Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13 8 2005 Madrid 29 Atascos, talas y ahora también agua Se abren nuevos frentes en el incendio de las obras de la M- 30 b El Ayuntamiento ha salido al paso de las últimas denuncias, que niega, sobre un posible uso de agua potable para ejecutar los trabajos en la autovía S. M. MADRID. Los responsables municipales de las obras de la M- 30 llevan todo el mes ejerciendo de bomberos Las protestas arrecian: las de automovilistas atrapados en impensables atascos agosteños, las de ciudadanos indignados ante la tala de árboles con lustros encima y que interfieren ahora con los nuevos proyectos viarios... la última fue la denuncia, ayer, de un posible uso de agua potable para la ejecución de las obras. Una posibilidad negada rotundamente por el Gobierno local. Algunos de sus responsables se pasaron buena parte de la tarde de ayer en busca del agua perdida, mostrando a cuantos medios de comunicación quisieron de dónde salía realmente el líquido empleado para preparar los morteros. La denuncia fue desmentida a grifo abierto: tan abundantes fueron las explicaciones aportadas. El coordinador general de infraestructuras del Ayuntamiento, Manuel Melis- padre de la obra de la M- 30- -recordaba que en todas las obras se utilizan sistemas para utilizar y aprovechar las aguas que se generan en la propia obra Bombeo Algo especialmente a mano en unos trabajos que, como los de la M- 30, se realizan en buena parte en las riberas de un río: bajar hasta la capa freática y recoger desde allí mediante máquinas de bombeo las aguas que se acumulan es el procedimiento que se sigue en el tercer cinturón, indica. Pero además, hay un segundo sistema: recoger las filtraciones del Metro. A la altura del río están los puntos más bajos de los cruces de líneas; este es un agua que de forma habitual se vierte a los colectores, pero en el caso de una obra como esta, se utiliza. VÍCTOR INCHAUSTI Las capas freáticas y las filtraciones del Metro surten de líquido para las mezclas de las obras La red de riego- -que utiliza agua reciclada y recorre la mayor parte de la ciudad- -es otra de las vías que se están empleando para conseguir el agua necesaria para las mezclas en la construcción. Especialmente, indicó Melis, en los trabajos en la zona norte. Francisco Panadero, coordinador general de Urbanismo, visitó en persona los pozos freáticos de la zona de Arganzuela, para comprobar in situ que las tomas de agua se hacen de esa fuente y no de otras, lo que sería impensable en un periodo de sequía y sería, además, ilegal, puesto que se saltaría el decreto del alcalde sobre ahorro de agua, aprobado a mediados de julio. El procedimiento de obtención de agua es el mismo en todos los túneles- -indica Panadero- se baja hasta el nivel freático y se recoge de allí. Con el Manzanares al lado, en nuestro caso es todavía más sencillo Luego están los pozos del metro en los que también se recoge agua pero en ningún caso potable confirma. El volumen de líquido utilizado en estas explotaciones es muy alto, dada la magnitud de los trabajos: supera los cientos de miles de litros diarios ampliamente.