Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13 8 2005 Nacional 15 Rajoy se reuniría con Zapatero después del verano porque si me llama, voy El presidente quiere recibirle en septiembre para acabar con el distanciamiento b El líder del PP asegura que si Zapatero quiere hablar con él para tratar de política antiterrorista le diré que volvamos a lo pactado, a lo que había sido útil ABC MADRID. El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, aseguró ayer, en una entrevista concedida a Telecinco, que acudirá a una eventual reunión con Rodríguez Zapatero en septiembre después de que fuentes de La Moncloa confirmaran que el Ejecutivo quiere mantener un encuentro con el líder de la oposición, como avanzó ABC, para acabar con el distanciamiento entre los dos grupos. Yo siempre que me llama el presidente del Gobierno, voy. Pero yo al presidente le voy a decir lo que pienso sobre los grandes temas aclaró. Esta sería la primera reunión de ambos en siete meses. A favor de seguir con la actual financiación sanitaria MADRID. Mariano Rajoy acusó al Gobierno de no tener un programa concreto para la Conferencia de Presidentes que ha convocado para principios de septiembre: Va a haber una reunión, pero el Gobierno no ha presentado ningún papel ni ningún documento. Como en tantos temas no sabe lo que quiere hacer o no lo dice Según el presidente del PP, lo mínimo que hay que exigirle a un Gobierno es que tenga unos objetivos políticos, que sepa qué es lo que quiere hacer También achacó a Zapatero tener otro frente de conflicto abierto a raíz de la reforma de la financiación de la sanidad. Todas las autonomías pactaron unánimemente en 2001 la financiación, y Maragall y CarodRovira dijeron que ese modelo, que había aprobado también la Generalitat, no le gustaba y por culpa de eso tenemos que revisar la financiación de la sanidad de toda España, cuando en el modelo actual ya hay unos compromisos que debía haber cumplido el Gobierno y que no ha cumplido Por ello, se mostró partidario de continuar con ese modelo y cumplir los objetivos del mismo. sumar- -continuó- -se va a la división que es lo que plantea el Plan Ibarretxe, con lo que no sé qué tipo de coalición puede hacer el PSOE con el PNV Rajoy quiso dejar claro que teníamos política entendible que había debilitado a ETA y no había por qué cambiarla. Si el presidente quiere hablar de política antiterrorista le diré que volvamos a lo que habíamos pactado Cuestiones que no importan Para Rajoy, esas cuestiones fundamentales son lo disparatado del proceso de reformas constitucionales y estatutarias que a nadie le importan y la política antiterrorista, con la que Zapatero se ha equivocado gravemente y que ha dejado otra vez a ETA en el Parlamento Lo más importante para España en estos momentos es tener una economía que permita crecer, crear empleo y aumentar el bienestar de los españoles. Y en ese campo no se ha hecho nada Según el líder popular, la situación que se está viviendo en Cataluña es disparatada pues los partidos llevan dos años hablando de un Estatuto que no le importa prácticamente a ningún ciu- El presidente del PP, Mariano Rajoy dadano y que no tiene consenso Por ello, a su juicio, habría que paralizar la reforma estatutaria. En este sentido, se mostró preocupado de que en Galicia, con el nuevo Gobierno bipartito, se reproduzca la situación catalana: He oído a Touriño y a Quintana y sólo hablan de la reforma del Estatuto, que se podrá reformar o no, pero no debe ser la prioridad de la gente y no lo es JULIÁN DE DOMINGO Por otra parte, también se mostró receloso con el acercamiento entre el PSOE y el PNV. Si el PSOE tiene problemas con sus socios, no debería darles algo tan importante como la política antiterrorista afirmó en relación con la presunta crisis que atraviesan las relaciones entre ERC y los socialistas que ha impulsado a éstos a recurrir a los nacionalistas. En lugar de unir y CiU muestra su buena disposición a sustituir a ERC como socio del PSOE IVA ANGUERA BARCELONA. Convergencia i Unió está más que dispuesta a abrir el diálogo con el PSOE y sustituir a ERC como apoyo del Gobierno. Así lo aseguran, en público y en privado, dirigentes tanto de CDC como de Unió, que ven en el desencanto de los socialistas con sus socios republicanos la oportunidad de volver a ocupar el centro del debate político nacional y de convertirse en los únicos defensores de los intereses catalanes en Madrid como han sido durante los últimos 23 años. El plante de Josep Lluís Carod- Rovira a Pasqual Maragall en la reforma del Estatuto y la propuesta de reforma de la Constitución con derecho de secesión incluído han sido las gotas que han colmado el vaso del PSOE, aunque los socialistas Josep Antoni Duran i Lleida EFE catalanes siguen siendo reacios a que el cambio de pareja pase por CiU. Pero las reticencias del PSC no hacen mella en CiU. Tanto es así que diversos líderes de la formación han empezado ya a poner sobre la mesa las condiciones de la federación nacionalista para llegar a un acuerdo, aunque en privado reconocen que ni siquiera saben todavía los ejes principales de los Presupuestos para 2006, que debería empezar a negociar el portavoz en el Congreso y número dos de CiU, Josep Duran i Lleida. Ni la hipotética continuidad del pacto tripartito en Cataluña- -que permite a los socialistas gobernar la Generalitat con el apoyo de ERC e ICV- -sería un obstáculo para una parte de la federación, que ve ante todo la oportuni- dad de recuperar el protagonismo perdido. El único temor de los nacionalistas es el de verse convertidos en mera arma arrojadiza del PSOE para presionar a ERC tanto en el Congreso como en el Parlamento catalán, donde los republicanos están forzando al alza la reforma del Estatuto. Consciente de las dificultades de cambiar de caballo a media carrera CiU toma con precaución las tibias aproximaciones del Gobierno, como las declaraciones en las que la vicepresidenta Maria Teresa Fernández de la Vega, incluía por primera vez a CiU entre los posibles apoyos alternativos del PSOE. Aún así, el número tres de la federación, Felip Puig, explicó ayer que están abiertos al diálogo sobre los Presupuestos y otras leyes, pero siempre teniendo presente que ahora el primer objetivo es aprobar el Estatut Sin embargo, aseguró que CiU no ha recibido ninguna propuesta concreta del Gobierno para negociar el contenido de los Presupuestos de 2006.