Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14 8 2005 Los Veranos 95 GASTRONOMÍA I FESTIVAL ABC DE FOTOGRAFÍA COLECTIVA MÁLAGA, FRITURAS DE PESCADO CARLOS MARIBONA De las miles de imágenes recibidas en el concurso de ABCy Notodofotofest. com, cada día publicamos una serie. Hoy, Sombras negras de Alejandro Stockert Colman legamos, en el ecuador de nuestro viaje, al litoral malagueño. La variada y compleja oferta de restaurantes costeros de esta provincia nos obliga a dividir el recorrido en dos etapas. La primera, desde Nerja hasta la capital. Y dejamos para mañana la Costa del Sol, entre Torremolinos y Estepona. Estamos en la tierra de las frituras de pescado, que aunque se extienden por toda Andalucía por algo se conocen como fritura malagueña Pescados pequeños- -boquerones, pijotas, acedías, salmonetitos, calamares o chopitos- que se enharinan con finura y se fríen con mimo en aceite limpio y bien caliente para darles el punto adecuado. Un plato ligero, atractivo a la vista por sus tonos dorados, con sutiles sabores de mar. De entre todas, las de boquerones son las más representativas. Esos victorianos -así llamados porque los mejores se capturan en la playa del Rincón de la Victoria- -pequeños y delicados, que se fríen en panoja, unidos por la cola. Si puede, espere a los de septiembre, son los mejores. En la popular playa de El Palo, el barrio de pescadores malagueño, se alinean los restaurantes donde hacen muy bien estos boquerones y el resto de pescaítos La oferta se completa con espetos de sardinas, mariscos y guisos marineros. Uno de los más recomendables es Casa Pedro. En el Paseo Marítimo de Málaga, Adolfo es un clásico que combina platos tradicionales con propuestas modernas como la porra de bogavante. Por último, suban al Parador de Turismo de Málaga Gibralfaro. Además de las vistas, su restaurante de cocina malagueña es uno de los mejores de la red de paradores: desde una excelente fritura hasta un taco de corvina con langostinos. L Sombras negras TEXTO: PAULA IZQUIERDO Direcciones Casa Pedro. Quitapenas, 121. Playa de El Palo. 952 29 00 13. Adolfo. P Marítimo Pablo Ruiz Picasso, 12. Málaga. 952 60 19 14. Parador de Málaga Gibralfaro. Monte de Gibralfaro, s n. Málaga. 952 22 19 02. La elección no ha resultado fácil, sin embargo, siguiendo lo que en su día escribió la autora estadounidense Eudora Welty: Usar la cámara es querer saber y yo viendo esta secuencia de imágenes he sentido una gran curiosidad por intentar desentrañar su significado. Me hubiera gustado estar allí, sea donde sea ese allí. La narrativa no es más que la revelación de una enigma, que muchas se queda en un enigma sin resolver. Lo mismo me ocurre con esta secuencia de fotos. Esto es el arte. Estas sombras de hombres, apoyados en los troncos de unos árboles, bebiendo algunos, frente a una construcción, quizá una casa, en una noche cálida de verano. Me ayuda a dejar al albur la imaginación. ¿Qué hacen frente a esa casa? ¿Qué es lo que están esperando? ¿Esperan algo? ¿Quiénes son? ¿Qué están buscando? Creo que efectivamente esperan algo, algo que está al otro lado, posiblemente inasequible. Y el espectador, es decir, yo, en este caso, busca alguna explicación para aquellos movimientos corporales, para conciliar la razón con los gestos de aquellos seres humanos y así llegar a conocer qué hay en el edificio, qué ocultan estas paredes, probablemente construidas con adobe, susceptibles de ser derruidas de una buena patada o más probablemente con la fuerza caprichosa de la naturaleza. Es posible que detrás de esta edificación no haya nada, ni nadie. Pero ellos, aquellos cuerpos oscuros no tienen prisa, es posible que ni siquiera deseen averiguar qué se oculta tras las paredes. Quizá, como en la vida, simplemente se trata de esperar que ocurra un hecho imprevisible que nos asombre. También podrían ser los espectros de aquellos que en alguna ocasión habitaron aquel lugar, ahora inaccesible. Y sólo en este momento, cuando pueden mirarse desde fuera se descubran a sí mismos, quizá sólo ahora puedan reconocer quiénes fueron. En qué consistió el acto de vivir, hoy que sólo pueden mirar en esta noche de verano, calurosa y desprotegida. La revelación no puede ocurrir en el clic de un momento afortunado, sino que llega a su tiempo, más lentamente, y no procede de ningún lugar más que del propio interior Continúa Welty. Miren la secuencia, es posible que no les diga nada, en un primer vistazo. Quizá los buenos libros igual que las buenas fotografías haya que leerlas os dos veces. En la vida ocurren momentos mágicos que nos asombran Alejandro Stockert Colma ha fotografiado esos momentos bajo el título Sombrea negra El autor Paula Izquierdo nació en Madrid y La falta su última novela, fue finalista del premio Fernando Quiñones, tras El hueco de tu cuerpo y La vida sin secreto Además de su tarea como narradora y ensayista colabora habitualmente en el ABC de las Artes y las Letras y Letra Internacional.