Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 8 2005 Los Veranos 71 FACTOR 32 Por ROSA BELMONTE LA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL La verdadera pasarela está en los indígenas de Sotogrande. Los que de verdad dan lustre al Torneo de Polo son los extras n buen coche y una una avispa modelo, no una mujer guapa son la paavispa cualquiera. Luego, reja perfecta. Si va aunque no fuera padrino del conduciendo, mejor. KaroliXXXIV Torneo de Polo Lexus na Kurkova llegó a Sotogrande Sotogrande, se haría fotos de conduciendo su propio cojunto al coche Rafa Medina. che (a la vez que hablaba por Miren que yo soy superpartisu propio teléfono móvil, sedaria de los Feria, pero ella lugún me soplaron) Una chica cía más. Con esa cara de palavando el coche en biquini y rece que no voy maquillada haciendo mucha pero eso es lo que tú te espuma también Karolina Kur- crees unos dientes es perfecta para alde catálogo de ortodonkova, con gunos. Para el posacia y una simpatía inunos dientes teligente, se ganó al do, Karolina Kurde catálogo personal. Sobre todo a kova no iba en biquini sino con un de ortodon- Manolo, un reportero vestido amarillo cia, se ganó al de Gente En cuanto que parecía que hule dijo cómo se llamapersonal biese robado del ba se acordó de Manofondo de armario lo Blahnik, que es el de Margarita de Inglaterra, único Manolo del que ella tieque en paz descanse. Aunque ne noticia. Después de los poteniendo en cuenta la talla sados y las entrevistas de rique debe de gastar la checa gor se fue la chica al baño quizá el vestido fuera de la co (ella misma lo reportó) Vollección de Barbie (a Twiggy vió y al pasar al lado de Manolo (el del micrófono) le soltó en su época no le habría veniun Ciao Manolo que casi do) Su cintura es derrite al chico. como la de una avispa, pero a pasarela publicitaria continuó con Rafa Medina. Éste derritió al personal femenino. Es tan estiloso. Sobre todo la nariz, tan afilada que hace que su cara haga esquina. Moreno de playa, con pantalón blanquísimo y unas zapatillas Tod s de ante marrón. El ante marrón es lo que los hombres calzan este verano. Y en tendencias, los Feria son expertos. Pero la verdadera pasarela estaba aba- U Rafa Medina derritió al personal femenino. Es tan estiloso. Karolina Kurkova (abajo) tiene ÁNGEL DE ANTONIO cintura de avispa modelo, no una avispa cualquiera jo con los indígenas de Sotogrande. Esto es la civilización occidental y lo demás, cuentos y medio pelo. Podrían estar Phillippe Junot o Luis Astolfi pero los que de verdad dan lustre al torneo son los extras. A mí me gustan especialmente las crías de sotograndí. Los adolescentes masculinos (a los que también se puede ver en manada quedando en el Vips de Velázquez en Madrid) suelen ir peinados igual: mata de pelo tipo casco, ni muy largo, ni muy corto, con el flequillo ligeramente ladeado. En Sotogrande es corriente que lleven un pedazo de casco en la mano. Y en los pies, alpargatas en chancleta. La adolescente femenina que más destaca es la del minishort, el taconazo y las gafas tipo televisores. Se acercaron tres de este estilo por donde estaba la prensa. Tres chicas cañón. Una cámara de televisión las enfocó y de pronto otras cámaras siguieron el ejemplo rodeándolas como si acabaran de llegar por sorpresa las hermanas Miller (bueno, las de Sotogrande eran más guapas) Asustadas, atónitas y muertas de vergüenza consiguieron ponerse a salvo. Juraban que ellas no eran nadie. Luego llegaría un periodista para disculparse. Habían confundido a una con la novia de Rafa Medina. Una locura. L E n el Santa María Polo Club de Sotogrande todo se hace a lo grande (y a lo inglés porque digo yo que podría llamarse Club de Polo Santa María de Sotogrande) Los stands comerciales con motivo del torneo no son cualquier cosa, nada que se venda en Carrefour. La muy pija ropa deportiva Scapa, Aqua di Parma o las cremas de La Mer. Y, aunque no está en venta, Sarah Ferguson con sus pecas para entregar los trofeos. Como el traje que llevaba esta vez era corto se le veían mejor los pies. Me reafirmo en que son unos ejemplares magníficos. Miré y miré pero no vi a los Janeiro. Pero sí a Hilario López Millán.