Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Madrid SÁBADO 13 8 2005 ABC Air Madrid acaba con los retrasos en sus vuelos a Suramérica ABC MADRID. Los vuelos de la compañía Air Madrid operan desde ayer con total normalidad en el aeropuerto de Barajas, después de que se registraran retrasos en los últimos días en las rutas de Suramérica. Las demoras llevaron a los viajeros afectados a presentar reclamaciones y protagonizar distintas protestas. Los vuelos de la compañía comenzaron a estabilizarse a lo largo de la tarde del jueves, según fuentes de Air Madrid, después de que la compañía fletara un avión especial con destino a Buenos Aires, en el que se embarcaron los clientes que se habían quedado en tierra por los retrasos. Ayer, las dos rutas programadas durante la mañana en Barajas salieron a su hora prevista: un primer vuelo, a Santiago de Chile, y otro, a Bogotá. Hospitales, estaciones de Metro y de tren, complejos de exposiciones, institutos, carreteras, barrios enteros e, incluso, macroobras... Nada ni nadie se escapa al control de un enjambre de miles de cámaras de videovigilancia que ni siquiera Orwell hubiese imaginado Cuando la ciudad se convierte en un gigantesco Gran Hermano TEXTO: C. HIDALGO FOTO: VÍCTOR INCHAUSTI Pozuelo Tres jóvenes, rescatadas al incendiarse su casa ABC. Tres jóvenes de 20 años fueron rescatadas ayer de un balcón cuando intentaban huir de un incendio en el interior de su casa, en Pozuelo de Alarcón. El fuego, declarado en una cuarta planta, fue apagado en pocos minutos por los Bomberos de la Comunidad. Una cuarta chica logró escapar por sí misma. No hubo heridos. Transportes El norte, unido por dos autobuses verdes ABC. Dos autobuses alimentados con biodiésel una mezcla de gasóil con aceite de soja, que contamina casi la mitad, unen desde ayer la capital con los municipios de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes. Los vehículos verdes pertenecen a una nueva flota de 19 autobuses de la Comunidad que recorrerán estos municipios, Algete, Cobeña y Valdeolmos. Movilidad La línea 42 modifica su recorrido los domingos ABC. La línea 42 de la EMT, que une la plaza de Castilla y la Peña Grande, modificará los domingos su recorrido con motivo el traslado del mercadillo a la avenida de Asturias. Hasta las 17.30 horas el autobús recorrerá en sentido a Peña Grande el paseo de la Castellana, Sinesio Delgado y Ribadavia, donde vuelve a su ruta habitual, siguiendo este mismo trayecto en sentido contrario. MADRID. Usted. Sí, usted, que va caminando tranquilamente por la calle; no crea que pasa desapercibido a los ojos de todos. Hay alguien que, muy probablemente, esté controlando sus pasos. Cuando va al museo, coge el Metro, aparca su coche o pasa la noche en Urgencias con algún familiar. Cientos, miles de cámaras de videovigilancia controlan los rincones más codiciados y susceptibles de ser frecuentados por los amigos de la delincuencia. Los últimos pasos de este enorme Gran Hermano los está dando ahora: el Ayuntamiento de la capital está estudiando colocar, como prueba piloto, cámaras especiales en La Castellana para cazar a aquellos conductores que se salten los semáforos en rojo. La muerte, a finales del mes pasado, de un joven que cruzaba un paso de cebra regulado por semáforos al ser embestido por un vehículo en plena plaza de Lima es un ejemplo de los casos que ya no pasarán desapercibidos a los ojos (virtuales) de las autoridades. Las carreteras y calzadas son uno de los lugares más controlados por estas cámaras. Es el caso de las Radiales, donde las instaladas- -entre 150 y 200- -complementan los elementos de seguridad en este tipo de autopistasatajo que, además, son de pago. Ya en la capital, los túneles subterráneos que intentan aliviar la circulación, como los de Concha Espina, Sinesio Delgado, Pío XII y Corazón de María, cuentan también con un sistema similar de videovigilancia. Un método diferente es el que se utiliza en el barrio de Las Letras desde que fue peatonalizado: aquellos vehículos que, por ejemplo, quieran transitar por la calle de las Huertas sin la pertinenete autorización municipal serán captados mediante la identificación de sus matrículas. La idea del Ayuntamiento es extender este sistema a otras zonas peatonales. Lo mismo está sucediendo en enclaves turísticos, como la Plaza Mayor, donde la Concejalía de Seguridad quiere responder así a las quejas de vecinos y comerciantes por la presencia, entre otros, de vendedores de objetos falsificados, además de tirones y hurtos. Según Pedro Calvo, responsable del Área, la veintena de cámaras serán suficientes para aportar seguridad a la zona mientras se preserva la intimidad de los residentes gracias a su tecnología punta. Pero el ojo avizor madrileño también mira observa desde el subsuelo. Una tupida red de cámaras y sensores vigilan los más de 100 kilómetros de galerías de servicio que recorren la ciudad, así como los pasos subterrá- Cientos de cámaras son controladas desde un centro municipal neos. Para su control existe un centro de control municipal que trabaja las 24 horas de los 365 días del año. Más alarmantes resultan otros casos, como el del Instituto de Educación Secundaria San Cristóbal de los Ángeles, en Villaverde, donde hubo que colocar un sistema de videovigilancia en sus accesos a raíz de los altercados promovidos por las pandillas juveniles. O muchos monumentos, junto a los que se tuvo que instalar este tipo de seguridad para paliar los devastadores frutos del vandalismo callejero. Los hospitales también conforman el gran plató madrileño. Un ejemplo es el Doce de Octubre, donde a finales del año 2003 se instalaron 77 nuevas cámaras de televisión de circuito cerrado, quizá para que no se vuelvan a repetir episodios tan lamentables como los asesinatos perpetrados por la doctora De Mingo en la Fundación Jiménez Díaz. Las grandes superficies comerciales, los estacionamientos públicos y privados, las galerías de arte, y todo tipo de comercios susceptibles de caer en un atraco, mazazo o alunizaje están escoltados por los mismos sistemas. Incluso los pabellones de Ifema, con sus más de 120 objetivos discretos o las obras de desmontaje del Windsor, que fueron grabadas con cinco microcámaras. Pero el caso más conocido es, sin duda, el de la cámaras que pespuntean todas y cada una de las estaciones de Metro y Renfe, que, desgraciadamente, lograron gran protagonismo en la jornada del 11- M.