Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional SUMARIO DEL 11- M SÁBADO 13 8 2005 ABC Interior no entregó al juez Del Olmo documentos sobre el suicida Lamari elaborados por el CNI El Ministerio se amparó en las limitaciones que impone la ley de Secretos Oficiales 11- M solicitó al Ministerio del Interior todas las notas o comunicaciones de los años 2003 y 2004 de las que dispusiera sobre el terrorista argelino D. MARTÍNEZ N. COLLI MADRID. El Ministerio del Interior rechazó a finales de 2004 la petición del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo para que le entregara todas las notas y comunicaciones transmitidas por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a la Policía o a la Guardia Civil sobre el séptimo suicida de Leganés, el argelino Allekema Lamari. En un oficio fechado el 7 de diciembre, el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, comunicó al juez la imposibilidad de hacerle llegar los documentos al impedírselo las obligaciones que en este supuesto me impone la ley de Secretos Oficiales. Tres meses después de que la Comisión parlamentaria que investigó los atentados tuviera ocasión, en una sesión secreta, de revisar dos de esos papeles- -los fechados el 6 de noviembre de 2003 y el 16 de marzo de 2004- el juez Del Olmo cursó su petición para que le fueran entregados éstos de mab El instructor del Los documentos sobre Lamari Nota informativa del 6.11.2003. El CNI recoge en este documento la detención en abril de 1997 del argelino Allekema Lamari por su pertenencia al Grupo islámico Armado (GIA) Señala también que los días 17 y 20 de octubre de 2003 envió cinco giros postales por valor de 150 euros a una serie de individuos árabes que estaban presos en cárceles españolas. Con posterioridad se supo que uno de los beneficiarios era Abdelkrim Bensmail, detenido en la operación Nova La nota informa de la intención de algunos elementos argelinos de atentar en España. Nota informativa del 16.3.2004. El CNI considera a Lamari como posible planificador y o ejecutor del 11- M y lo justifica en que tiene el suficiente liderazgo y grado de fanatismo. El mismo documento advertía del riesgo, a corto plazo, de la comisión de nuevos atentados indiscriminados en lugares de grandes concentraciones de personas. Por ello, el CNI consideraba urgente y prioritaria la detención de Lamari. nera especial así como todos los de los años 2003 y 2004 elaborados por el CNI que estuvieran en poder de Interior. Lo que el magistrado quería era conocer datos sobre el terrorista Allekema Lamari, al que se atribuye un papel determinante en la gestación del 11- M. Los dos documentos de los servicios secretos que conoció la Comisión parlamentaria señalaban a Lamari como posible planificador o ejecutor de los atentados y revelaban la intención de un grupo argelino de cometer algún atentado en España En su contestación al juez de la Audiencia Nacional- -recogida en el sumario del 11- M- el secretario de Estado explica que los documentos relativos al periodo que va del 6 de noviembre de 2003 al 6 de marzo de 2004 no se encontraban en este Ministerio ni en esta Secretaría de Estado ni en ninguna de las direcciones generales, Policía y Guardia Civil, a nuestra llegada a este Ministerio en el mes de abril pasado También explicaba que los demás documentos- -es decir, los recibidos durante el año 2004- -no podían ser entregados al juez dada su condición de clasificados como secretos y como consecuencia de lo establecido en la ley. Las investigaciones posteriores a es- El juez Juan del Olmo ABC Un pelo del argelino fue encontrado en la furgoneta en la que se transportaron las bombas de los trenes cía Científica comprobaron que el ADN extraído de ese cabello coincidía con el de los restos humanos del séptimo suicida recuperados en el piso de Leganés. Otro indicio de la presencia de Allekema Lamari en Madrid pocos meses antes de los atentados del 11- M lo aporta un testigo que declaró haber coincidido con el terrorista, en diciembre de 2003, en las obras de construcción de un hotel. te cruce de escritos han confirmado la intervención de Allekema Lamari en la preparación de la matanza de Madrid. De hecho, en la furgoneta Renault Kangoo encontrada en Alcalá de Henares el mismo 11 de marzo de 2004, y en la que los terroristas transportaron los artefactos explosivos, los investigadores hallaron un pelo del argelino en una manta que había en el maletero de ese vehículo. Los análisis elaborados por la Poli-