Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad SÁBADO 13 8 2005 ABC Salud CALEIDOSCOPIO JOSÉ MARÍA FERNÁNDEZ- RÚA DERMATOLOGÍA MATEMÁTICAS Y CÁNCER a conjunción de diversas disciplinas científicas, con especial protagonismo de la física y de las matemáticas, ha desembocado siempre en la consolidación de avances biomédicos de distinta índole. La química, lógicamente, también desempeña un papel de primer orden en la síntesis de nuevas moléculas que se van incorporando al arsenal terapéutico de los países desarrollados. Pero, últimamente, las matemáticas han saltado al plano de la actualidad con especial protagonismo e incidencia entre la opinión pública porque su utilización se ha remarcado a la hora de subrayar una supuesta curación de un cáncer. Un solo caso, utilizando un modelo matemático para predecir el crecimiento de tumores sólidos, protagonizado por un docente español, ha servido para reavivar la polémica sobre su supuesta utilidad. Sin entrar, de nuevo, en ello es necesario destacar la aportación de las matemáticas en biomedicina. Nacieron, según gustaba recordar el desaparecido profesor Ángel Martín- Municio, presidente de la Real Academia de Ciencias hasta su fallecimiento, cuando las conexiones sinápticas del cerebro en evolución permitieron al hombre contar en coincidencia con el origen de su propia naturaleza y, luego, en su interacción con el pensamiento y la colaboración del lenguaje, comenzar el razonamiento abstracto. La última noticia con las matemáticas de fondo la ha publicado Nature al detallar el trabajo realizado por un equipo multidisciplinar de investigadores de Estados Unidos, Japón y Australia. La profesora Michor, de la Universidad de Harvard y coordinadora de este equipo, ha desarrollado un modelo matemático que está basado en la biología de la formación de las células sanguíneas, para describir cómo determinadas células cancerígenas de leucemia mieloide crónica responden a una terapia determinada. La molécula elegida por estos científicos fue imatinib que actúa con eficacia sobre proteínas específicas dentro de ciertas células cancerígenas. Aunque esta droga no elimina la enfermedad, sus efectos beneficiosos envuelven aún muchos interrogantes que los investigadores quieren conocer. Con este fin, la profesora Michor analizó un total de 169 pacientes con leucemia mieloide crónica, utilizando la herramienta genética PCR. Sube la incidencia del cáncer de piel en hombres y mujeres de menos de 40 años Limitar la exposición solar desde la infancia, clave para reducir los casos b Un estudio estadounidense ad- L Cómo debe auto- examinar su piel El auto- examen regular de los lunares de la piel es indispensable para el diagnóstico precoz de melanomas vierte de la necesidad de reforzar las campañas de prevención para evitar un crecimiento exponencial del cáncer de piel N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El cáncer de piel no sólo aumenta en los países occidentales sino que además se detecta a edades cada vez más tempranas. Un estudio de la Clínica Mayo de Rochester (EE. UU. publicado en la revista de la Asociación Médica Americana, ha confirmado lo que los dermatólogos llevan años viendo en sus consultas, que la media de edad para desarrollar un tumor cutáneo ha pasado de los 50 a los 40 años. Los adultos jóvenes son ahora los que más padecen los tumores denominados del tipo no melanoma o carcinoma espinocelular o basocelular. Estos tipos de cáncer, aunque generalmente no son fatales, son responsables de una morbilidad significativa y, si no se tratan, pueden ocasionar desfiguraciones graves. Leslie j. Christenson y su equipo de la Clínica Mayo realizaron este trabajo para estimar la edad media y el sexo de las personas que padecen cánceres no melanoma La investigación empezó en 1976 y terminó en 2003 con 485 voluntarios. Ambos tumores aumentaron en los dos sexos, no obstante, el incremento del carcinoma basocelular fue especialmente llamativo en mujeres de más de 35 años. Los expertos de la Clínica Mayo insisten en la importancia de reforzar las campañas de prevención porque si 1 Mirar los brazos por arriba y por debajo, así como las palmas de las manos 3 Comprobar la parte inferior de la espalda, nalgas y genitales 2 Observar el cuerpo con los brazos levantados, de frente y de lado ante el espejo La parte de atrás de las piernas, los espacios entre los dedos y la planta de los pies 4 5 Detrás del cuello y el cuero cabelludo, con la ayuda de un espejo de mano Infografía ABC no asistiremos a un crecimiento exponencial del cáncer de piel Pedro Jaén, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid coincide con la llamada de atención del estudio estadounidense: Cada vez detectamos estos tumores a edades más tempranas, pero también lo hacemos precozmente porque se acu- de al dermatólogo ante la menor sospecha Jaén opina que las campañas de prevención están funcionando. Los casos que vemos corresponden a personas que han tomado el sol sin precaución. Dentro de veinte años notaremos en las consultas el trabajo de prevención que estamos haciendo, como ya ocurre en Australia INVESTIGACIÓN Un fármaco contra la epilepsia acaba con las reservas ocultas de VIH en tres pacientes N. R. C. MADRID. El ácido valproico, un fármaco económico utilizado en el tratamiento de la epilepsia, podría jugar un papel importante en la lucha contra el sida. Un ensayo preliminar de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte ha demostrado que este medicamento podría ayudar a eliminar las reservas del virus del sida del organismo, lo que se conoce como infección latente. Ni los fármacos antirretrovirales que se utilizan en el tratamiento de estos pacientes ni su sistema inmunológico logra destruir estas reservas que el VIH es capaz de formar en algu- nas células. Esta es la razón por la que resulta imposible erradicar por completo la infección y de que los enfermos de sida se vean obligados a medicarse durante toda su vida para mantener a raya la infección. Pero de momento, se debe hablar de un paso esperanzador porque los científicos norteamericanos sólo han probado la eficacia del antiepiléptico en tres de los cuatro pacientes tratados, según cuenta el estudio preliminar que se publica en el último número de la revista The Lancet Los participantes en este pequeño ensayo estaban desde hace años toman- do antirretrovirales. Durante el estudio se les proporcionó además uno de los últimos medicamentos antisida para reforzar la acción de los antirretrovirales y dosis convencionales de ácido valproico- -dos pastillas diarias- -durante tres meses. El resultado fue positivo en tres de los pacientes, donde se logró reducir su infección latente en un 75 por ciento. El sueño de curar el sida Si estos resultados se confirmaran se podría pensar en curar la enfermedad en un futuro o de que al menos es posible, como cuenta David Margolis, uno de los autores del trabajo. En The Lancet se publica también un comentario de Jean- Pierre Routy, hematólogo del centro universitario McGill de Montreal (Canadá) Su reflexión es que, a la vista de estos resultados, se debe emprender un estudio urgente más amplio y randomizado