Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14 8 2005 Los Veranos 101 En boca del experto El doctor Celso Arango, psiquiatra Jefe de Sección de la Unidad de Adolescentes del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, nos da las pautas para pasar un verano único en compañía de los niños. Veranear en un lugar donde sus hijos tengan amigos de su edad. Esto hace que ya haya un tiempo de ocio garantizado para que los padres descansen sin preocuparse de buscar plan a los niños. Llevar juegos de mesa, manuales, que llevan tiempo (mecano, monopoly, cartas, y permiten participar a toda la familia. A través del juego eres cómplice de tu hijo. El verano es una buena época para educar a los hermanos mayores en la responsabilidad de hacerse cargo de los pequeños. Así van adquiriendo responsabilidades y se dan cuenta de lo difícil que es educar. En España tenemos la suerte de tener bien asentados los valores de familia y seguimos creyendo en ellos. Si tienen la posibilidad de reunirse todos en el pueblo, en una casa de playa o en cualquier otro lugar, háganlo. Así los niños estarán con los abuelos, los tíos y los primos, lo que le permitirá a usted disfrutar de su propio espacio, mientras los lazos familiares se fortalecen. No intenten hacer en verano lo que no han hecho en todo el año. Como no ha estado con su hijo mucho tiempo ahora se agarra a él, no le deja ni un minuto e intenta educarlo a todas horas. Esto no es bueno. Además, cuando vuelva a la rutina y llegue el periodo de abstinencia, el niño le preguntará que dónde está su tiempo. Compartan actividades. Las vacaciones son de todos y no hay nada que les guste más a los niños que hacer cosas con sus padres. Me voy a la playa, a correr, a montar en bici, ¿quién viene conmigo? Que se den cuenta que les gusta, y mucho, estar con ellos. Los padres desesperados tras un duro año de trabajo y que necesitan un poquito de relax, que opten por los hoteles familiares llenos de actividades para unos y para otros. Es otra manera de disfrutar de sus hijos, pero sin tener que estar todo el día pendiente de ellos. niño? Vete directamente a con quien no está, no se puede tu cuarto y que sepas que no discutir Buen comienzo. vas a salir de casa en todo el Bien, pues una vez aceptaverano! La hemos liado. das las discusiones como parAdemás de entrar en un inconte de la condición humana y trolable ataque de nervios acade nuestra relación social bamos de hacer justo lo que no (qué tranquilidad, la verdad) hay que hacer: poner un castilo que hay que hacer es encongo imposible de cumplir. trar su lado positivo. Los des Efectivamente- -continúa el encuentros pueden ser muy doctor Arango- Castigos, los positivos para la educación de que haga falta, pero los niños. En vacaciones tienes más tiem- Castigos, los siempre que se vayan a cumplir. Si no hay po para explicarles, que haga fal- posibilidades de llesi te has enfadado y le has castigado, por ta, pero siem- varlos a cabo, no lo diga, trágueselo y apequé lo has hecho. Lo pre que se ideal es hacerles envayan a cum- chugue con lo que tentender- -cuando ya plir. Si no, no ga. Si no lo cumple, al final estará tirando se les haya pasado el lo diga piedras contra su proberrinche- -tu reacpio tejado porque, ción. Y nunca ser au ¿cuál va a ser su credibilidad toritario ni tajante. Nada de entonces frente a su hijo? porque sí o porque no Con Ninguna, desde luego. Y no sóeso no llegamos a ninguna parlo eso. Lo peor es la cara de te. Ya. El problema surgue lerda que se te pone cuando cuando has intentado expliintentas explicarle a tu hijo carle al niño doscientas mil vepor qué has decidido levantarces la misma cosa. Vamos a pole el castigo. Sin comentarios. ner un claro ejemplo. Primer día de playa: Álvaro, mi Kramer contra Kramer amor te pido por favor que Razonar, controlarse, enfriarcuando vuelvas de la playa te se antes de actuar. Está claro: quites la arena antes de enen época de crisis no hay que trar en casa. Así no tendretomar decisiones. Pero, ¿qué mos que limpiarla Segundo, pasa cuando las tomas contercero, cuarto día: Álvaro, vencida de que has hecho lo cono me hagas repetirte que te rrecto y entonces, como por arquites la arena al llegar a casa te de magia, aparece tu mariporque la vamos a tener (cierdo y le dice a tu hijo exactata tensión en el ambiente) Al mente lo contrario de lo que tú quinto día: ¿Pero tú no oyes le acabas de decir? ¿Qué hado de estrategia por los jóveces? ¿Le saltas a la yugular? nes para estirar, como sea, las Es una broma, claro. Esta acsalidas con sus amigos. ¿Lo titud- -tanto del padre como ideal? Intentar conectar con de la madre- -es absolutamenlos otros padres para ver si es te ineficiente. Mucho más de verdad lo que dicen y ponerse lo que uno puede llegar a sosde acuerdo entre todos. Pero pechar. La cantidad de tiempo hay que tener cuidado porque vamos a invertir en tomar que, si usted llama a los otros la decisión, discutir, echarse padres, sin contar con sus hipara atrás, no merece la pena jos, probablemente provoque- -continúa Celso una pelea. A estas Arango- Hablar las El tiempo vue- edades no les gusta cosas de antemano, que se metan en su la, los hijos vida y les dejen en treinta segundos, una mirada cómplice, pue- crecen y llega- ridículo delante de den evitar tantísimos rá un momen- su amigos indica contratiempos... Toto en que no Celso Arango. Lo das las pautas educatiyo quieran estar que queharía es havas tienen que hacercer ellos tomacon nosotros ran la decisión. Cose de mutuo acuerdo y ajenas a la presencia mo usted no se cree del niño. Una vez tomada la deque son los únicos que tiecisión, hay que explicarla. Y nen que volver pronto a casa si su hijo es un adolescente, eshay que verificarlo. Que sean cúchele a él también Nada ellos los que decidan si hay como una mayoría consensuaque llamar; si no quieren, seda, desde luego. guirán llegando a casa a la hora de siempre. Al final será su hijo el que les pida que llaReloj, no marques las horas men. Eso sí, si es verdad lo Y ya que hablamos de adolesque les decía, tendrá que concentes- -bendita edad, ¿versiderar que a lo mejor está dad? -tocamos uno de los tesiendo demasiado estricto Y mas calentitos del verano: los el resto del día horario flexihorarios. Papá déjame meble, pero horario. Nada de que dia hora más tarde, por fasu casa se convierta en un hovor Soy el único que llega a tel. Y lo digo con conocimiencasa tan pronto A todos mis to de causa. Ni se me va la pinamigos, menos a mí, les dejan za ni estoy flipada ¿O sí? hasta las tantas Lo de siemQuizás sí. A estas alturas del pre, lo que hemos dicho todos verano una ya no carbura a su edad, sigue siendo utiliza-