Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14 8 2005 Los domingos 49 selo a nadie, que cuando lo iban a pasear entre las palmeras ahí estaba yo diciendo que se anduviesen con cuidado no fuera a caerle al nene algo de punta en la cabecica! El funcionario apremia. José María Maciá se despide con un encantado de haberte conocido. Dios te bendiga y José Mariano Trillo apunta: Espero sacarlo absuelto de aquí a un año. Si no lo hubiera conocido en estas circunstancias diría que es incapaz de matar a una mosca. La defensa va a apelar al artículo 20 del Código Penal por enajenación mental transitoria como eximente completa a causa del alcohol y la cocaína ingeridas. Fue un accidente, un simple accidente. No tenía intención, no había móvil. Es una situación absurda porque no es un delincuente Luego, el abogado añade que la condena no es venganza sino terapia, como dice la Constitución y la ley penitenciaria. Si se le condena a privación de libertad, ¿por qué no puede cumplir una sentencia recluido en la clausura del monasterio de Silos? Él se ha comprometido a permanecer allí de por vida y consagrar su vida a Dios. Sería una injusticia que fuera de otra forma, sobre todo en un país como el nuestro dónde estamos viviendo legislativamente actitudes tan progresistas. Ya le anuncio que recurriremos a Estrasburgo, al Rey y al Papa si eso no es así Después, puesto en lo peor, para su cliente, claro, echa cuentas y ve que lo más probable es que al parricida de Elche le caigan 75 años, a la vista de los 40 con que han penado a la madre asesina de Santomera. Porque el acusado sólo dice arrepentirse cuando ve lo que se le viene encima, cuando están a punto de agredirle otros presos, cuando teme la tensión social que tendrá que soportar el día que comience el juicio. No cuela, llega tarde y mal, y con el tercer letrado que tiene la defensa. Sinceramente, creemos que no está en absoluto arrepentido porque si hubiera sido un rapto de locura hubiera actuado como hizo horas después con un amigo, al que tras abrir la cabeza, acompañó a un hospital; pero por su familia, a la que justo antes había golpeado brutalmente, no hizo nada. Le detuvieron cuando, ya por la mañana, trataba de comprarse unos zapatos en Torrellano con que sustituir los suyos manchados de sangre. Si seguimos el hilo conductor de los hechos observamos cómo en la actuación de este individuo no hay ningún tipo de contricción, sólo sangre fría, yo diría helada, que causa terror Decimos que la justicia que tarda no es justicia, y el arrepentimiento que llega después de que ves lo que se te viene encima, no sirve. Estamos convencidos- -insiste la letrada- -de que no hay el menor sentimiento de arrepentimiento en el acusado CLEMENTE SERNA, ABAD DE SILOS Sin vocación, aquí no aguanta ni una noche -El parricida de Elche quiere ser sacerdote y recluirse en Silos. Dice que su conversión coincide con la muerte de Juan Pablo II y habla de milagro. -Ya, ya, pues no tenemos información sobre esto. Mientras que no tengamos su petición no podemos decidir nada, como es lógico. ¿Es habitual que acojan en su comunidad a criminales? -No, entre otras cosas porque siempre quien manda es el juez y quien va a decidir dónde esta persona debe o puede cumplir la pena. Hombre, se han dado casos en la historia, como el que asesinó a Santa María Goretti que, en prisión, tuvo una conversión tal que los mismos encargados del penal le permitieron terminar la condena en un convento de frailes capuchinos; habían comprobado que estaba arrepentidísimo y, en fin, que no iba a cometer otros delitos. Y murió entre los franciscanos. ¿No le resultan raras este tipo de conversiones de la noche a la mañana, de un cocainómano que tras asesinar a su familia remata la faena en bares de alterne para después huir? -Sí, pero se dan, y a lo largo de la historia vemos grandes conversiones de vidas desastradas que han dado vuelcos monumentales. -Alega el criminal que mató a sus niños para mandarlos al Cielo con su suegro, y que éste disfrutara de ellos. -Eso es más bien una disfunción mental. Nadie se puede arrogar, aunque sea para bien matar a una persona. ¿Qué problemas les acarrearía José María Maciá en Silos? -Para nosotros no es ningún problema porque esa persona, como cualquier otra, es un hermano, y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, como dijo Jesucristo, y si nosotros no hemos cometido semejantes tropelías es porque Dios nos ha tenido de su mano. En el cristianismo se insiste mucho en la compasión, en la comprensión y en el perdón, y en ese sentido creo que esta persona, esté dónde esté, si hay algún religioso, algún sacerdote o incluso algún fiel cristiano auténtico le va a ayudar y no le a hacer la vida imposible. Bastante desgracia tiene haber hecho lo que ha hecho para encima cargarle con más peso. Hay que intentar ayudarle a liberarse de sí mismo porque ha sido víctima de su propia forma de actuar. La primera víctima es él y, luego, los que ha matado. En ese sentido, en los monasterios y, en general, en toda la Iglesia, hay una gran comprensión, que no aprobación, porque lo que está mal está mal. Nuestro principio básico y elemental es condenar el pecado y salvar al pecador, y a partir de ahí se hace lo que se puede por las personas más necesitadas, como puede ser el parricida, que Dios quiera que sea cierto que haya experimentado esa conversión, porque el mayor beneficio lo va a tener él. ¿Y cómo saben que la conversión es verdadera? -Hay una forma de actuar, de hablar, de comportarse en que se percibe la verdad muy pronto, teniendo un mínimo de conocimiento psicológico. Hay que ser un gran falsario para que te puedan engañar, que lo podrán hacer durante cuatro o seis días, pero no durante un mes. Eso lo vemos con los que dicen que quieren entrar en un monasterio porque están convencidos, y a los tres días ya se ve si es verdad o una ensoñación, en el mejor de los casos. No es que vengan a engañar, sino que ellos mismos se autoengañan a veces. No es lo mismo venir al monasterio por vocación que huyendo de la quema, de una sociedad difícil, al encuentro de una paz inmensa donde te dan todo lo que necesitas; pero así aguantas tres días y muchas veces ni una noche, o sea que... La parte de exigencia de esta vida no es nada fácil, y sólo es hermosa y soportable cuando tienes vocación, si no le aseguro que se te caen las paredes encima, a pesar de que tienen dos metros de grosor. Un monje de ciencia ficción En cuanto a que Maciá pudiera cumplir una condena bajo la sombra alargada del mudo ciprés de Silos que escribió el poeta, Fernández subraya: Los condenados cumplen sus penas en el centro penitenciario que se designa, y si resultan inimputables, se les recluye en un centro psiquiátrico. Pero eso de pretender pasar la condena en otro lugar es ciencia ficción Todo ello da idea de la magnitud del milagro que debe operarse en el flamante místico de Herrera de la Mancha, casi mayor que el que llueva y de una vez por todas estos cúmulos que hoy nos han sido tan muníficos se vuelvan nimbos y, al fin, descarguen entre rayos y centellas sobre el páramo manchego. Y de paso, en toda España. A qué mente perversa se le ha ocurrido hacer creer que este elemento es ahora un alma de Dios inquiere la acusación popular Fruto de la perversidad Pero no todos aciertan a valorar con el mismo ímpetu la renovada espiritualidad de Maciá. De absoluta vergüenza y de episodio escandaloso tacha la presidenta de la Asociación de Mujeres Vecinales de Elche, que ejerce la acusación popular en el caso del triple crimen, el ramalazo místico del acusado. A qué mente perversa- -inquiere María- -se le ha ocurrido hacer creer que este elemento es ahora un alma de Dios. ¿Qué monje sería éste que no hace ni tres meses acababa de forma tan brutal con su mujer y sus niños? Espero que no den trámite a tal barbaridad y que con esas patrañas le ayuden a evadirse de la acción de la justicia. Es un asunto repugnante. ¿Un ángel- -exclama- -después de tan terrible crimen? Sí, pero un ángel exterminador Asimismo, Esther Fernández, abogada de la citada asociación, alude a cómo en el Derecho Penal se contempla la atenuante del arrepentimiento. Pero- -espeta- ¿qué arrepentimiento es éste que se produce tres meses después de cometidos los bárbaros hechos? Eso no tiene ninguna validez. De cara a la galería quiere presentarse como un hombre arrepentido, pero es simplemente una estrategia procesal de parte. Maciá, tras la reconstrucción del crimen. El policía que halló los cuerpos no pudo dormir ese día