Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Madrid MARTES 16 8 2005 ABC SE DICE SE COMENTA INAUGURAR EN AGOSTO En los tiempos que corren, cualquier día es bueno para organizar una inauguración. También durante este largo mes de agosto, hasta hace un par de años considerado mes inhábil para la suerte de un papel oficial en Madrid. Pues ahora, como la necesidad obliga, se ha propuesto desde el Ayuntamiento de la capital la fecha del 26 de agosto, viernes, para inaugurar el remozado Mercado de Guzmán el Bueno. Imaginen dónde no ha caído la fecha todo lo bien que digamos. MADRID AL DÍA CONTRA LA M- 30 Manuel Melis, el coordinador de las obras de la M- 30, lo dice alto y claro: El soterramiento del río es tan bueno que, con él, Ruiz- Gallardón va a ganar su cuarta mayoría absoluta Quizás ésta sea una de las razones por las que la oposición está torpedeando desde hace meses un proyecto que no puede haber tenido más chinas en el camino. La sentencia de un juez la semana pasada ha dado un respiro a las denostadas obras, al estimar que son de interés general y esenciales para el tráfico madrileño. SUDOKU MANUEL M. MESEGUER F LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Sanidad No entiendo que mi padre, después de cotizar toda la vida en la Seguridad Social, esté como un perro en un pasillo de urgencias de La Paz (ni siquiera tiene un baño cerca) si estuviera en una habitación mi familia y yo le podríamos atender mejor, le podríamos dar de beber, acompañar al baño, hacerle compañía. En fin, todo lo que necesita una persona hospitalizada. Sólo podemos verle una hora al día. No entiendo por qué tienen que tener un trato preferente con personas extranjeras por el simple hecho de que no les tachen de racistas (lo he visto con mis propios ojos) pero la realidad es que a mi padre le están discriminando. Yo sólo pido igualdad, que se trate a los pacientes según la enfermedad. Es inútil que proteste en el hospital; dan igual todas las reclamaciones que rellene porque ellos siempre tienen la razón. No entiendo por qué ningún partido político cuando ha estado en el poder ha planteado la construcción de un nuevo hospital en Madrid capital. Rosana Escribano JAIME GARCÍA El trato a los inmigrantes. Es realmente lamentable la atención que reciben los extranjeros que quieren formalizar su residencia. En la avenida de los poblados, una cola de cientos de personas esperan durante más de cinco horas a que se les atienda, rodeados de basura y olores a orina. Vergonzoso. María B. Díaz y, por lo tanto, desde hace cuatro meses, están a punto de atropellarme cuatro veces los conductores de las líneas de autobuses 52, 11 y 40, que se saltan los semáforos. Lo mismo ocurre con los automovilistas que, ignorándolos, enfilan la calle Paraguay, donde, como se sabe, murió un alumno de un colegio de la zona. He estado y estoy perseguida por automóviles y motos que circulan por la acera de Costa Rica y, además, me han sobresaltado los pitidos correspondientes sólo por circular por ella. Para colmo aparcan delante de mi casa. ¿Qué más puedo decir? Madrid es insegura e inhóspita. Madrid es sarcasmo hiriente para los que la queremos. Reivindico- -como madrileña- -ley y orden a la vista de que no existen razón, autoridad y ley. Pilar G. Martínez Amar un Madrid ruidoso Vaya por delante que amo profundamente Madrid. No me pasa lo mismo con sus autoridades: Gobierno municipal y oposición, ambos complacientes e inoperantes. Soy vecina de la calle de Costa Rica y, desde hace algunos meses, mi vida ha cambiado: no puedo dormir por las noches porque voces, máquinas y camiones lo impiden. En los tórridos meses de julio y agosto estoy obligada a cerrar ventanas, para conciliar el sueño y no masticar el polvo. Pero aún hay más: las obras de la M- 30 desvían la circulación de automóviles y autobuses Las oposiciones injustas Soy maestra y llevo 20 años en la profesión. Nunca he dejado de presentarme a ninguna convocatoria de oposiciones. Antes, cuando empezaba, puntuaban más la experiencia, y ahora, que tengo experiencia, puntúa más el exa- men. Además, para colmo, no tienen en cuenta todos los años reales de cada uno, sino que sólo valen cinco años. En la oposición competimos con gente joven, y lo único que tenemos como ventaja, los años de experiencia, nos los quitan. En ellas se da mucha más importancia a la teoría que a la práctica. Este año, estaba contenta de estar entre las primeras de la promoción, así que al día siguiente tenía oportunidad para elegir colegio, pero... resulta que a los que pueden elegir los primeros sólo les dejan pueblos de la sierra, que están muy lejos de casa. Al día siguiente, sin embargo, se ofertan las plazas de educación primaria, pero quienes pueden elegir son los que tienen menos puntuación. ¡Qué paradoja! Si estás de los primeros, pides lo que te obligan y lejos de casa. El sistema educativo habla de valores y entre éstos está el respeto. Pero yo me pregunto: ¿cuándo va la Administración a guardar algo de respeto y consideración hacia las personas que trabajamos en ella? Tanto habar de valores y resulta que ellos son los primeros que tenían que aplicarse el cuento y buscar la forma de no quemar a sus trabajadores. Deberían hacer que no nos sintamos un número. Las oposiciones son como una lotería injusta, que no sólo se basan en medir la memoria, y no las cualidades de enseñanza, sino que son subjetivas. Tanto esfuerzo para poder trabajar, tantos años invertidos en preparar oposiciones, tantas cosas que dejamos atrás por poder estar ahí, tantas prisas para poder sacar tiempo, tantas horas de sueño quitadas... Este sistema es lo más injusto que existe, pues no prueban que las personas que aprueban trabajan mejor, saben más o están más preparadas. Marta Espinosa Rivera rente al estanque del Retiro surgió una exclamación que a muchos les sonó a chino, a saber, ¡dónde están los sietes en este sudoku! Al resolutor como llaman a los adictos a este endemoniado juego de 81 casillas, le importaban un bledo los requiebros de las torcaces, el rasgueo de la brisa en la enramada, el chapoteo en las leonadas aguas del estanque, los insufribles berrinches de los niños consentidos. Su atención estaba concentrada en los malditos sietes de la caja central y de la de abajo a la izquierda porque sospechaba que tan pronto diera con ellos, descubriría el escondrijo de los doses y terminaría por colocar los escurridizos cincos en este crucigrama de números de nombre japonés, inventado, según unos, por el matemático del siglo XVIII Leonhard Euler, y según los más en el Nueva York de 1970. Tras una urgente encuesta en absoluto científica se llega a la conclusión de que o se deja de publicar este verdadero damero maldito, exclusivamente preñado de números del 1 al 9, o la sociedad volverá a su estado ágrafo y analfabeto. Y ello por varios motivos. Los adictos, en progresión geométrica a causa de la moda, abren los periódicos por la página de pasatiempos, dedican dos horas al menos a su resolución y una vez concluida tan fatigosa tarea cierran las páginas con la sensación de haberlo leído sin siquiera haberlo ojeado. Las meninges se sienten tan estrujadas que los libracos comprados para el relajo agosteño amarillean en la estantería. Se va a leer menos este verano, ténganlo por seguro. Un adicto que acaba de enviarme nada menos que 160 sudokus me advierte de que las horas reservadas para los amigos pasarán a vivirse con un lápiz afilado, una goma de borrar y un tremendo dolor de cabeza. Un mundo de sombras, llaman los adictos a este juego que, dicen, espanta el alzheimer y agiliza la inteligencia. Aunque como suele decir un amigo: Quien juega extraordinariamente al ajedrez demuestra... que juega extraordinariamente al ajedrez y no que sea más listo Pues eso mismo reza para los sudokus, que la desmemoria también la combate la lectura de un buen libro o la resolución de un crucigrama de siempre, que además enseñaba bellas palabras. Yunque de platero: tas. Dios egipcio: Ra.