomo el Three Palms, inminente dos de la raya. Hoy se antes de reanudar la te, sede de un fortín y misión adonde nos devolvió El tercer espejismo 1918 consuela con cuatro conversación que españoles, se convirtió en el taxista Aureliano aflora tras la carreteagujeros en una isla en medio apasionadamente sostenían Presidio en el lado estadounitras ayudarnos a diluir las sosra que como montaña rusa caldel río y un pueblo boutique en español. Afuera, una escopechas de los aduaneros estadense y Ojinaga en el mexicaca los meandros del río hasta del far west para golfistas lopendra ponía en marcha sindounidenses. Era noche cerrano tras el trazado de la frontePresidio del Norte, en tiemadinerados, con abrevaderos cronizada sus decenas de pada y el procedimiento en una ra. pos fortín y misión fundada de pura piedra y casas esquitas, y el sol empezaba a hostisala de espera abarrotada de por los españoles, pero que zofrénicas: por fuera, decoragar el Big Bend, la tierra de la inmigrantes mexicanos que tras el Tratado de Gudalupe do para un western de lujo; Gran Curva. se dirigían a Dallas tenía traHidalgo se sajó en dos: del la- Pr TEXTO: ALFONSO ARMADA FOTO: CORINA ARRANZ