Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 DOMINGO 14 8 2005 ABC Nacional Juan Ignacio Zoido, secretario del PP andaluz, con Javier Arenas, Ángel Acebes y otros militantes ayer en Marbella EFE El presidente del PP, Mariano Rajoy ABC Rajoy ordena a los órganos regionales que aceleren la elección de candidatos autonómicos El PP aprovechará su convención de enero para dar el pistoletazo de salida a los comicios de 2007 más jóvenes del PP se quejan de falta de comunicación interna a la hora de abordar los siempre espinosos debates sociales CRISTINA DE LA HOZ MADRID. El PP quiere acelerar los plazos para preparar las elecciones locales y autonómicas que se celebrarán antes del mes de junio de 2007. Posiblemente es demasiado prematuro calentar la maquinaria electoral para una consulta que se antoja bastante lejana, pero en el PP son conscientes de que estos comicios son el primer test al que se someterá la fortaleza del partido liderado por Mariano Rajoy después de la experiencia traumática del 14 de marzo de 2004 y de la pérdida, por un escaño, del Gobierno de Galicia. Así, con las fuerzas más mermadas y ciertos cuestionamientos internos sobre cómo debe organizarse el trabajo, que no sobre el liderazgo de Rajoy, éste ya ha hecho llegar a los suyos en la última reunión de la ejecutiva que no hay que dormirse en los laureles. En concreto, el pasado 26 de julio vino a decirles que hay que espabilarse con las candidaturas tanto allí donde ya se gobierna o los aspirantes repiten como, sobre todo, en aquellos lugares con nuevos candidatos o en la oposición. b Los sectores Lo que no se puede hacer es poner a un candidato pocos meses antes de las elecciones sin que se le conozca y, sobre todo, donde no tenemos ni el Gobierno del Ayuntamiento o la Comunidad. En ese caso, hay que actuar cuanto antes para darles un empujón señaló a ABC un importante dirigente popular que resumía los deseos de Rajoy. Aunque todavía no está decidido oficialmente, se prevé que el PP aproveche su obligada convención de enero de 2006 para dar el pistoletazo de salida a los comicios de 2007 con algunos candidatos designados. Además, en diciembre se celebrará en Galicia un Congreso para elegir al sustituto de Fraga. Hay que meter presión dice gráficamente un miembro del PP que comparte la intención de Rajoy de incrementar a partir de septiembre la tensión política. La prueba del Estatuto valenciano Será el Estatuto valenciano, promovido por un popular, Francisco Camps, presidente de la Comunidad, la primera reforma estatutaria que pasará por el Congreso de los Diputados. Adelantándose al tripartito catalán- -que Zapatero pretendía convertir en el modelo a seguir por el resto de Comunidades- el PP podrá esgrimir las virtudes de un texto del que defienden su absoluta constitucionalidad después de las dudas que, en este sentido, expresaran el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra y el ex presidente del Tribunal Constitucional Manuel Jiménez de Parga. En todo caso, en el PP no descartan que en el Congreso el texto sea objeto de perfecciones técnicas para darle una visión más global Tras indicar que los textos frutos de la negociación política (la reforma se ha pactado con el PSOE) no son técnicamente perfectos posiblemente haya cosas mejorables aducen. Inicio de una nueva estrategia En cuanto a la presentación de iniciativas y propuestas en positivo- -sobre todo económicas y sociales- -defiende que en el primer año de Gobierno socialista era absurdo presentar cualquier tipo de proyecto porque el Ejecutivo vive en estado de gracia Tras las vacaciones estivales creen llegado el momento de iniciar una nueva estrategia que Rajoy estrenará con una charla en Barcelona sobre los riesgos de la deslocalización, experiencia especialmente sangrante en Cataluña. En materia de política social, se prevé un otoño especialmente cargado de iniciativas por parte del Gobierno. Esta puede ser una buena baza para el PP, pero también un arma de doble filo que vuelva a poner de manifiesto las distintas sensibilidades en amplios sectores del partido. Diferencias generacionales, de origen político (democristianos, liberales... de creencias religiosas, e, incluso, de prioridades, son algunas de las causas manejadas en el primer partido de la oposición a la hora de esbozar la diversidad popular. Los más jovenes se quejan de la falta de comunicación interna a la hora de abordar debates sociales espinosos. El fin de las vacaciones de verano para los populares vendrá marcado por un encuentro de Rajoy con militantes de Pontevedra en la última semana de agosto y un retiro espiritual de los pesos pesados del partido los días 1 y 2 de septiembre en Tordesillas (Valladolid) Se hablará mucho de estos temas y poco, o nada, de cambios organizativos internos. El líder popular ha dicho que confía en su equipo, que cuenta con todos indican a ABC fuentes del partido, pero, también que no descarta contar con más gente En definitiva, abrir el abanico tal y como defendió el presidente del PP catalán, Josep Piqué, que tantos quebraderos de cabeza le dio a Rajoy recientemente.