Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14 8 2005 Nacional CASO ROQUETAS LA INVESTIGACIÓN 21 Zapatero: Hemos actuado con prontitud ABC MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, elogió ayer la actuación de la Guardia Civil y las medidas adoptadas por el Cuerpo tras el caso Roquetas y recalcó que el Ejecutivo mantiene el principio de tolerancia cero ante la posibilidad de la vulneración de cualquier derecho fundamental. Zapatero indicó además que las medidas cautelares tomadas responden a principios esenciales para el Ejecutivo, como el de que ningún hombre está por encima de las leyes y el de la transparencia y responsabilidad inmediata ante el Parlamento. Hemos actuado con prontitud y acertadamente señaló. Por su parte el secretario general del PP, Ángel Acebes, censuró al ministro del Interior que no haya tenido el coraje de defender a la Guardia Civil tras los hechos de Roquetas. Un guardia civil custodia el cuartel de Roquetas, en el punto de mira EFE José Manuel Rivas, el teniente ex responsable del cuartel de Roquetas, sostiene que no soy ningún torturador ni me levanto pensando a quién voy a maltratar IGNACIO GIL en su informe de que posiblemente llamaron antes al centro de salud como reiteran los agentes. Según han declarado, cuando llegó la primera ambulancia, aunque Juan ya había muerto, el desfibrilador no funcionó. La intervención política. El Gobierno esperó a conocer el resultado de la autopsia para ofrecer cualquier versión oficial sobre los graves hechos. Después de que trascendiera el informe forense se produjeron al menos tres cambios de criterio. Primero anunció su comparecencia el número dos de Interior, al día siguiente lo hizo el ministro y 24 horas después decidió adelantar sus explicaciones en el Congreso porque ya había recabado gran parte de la documentación Según fuentes oficiales, fue el propio Zapatero el que dispuso que se aplicaran las medidas disciplinarias y se saliera al paso de las informaciones de manera urgente. En su comparecencia el día 11, Alonso eludió pronunciarse sobre buena parte de los hechos alegando que competía al ámbito judicial y dejó abiertos no pocos interrogantes sobre la rapidez y contundencia con la que se actuó desde su Ministerio, si las irregularidades y el ocultamiento de pruebas se conocían desde el día 26. Los escandalosos datos dados a conocer por el ministro sobre el proceder del teniente, que según explicó constan en la investigación interna, no están aportados al procedimiento judicial, según las partes. El militar que rehuía la retaguardia C. M. Puntos de presión para reducir la resistencia Zonas vitales del detenido Plano frontal Plano dorsal Ángulo mandibular Origen plexo braquial Subclavia FUENTE: Cuadernos de Medicina Forense Posibilidad de lesión grave CG. SIMÓN E. POU alertar a la policía afirman. Añaden que se han dado muchos casos letales de delirium agitado en consumidores de cocaína y resaltan el especial interés del consumo simultáneo de cocaína y alcohol Estos casos, que se ma- nifiestan por un comportamiento violento, extraño y paranoico que precisamente motiva que los individuos sean detenidos son más frecuentes en verano con altas temperaturas, concluyen los expertos. MADRID. No soy ningún torturador ni me levanto pensando a quién voy a maltratar ha dicho el teniente Rivas estos días de pesadilla, de película de terror que, asegura, pasarán y serán un mal recuerdo, y volveré a mi vida, aunque lejos de aquí Esas palabras resumen su carácter, según quienes le conocen. Es vital hasta rozar el límite, optimista por los cuatro costados, muy seguro y tranquilo como una pared cuenta un amigo. La caída del teniente ha sido en picado. Lo sucedido en Roquetas ha puesto en cuestión y en juicio público no sólo su profesionalidad sino también su sujeción a las normas, a la disciplina, esa que ha tirado de miles de hombres durante más de un siglo. Es un jefe y un compañero; si hay que dar la cara y trabajar siempre está dispuesto y el primero que sale a la calle es él, sin importarle las horas y las condiciones relata uno de sus subordinados hasta hace unos días. El rostro de José Manuel Rivas sigue siendo desconocido para la mayoría. A falta de su espejo del alma sólo contamos con su expediente, inmaculado como lo definió hace unos días Carlos Gómez Arruche. Malagueño de 30 años, ingresó en 1996 en la Academia Militar de Zaragoza en la que se formó durante dos años y desde ahí pasó a la de Oficiales de la Guardia Civil de Aranjuez, donde se graduó como teniente en 2001. Su primer destino le llevó a la Comandancia de Ciudad Real, en la que pasó buena parte de su estancia al frente de la Policía Judicial. En diciembre de 2002 asumió el mando del cuartel de Roquetas de Mar. Rivas es hijo de un subteniente y, por tanto, hijo del Cuerpo según la definición al uso. Está casado, tiene un bebé de cuatro meses y participó durante un tiempo en una misión humanitaria en tierras angoleñas. En su hoja de servicio aparecen cuatro felicitaciones individuales. En este teniente de academia se dan varios ingredientes susceptibles de convertirlo en diana. Es corajudo, un echado para adelante muy preparado y moderno arguye un estrecho colaborador. Su máxima preocupación era el consumo de drogas entre los menores y la violencia de género. Si viene una mujer a denunciar, dejadlo todo. Ellas las primeras ordenó. Apartado del ojo público hasta que escampe, su gente confirma su estricta rectitud en lo que atañe a la seguridad- -siguió un curso de buceo para vigilar a los agentes cuando participan en labores de alijo y prohibió que cualquiera aparcara en las puertas del cuartel- Siempre tenía su despacho abierto y el apoyo preparado para un compañero Cuando no estaba de servicio, que era nunca porque es militar las 24 horas se dedicaba a practicar los múltiples deportes a los que es aficionado, entre ellos el spinning Sus detractores le acusan de prepotente y de que se le va la mano Entre víctima y verdugo hay por medio una decisión judicial.