Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 8 2005 Sociedad 39 Medio Ambiente ACTUALIDAD NATURAL MÓNICA FERNÁNDEZ- ACEYTUNO REMEDIO PARA LAS MEDUSAS ue este año hayan llegado más medusas a la costa no se debe a que haga más calor, sino a que este año no ha llovido. Según Sergio Rossi, experto en plancton gelatinoso, al no haber llovido no se ha creado en el mar una barrera de agua dulce. Hay ríos como el Ródano que cuando llueve en primavera forma una pluma de agua dulce que se adentra en el mar y se ensancha y llega casi hasta Barcelona y entonces las medusas, que en su mayoría son arrastradas de forma pasiva por las corrientes, no atraviesan esa barrera. Por otro lado, la ausencia de depredadores como el atún, las tortugas marinas o la caballa, está multiplicando la población de medusas que, a su vez, se comen las larvas de los peces, con lo que el problema tiende a incrementarse. Decir que hay que salvar la Naturaleza es como el mendigo que pide salvar al rico. Jamás desaparecerá de la Tierra. Nosotros nunca podremos dominarla, pero podemos tratar de entenderla, es decir, para combatir a las medusas que perjudican al turismo no hay otro remedio que aquello que siempre parece que no sirve para nada. Señores: la investigación básica. Q En sus tentáculos, que alcanzan hasta 5 metros, se encuentran las células urticantes que anestesian a sus víctimas men de su cuerpo más el que pueden ocupar todos sus tentáculos extendidos y que llegan a alargarse hasta más de 5 metros en ejemplares que apenas alcanzan un metro de longitud. Por ello, el hecho de que en los últimos años la llegada de medusas a las costas se haya producido de forma continua ha levantado la alarma y el interés de la comunidad científica, sobre todo porque hasta ahora algunos investigadores aseguraban que los periodos de afloración de gran número de estos cnidarios se sucedían cada 11 o 12 años y perduraban entre tres y cuatro. tas masivas invasiones es la disminución drástica de los grandes depredadores de esta especie. Las poblaciones de tortuga boba (Caretta caretta) peces luna (Mola mola) o el atún se han visto reducidas enormemente en las costas mediterráneas debido a su pesca indiscriminada señalan Gili y Pagès. Las elevadas concentraciones de medusas en las playas mediterráneas llevó a que el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente financiase un proyecto de investigación para conocer sus causas. Durante la década de los ochenta se llevaron a cabo trabajos que si bien aportaron datos interesantes sobre la biología de las medusas, no pudieron descrifrar las causas reales de tal fenómeno. No obstante, descartaba cualquier relación con un incremento de la contaminación o de la degradación de las aguas y se daba un mayor énfasis a causas climáticas que influyen los procesos de producción biológica del mar. Atraídas por los nutrientes Ante la llegada de importantes masas de medusas a las aguas del Mar Menor- -en 2001 se alcanzaron los 70 millones de ejemplares- -la Universidad de Murcia y el Instituto Español de Oceanografía (IEO) llevaron a cabo estudios que apuntaban a que los vertidos de fertilizantes utilizados para la agricultura, crean (al ser ricos en nitratos) un mar salado y rico en plancton que atrae a estos animales. La paradoja; son el filtro que se come los nutrientes y mantiene el agua limpia. Lo cierto es que, bien sea resultado del cambio climático o de la desaparición de sus especies predadoras, o de ambas a la vez, estas singulares criaturas comienzan a campar a sus anchas en las aguas de nuestros mares, hasta el punto de que su presencia se ha triplicado en las playas durante los últimos años. Las especies más comunes de localizar en nuestros mares La Chysaora hysoscella es una de las más espectaculares que podemos encontrar en el Mediterráneo. La Pelagica noctiluca es una pequeña joya de color rosa y violeta a la que conviene evitar ya que, a pesar de su pequeño tamaño, es la causante de la mayoría de accidentes con bañistas y surferos. Otra de las habituales, inconfundible por su blanca campana ribeteada de violeta es la Rizostoma pulpo, que resulta levemente urticante. Menos común en nuestra costas, la Physalia physalis es una de las más espléndidas y tóxicas. Posee un veneno que produce espasmos, contracción involuntaria de los músculos, hasta el punto de provocar parálisis en algunos casos. La Carybdea marsupialis constituye todo un peligro. Con su campana en forma de cubo y sus apenas 2,5 centímetros esta especie tropical aumenta su presencia en el Mediterráneo. Pesca indiscriminada Las medusas ejercen de forma natural un control sobre la densidad de sus poblaciones. Así, no es extraño el canibalismo cuando les falta otro tipo de presas para su alimentación. Pero, aparentemente, en las zonas de máxima abundancia de medusas en el Mediterráneo, hay suficiente zooplancton como para no limitar, en algunos periodos del año, el desarrollo de densas poblaciones. No obstante, una de las causas más defendidas por los científicos sobre es-