Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 14 8 2005 ABC AD LIBITUM PROVERBIOS MORALES DESAFÍOS AL PODER OSTIENE Javier Balza, consejero vasco de Interior, que Batasuna y sus satélites buscaron deliberadamente la prohibición de la manifestación convocada, en principio, para hoy domingo. Es muy posible que así sea. La provocación y la amenaza son el fundamento operativo de grupos que, de muy difícil interpretación ideológica, mantienen la quimera independentista en desafío perpetuo al Estado en que se integran y, lo que es más paradójico, en cuyas normas jurídicas- -Constitución y Estatutos incluidos- -encuentran cobijo y plataforma para su existencia. Saben que la normalidad, la sosegada vida democrática y el respeto a la voluntad expresada por las mayoM. MARTÍN rías, es incompatible con FERRAND su naturaleza. En el río revuelto son otra cosa y la turbiedad les permite presentarse ante sus incautos seguidores, que no son pocos, como víctimas de un sistema implacable. El victimismo y la actitud pendenciera son sus dos grandes herramientas de trabajo. Aunque las formas folclóricas sean muy diferentes, algo parecido podría apuntarse sobre la conducta de ERC con respecto a sus socios en el tripartito catalán. Sin ningún respeto a la tregua vacacional e incapaz, por meras razones de aritmética parlamentaria, de sacar adelante sus caprichos estatutarios, Josep Lluís Carod- Rovira lanza señales de abandono que podrían llegar a significar el final de la legislatura, la disolución del Parlament y la convocatoria anticipada de elecciones. Pudiera ser que CiU, en una difícil digestión del alejamiento del poder y sus resortes, se aviniera a sustituir a ERC en respaldo de Pasqual Maragall; pero esa es ya otra historia y mi pretensión era hoy, únicamente, subrayar el sentido amenazador, chulesco y chantajista con el que, en identidad con sus equivalentes vascos, se comportan los independentistas republicanos de ERC. Si admitimos esa constante actitud de desafío al poder constituido, en el Estado y en sus autonomías, por parte de los grupos independentistas más marginales, hay que recordar a continuación la responsabilidad que les compete al vacante José Luis Rodríguez Zapatero, a su colega, conmilitón y socio en Barcelona y a su equivalente en Vitoria. Hay ocasiones en las que el Estado tiene que demostrar su fortaleza y ésta es una de ellas. Ni los batasunos deben campar hoy a su capricho por las calles de San Sebastián, y debe ser enérgica la actuación de la Ertzaintza, ni, ampliando el concepto, ningún grupo partidista, fuera de la Ley o en su frontera, debiera quedar sin castigo y coste en sus machacones intentos de hacer saltar por los aires el orden establecido, la convivencia nacional y los valores de la Constitución. La tolerancia, de tanta apariencia virtuosa, puede llegar a ser culposa cuando con ella se engordan los cuerpos de quienes, después de inventar la Historia que les conviene, pretenden dejar España hecha unos zorros. TOLERANCIA OS insultos a María San Gil en las calles de Guecho o Getxo proceden de nacionalistas, gentuza que se adorna con diferentes siglas, pero que en el fondo y cada vez más en las formas son el mismo zurullo (con perdón) moralmente hablando. A muchos nos resulta imposible pasear por las calles de un pueblo cualquiera del País Vasco sin que nos increpe un grupo de hijos de puta que toma la palabra en nombre del vecindario. Lo acabo de experimentar en una pintoresca localidad vizcaína, Elanchove o Elantxobe, que recomiendo eliminar de itinerarios turísticos. Dos veces en cinco minutos, y las dos para, directa o sesgadamente, conminarme a abandonar el municipio. Ni un ertzaina en diez kilómetros a la redonda. No es sólo que el Estado haya desaparecido de la dulce Euscalerría o como quieran bautizarla. Es que ni siquiera Balza se atreve a meter sus tropas en estos arrabales del terror, forrados de pancartas batasunas. Que Euskadi es una enfermedad, ya lo sabíamos. Una enfermedad que también JON se llama Ibarreche, que se llama Imaz, JUARISTI que se llama Eguíbar, que se llama Anasagasti (Lakagasti, Anasagasti) que se llama Errasti aunque el ordenador insista sabiamente en poner Erraste o Herraste, que se llama Madrazo o Padrote, lo mismo da, que se llama Otegui, que se llama PNV, EA, EB, EC, ED, y así hasta ETA y las burras de Oyarzun. Lo que no teníamos tan claro es que se tratase de una enfermedad contagiosa, pero miren en derredor. Son sus síntomas inequívocos berrear en defensa de la tolerancia mientras se acosa o se quema la sede del adversario, jactarse de la propia humildad mientras se atiza la chulería incendiaria de la chusma, hacerse la víctima mientras se tritura al disconforme. El nacionalismo vasco no cambiará, con lo baratos que le salen estos desahogos. Lo grave no es que se los consientan (a ver quién es el guapo dispuesto a que los abertzales le llamen facha, tras el linchamiento del único gobernante de la democracia española que se atrevió a plantarles cara) sino que la imi- S L tación prospere. Y prospera, como es lógico. Que me cuente Imaz lo de la superación del Estado nacional en Elanchove. Que se lo cuente a María San Gil en Guecho o que se lo cuente a medio Guecho, a los votantes de Marisa Arrúe, la valerosa concejal popular, o del socialista Joseba Markaida, enfrentados al único alcalde de España (mal que le pese) que se ha defendido de la indefensión de la mitad de sus vecinos echando la culpa a su policía municipal. ¿Cómo pretende Imaz superar el Estado cuando ni sus alcaldes funcionan? ¿Cómo van a funcionar éstos cuando están convencidos, por las prédicas de Anasagasti y compañía, de que los vascos no nacionalistas son unos fachas? Pues que los linchen por intolerantes, faltaría más. La alcaldía de Guecho tiene para el PNV un fuerte valor simbólico. Alcalde de Guecho fue José Antonio Aguirre, primer lendakari (que no lehendakari) de un gobierno autónomo vasco y segundo en el santoral nacionalista, detrás de Sabino Arana Goiri. Ser alcalde de Guecho, para los abertzales, no es cualquier cosa. El alcalde de Guecho es el arquetipo de los alcaldes del PNV. Todos los demás alcaldes son contingentes, sólo el de Guecho es necesario. Amurallado tras los concejales de Madrazo, el alcalde Zarraoa aguantará esta vez el embate de los populares y socialistas, porque es necesario sentar un principio para la Euskadi sin Estado nacional de pasado mañana: un alcalde nacionalista es sólo alcalde de los nacionalistas y sus aliados, a ver si los socialistas se van enterando. Para el resto- -es decir, para los intolerantes- sólo el titular de un organismo perceptor de tasas. Lo de la intolerancia viene muy bien a los nacionalistas para refutar la necesidad del Estado. Hay Estado porque hay intolerancia (o sea, porque los intolerantes nos imponen su Estado) Si no hubiera intolerancia, todos nos toleraríamos, viene a decir Imaz. Como en Elanchove, donde no hay Estado. Como en Guecho, donde no consta que haya ni policía municipal. Paraísos donde sólo se persigue a los intolerantes. Modelos posibles para hacer de España- -ya estamos en ello- -una gran Casa de Tolerancia. PALABRAS CRUZADAS ¿Malgasta George W. Bush su capital político? ¿CRISTIANO? UN HIPÓCRITA... EAGAN era al actual Bush lo que Felipe II a Felipe III. Reagan lanzó una operación contra Gadafi cuando los libios volaron el avión de PanAm, sobre Escocia. El castigo duró una tarde. Desde marzo de 2002, Bush está cogido en el avispero de Irak, una guerra en que la basura se disfraza de religión. Al amparo de las vacaciones, Bush ha saltado sobre el Senado para nombrar a John Bolton representante en las Naciones Unidas. La ONU necesita un revulsivo, de acuerdo, pero Bolton había propuesto la supresión de la ONU, para él inútil. El Senado puso mil obstáculos al nombramiento: creía que designar a Bolton, un extremista poco equilibrado, con una historia de humillaciones a sus subordinados, era burlarse del mundo. No DARÍO es seguro, sin embargo, que Bush haya VALCÁRCEL perdido la partida. Ha nombrado a un juez poco controvertido para la Corte Suprema. Las cifras de desempleo le favorecen también. La reforma de la Seguridad Social, en cambio, va mal. En todo caso Bush será juzgado por Irak, según John Zogby, gran analista. Las manipulaciones de Bush sobre las armas nucleares de Sadam o sus inexistentes lazos con Al Qaeda son conocidos. Los Rolling Stones no escriben ya sobre pasiones menores: su último CD, Sweet Neo Con va sobre religión y guerra: Te llamas cristiano, para mí eres un hipócrita canta Mick Jagger. DIGNO SUCESOR DE REAGAN ONALD Reagan fue uno de los presidente más criticados de la historia de EE. UU. Pero pasó a la historia como uno de los mejores y con razón: nos dejó un mundo mucho mejor. George Bush sigue su estela. Frente a los defensores de mantener el statu quo- si otros están sometidos a tiranías, que arreen, que no es mi problema Bush promueve la democracia en el mundo como mejor fomento de los derechos humanos, las libertades y la riqueza para todos. Ahora han intentado montarle un numerito a Bush en el Senado con la no aprobación de John Bolton como embajador en la ONU. Afortunadamente no ha cedido. Tenía un precedente del que aprender. En 1987 un candidato de Reagan al Supremo, Robert Bork, sufrió RAMÓN una campaña de tergiversaciones de PÉREZ- MAURA sus capacidades y opiniones y el Senado acabó vetándolo. El resultado fueron dieciocho años de mediocridad intelectual e incoherencia constitucional. Los demócratas habían alcanzado su objetivo: impedir el progreso de ideas que les eran incómodas. Con Bolton hemos visto lo mismo: el asesinato del perfil de un servidor público tergiversando sus maneras para impedir la progresión de sus ideas de defensa de la libertad y la democracia. Afortunadamente Bush ha circunvalado el Senado desde la legitimidad de la ley. R R ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate